Si se­gui­mos en­gor­dan­do va­mos a ro­dar: FAO

• En AL y el Ca­ri­be, uno de ca­da dos ha­bi­tan­tes pre­sen­ta obe­si­dad, ad­vier­te sub­di­rec­tor re­gio­nal del or­ga­nis­mo

El Universal - - NACIÓN -

En Amé­ri­ca Latina y el Ca­ri­be, uno de ca­da dos ha­bi­tan­tes pre­sen­ta so­bre­pe­so u obe­si­dad, y las en­fer­me­da­des aso­cia­das a ellas cau­san más muer­tes que el nar­co­trá­fi­co, di­jo Ju­lio Ber­de­gué, sub­di­rec­tor ge­ne­ral y re­pre­sen­tan­te re­gio­nal pa­ra Amé­ri­ca Latina y el Ca­ri­be de la Or­ga­ni­za­ción de las Na­cio­nes Uni­das pa­ra la Ali­men­ta­ción y la Agri­cul­tu­ra (FAO).

En el mar­co de la ce­le­bra­ción de los 40 años de la aper­tu­ra de la ofi­ci­na de la FAO en Mé­xi­co, des­ta­có que la re­gión avan­zan en sen­ti­do in­ver­so al lo­gro del Ob­je­ti­vo Ham­bre Ce­ro pa­ra 2030, con in­cre­men­to en la po­bla­ción en si­tua­ción de po­bre­za, en los ín­di­ces de malnu­tri­ción, obe­si­dad y so­bre­pe­so.

En 24 de los 33 paí­ses miem­bros “te­ne­mos 20% de la po­bla­ción no só­lo con so­bre­pe­so, sino con obe­si­dad. Nos es­ta­mos con­vir­tien­do en un con­ti­nen­te de gor­dos”.

Pa­ra­dó­ji­ca­men­te, se ha re­tro­ce­di­do en los avan­ces pa­ra al­can­zar el Ob­je­ti­vo Ham­bre Ce­ro fi­ja­do pa­ra 2030. En dos dé­ca­das, la po­bla­ción en con­di­ción de ham­bre se in­cre­men­tó en 2.4 mi­llo­nes, y si se ha­bla de la in­fan­til, re­sul­ta que ca­si 6 mi­llo­nes de ni­ños pa­de­cen des­nu­tri­ción cró­ni­ca, ci­fras en na­da com­pa­ti­bles con el ni­vel de desa­rro­llo de la re­gión, don­de nin­gún país se sal­va.

Con­ti­nen­te de gor­dos.

“Si se­gui­mos así, va­mos a ro­dar por las ca­lles”, di­jo Ber­de­gué, quien lla­mó a to­mar con­cien­cia del so­bre­pe­so y la obe­si­dad co­mo un pro­ble­ma com­ple­jo en el que in­ci­den múl­ti­ples fac­to­res, cul­tu­ra­les, eco­nó­mi­cos, so­cia­les, que re­quie­ren ac­cio­nes vi­go­ro­sas.

Men­cio­nó que en­tre los re­tos, “en pri­mer lu­gar, el ob­je­ti­vo de ter­mi­nar el ham­bre en 2030, y la malnu­tri­ción y el so­bre­pe­so”.

En se­gun­do, más ali­men­tos, pe­ro de una for­ma más sus­ten­ta­ble, con me­nor can­ti­dad de agua, que no sea tum­ban­do bos­ques.

El si­guien­te, eli­mi­nar la po­bre­za, par­ti­cu­lar­men­te la ru­ral, “to­da­vía te­ne­mos 47% de po­bla­ción ru­ral en con­di­ción de po­bre­za, y 28% en po­bre­za ex­tre­ma”.

Co­mo cuar­to desafío se­ña­ló la op­ti­mi­za­ción del sis­te­ma ali­men­ta­rio, in­clu­yen­do la ca­de­na de pro­duc­ción, co­mer­cio y abas­to; evi­tar las pér­di­das de ali­men­tos que se re­gis­tran en el pro­ce­so, a las que se su­ma el des­per­di­cio una vez que lle­gan al con­su­mi­dor.

Las es­ti­ma­cio­nes son que de ca­da 10 ki­los de ali­men­tos que se pro­du­cen o im­por­tan, 3.7 se echan a per­der an­tes de ser con­su­mi­dos; es­tu­dios do­cu­men­tan que 50% de la pro­duc­ción de ji­to­ma­te se pier­de, y 18.32% en la de maíz.

A to­dos es­tos desafíos se su­ma fre­nar el cam­bio cli­má­ti­co, con­ser­var la bio­di­ver­si­dad y pro­te­ger eco­sis­te­mas. Es un he­cho que de­ben pro­du­cir­se más ali­men­tos, pe­ro no a cos­ta del cam­bio cli­má­ti­co; el re­to es pro­du­cir y pro­te­ger la agri­cul­tu­ra y áreas ru­ra­les de los efec­tos de ese cam­bio cli­má­ti­co.

Los me­dios de co­mu­ni­ca­ción, aña­dió Ber­de­gué, tie­nen un pa­pel in­sus­ti­tui­ble pa­ra fa­ci­li­tar el diá­lo­go y la co­mu­ni­ca­ción, don­de ciu­da­da­nos, or­ga­nis­mos, go­bier­nos, po­da­mos dia­lo­gar, in­te­grar visiones, cons­truir acuer­dos, com­pro­mi­sos co­mu­nes; y que a par­tir de esa in­for­ma­ción sea po­si­ble el es­cru­ti­nio ciu­da­dano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.