In­ter­nau­tas exi­gen “de­jar en paz” a Fri­da

• Pi­den a Se­mar fre­nar ex­po­si­ción de pe­rra res­ca­tis­ta a me­dios • “No le afec­ta el con­tac­to con mu­cha gen­te”, di­cen ex­per­tos

El Universal - - NACIÓN - PE­DRO VI­LLA Y CA­ÑA —pe­dro­vi­llay­ca­na@elu­ni­ver­sal.com.mx

Usua­rios de in­ter­net lan­za­ron una cam­pa­ña de re­co­lec­ción de fir­mas vir­tua­les pa­ra exi­gir a la Se­cre­ta­ría de Ma­ri­na (Se­mar) que Fri­da, la pe­rra la­bra­dor res­ca­tis­ta de su Uni­dad Ca­ni­na que se ha vuel­to una celebridad en re­des so­cia­les, de­je de ser ex­pues­ta en en­tre­vis­tas y se­sio­nes de fo­tos, de­bi­do a que, afir­man, eso es un fac­tor de ago­ta­mien­to pa­ra el ani­mal.

Ba­jo el tí­tu­lo “Se­cre­ta­ría de Ma­ri­na: ¡De­jen de ex­po­ner a Fri­da res­ca­tis­ta co­mo un show! Dé­jen­la en paz!”, en la pla­ta­for­ma chan­ge.org se exi­ge que la de­pen­den­cia na­val evi­te ex­po­ner al ca­nino en me­dios de co­mu­ni­ca­ción y se­sio­nes con gen­te. Has­ta el mo­men­to más de mil 500 per­so­nas han fir­ma­do es­ta pe­ti­ción en el por­tal.

“Lue­go del te­rre­mo­to pa­sa­do del 19-S to­dos co­no­ci­mos a la pe­rri­ta Fri­da, res­ca­tis­ta. Su va­lor se hi­zo vi­ral, pe­ro aho­ra la ve­mos sien­do mo­les­ta­da y ex­pues­ta ex­ce­si­va­men­te en los me­dios de co­mu­ni­ca­ción y uti­li­za­da pa­ra fo­to­gra­fías y se­sio­nes con gen­te, ago­ta­do­ras. Decimos: ¡Bas­ta! ¡De­jen en paz a Fri­da!”, in­di­ca la jus­ti­fi­ca­ción de la ini­cia­ti­va.

Pre­pa­ran con­vi­ven­cia. Ma­ña­na, y ba­jo el tí­tu­lo “Un día con la Ma­ri­na”, es­ta de­pen­den­cia in­vi­ta a la po­bla­ción en ge­ne­ral a vi­si­tar su se­de —ubi­ca­da en el sur de la Ciu­dad de Mé­xi­co— y dis­fru­tar una con­vi­ven­cia fa­mi­liar don­de po­drán to­mar­se una fo­to con Fri­da y los otros pe­rros que tam­bién for­man par­te de su Uni­dad Ca­ni­na.

Ade­más, los vi­si­tan­tes ten­drán la po­si­bi­li­dad de fo­to­gra­fiar­se jun­to a las ae­ro­na­ves y vehícu­los de la de­pen­den­cia, así co­mo par­ti­ci­par en ta­lle­res de nu­dos y dis­fru­tar de la mú­si­ca de di­ver­sos gru­pos.

La Se­mar in­for­mó que la en­tra­da se­rá li­bre, pe­ro con la úni­ca res­tric­ción de que no se per­mi­ti­rá la en­tra­da a mas­co­tas.

La opi­nión de es­pe­cia­lis­tas. Ro­dri­go Martínez Val­dés, etó­lo­go e ins­truc­tor en búsqueda y res­ca­te con pe­rros, con­si­de­ró que el he­cho de que es­tos ani­ma­les ten­gan con­tac­to con va­rias per­so­nas que desean con­vi­vir con ellos no es un fac­tor que les pue­da afec­tar en su sa­lud men­tal o en su com­por­ta­mien­to, de­bi­do a que es­tos ca­ni­nos es­tán en­tre­na­dos es­pe­cial­men­te pa­ra es­tar en si­tua­cio­nes al­ta­men­te es­tre­san­tes.

“En reali­dad los pe­rros de búsqueda y res­ca­te de­ben de es­tar ab­so­lu­ta­men­te acos­tum­bra­dos a que los to­que cual­quier ti­po de per­so­na: uni­for­ma­dos, ni­ños o adul­tos ma­yo­res. No de­be­ría cau­sar ma­yor pro­ble­ma el que Fri­da y de­más pe­rros ten­gan con­tac­to con va­rias per­so­nas que deseen to­mar­se una fo­to con ellos”, co­men­tó el ex­per­to.

En en­tre­vis­ta con EL UNI­VER­SAL, el es­pe­cia­lis­ta ca­nino ase­gu­ró que “en el ca­so de pe­rros guías sí po­dría afec­tar es­tar en con­tac­to con va­rias per­so­nas, por­que el adies­tra­mien­to es di­fe­ren­te, pe­ro en el ca­so de pe­rros de búsqueda es­tán acos­tum­bra­dos a tra­ba­jar ba­jo mu­cho es­trés y con va­rias per­so­nas, por­que es­tos pe­rros no na­da más es­tán en­tre­na­dos pa­ra tra­ba­jar só­lo con una per­so­na, sino con mu­chos tra­ba­ja­do­res en las la­bo­res de res­ca­te”, co­men­tó.

Una he­roí­na. Fri­da, de ocho años de edad, ha par­ti­ci­pa­do en la­bo­res de res­ca­te du­ran­te tra­ge­dias de­ja­das por fe­nó­me­nos na­tu­ra­les co­mo en los tem­blo­res de Hai­ti, en 2010; en Ecua­dor el año pa­sa­do; en el des­la­ve de un ce­rro en Gua­te­ma­la, en 2015, así co­mo en los pa­sa­dos sis­mos del 7 y 19 de sep­tiem­bre en Mé­xi­co.

En to­tal, el ca­nino ha po­di­do lo­ca­li­zar a 53 per­so­nas en de­sas­tres na­tu­ra­les, 12 de ellas con vi­da.

Fri­da for­ma par­te de un gru­po de 270 pe­rros adies­tra­dos que hay en to­da la Re­pú­bli­ca Me­xi­ca­na que per­te­ne­cen a la Se­cre­ta­ría de Ma­ri­na.

En las ac­cio­nes de búsqueda y res­ca­te en los edi­fi­cios co­lap­sa­dos por el tem­blor del 19 de sep­tiem­bre pa­sa­do, la ima­gen de es­ta la­bra­dor se vol­vió muy po­pu­lar en re­des so­cia­les, así co­mo la co­mer­cia­li­za­ción de su ima­gen, la cual apa­re­ció en mo­chi­las, cal­co­ma­nías, pla­ye­ras, pe­lu­ches, lla­ve­ros y has­ta en cer­ve­zas.

La po­pu­la­ri­dad de la pe­rri­ta res­ca­tis­ta lle­gó has­ta Japón, don­de la han apo­da­do ca­ri­ño­sa­men­te Ma­ri­na-Chan, por la eti­que­ta de la Se­cre­ta­ría de Ma­ri­na en el cha­le­co que sue­le lle­var pues­to, y agre­gán­do­le el

Chan, un di­mi­nu­ti­vo ja­po­nés que in­di­ca afec­to.

“Lue­go del te­rre­mo­to pa­sa­do del 19-S (...) su va­lor [de Fri­da] se hi­zo vi­ral, pe­ro aho­ra la ve­mos sien­do mo­les­ta­da y ex­pues­ta ex­ce­si­va­men­te en los me­dios” CHAN­GE.ORG

La Ma­ri­na in­vi­ta a la po­bla­ción a acu­dir a su se­de de la CDMX pa­ra com­par­tir un día con los pe­rri­tos res­ca­tis­tas adies­tra­dos en sus ins­ta­la­cio­nes.

A par­tir de su par­ti­ci­pa­ción en la­bo­res de res­ca­te en edi­fi­cios co­lap­sa­dos por los sis­mos del 7 y 19 de sep­tiem­bre en Mé­xi­co, Fri­da, una pe­rri­ta en­tre­na­da por la Se­mar, ga­nó fa­ma in­ter­na­cio­nal y su ima­gen fue usa­da co­mo pu­bli­ci­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.