‘Di­vi­de et im­pe­ra’

El Universal - - OPINIÓN - Por BEA­TRIZ MO­JI­CA MOR­GA di­vi­de et im­pe­ra; Cha­cho Se­cre­ta­ria ge­ne­ral del PRD. @Bea­tri­z_Mo­ji­ca

No hay inocen­cia o ca­sua­li­dad en la pro­li­fe­ra­ción de re­gis­tros de can­di­da­tos in­de­pen­dien­tes, el ré­gi­men le apues­ta al jue­go su­ma ce­ro pa­ra so­bre­vi­vir. En con­tra­par­te —aún en cam­po mi­na­do— el Fren­te Ciu­da­dano por Mé­xi­co que aglu­ti­na a par­ti­dos po­lí­ti­cos y ciu­da­da­nos, se con­so­li­da y ela­bo­ra una ru­ta de na­ve­ga­ción pa­ra el país. Dos for­mas de ha­cer po­lí­ti­ca: una que su­ma, otra que res­ta.

El ca­tá­lo­go de res­tar lo co­no­ce y apli­ca el ré­gi­men priís­ta: al im­pul­sar can­di­da­tos a mo­do en par­ti­dos tes­ti­mo­nia­les; ca­ba­llos de Tro­ya en la opo­si­ción; me­dian­te la com­pra del vo­to uti­li­zan­do pro­gra­mas so­cia­les; con es­tra­te­gias de mie­do en alian­za con os­cu­ras fuer­zas fác­ti­cas; des­alen­tan­do el vo­to con gue­rra su­cia y lo más re­cien­te, alen­tan­do y fi­nan­cian­do can­di­da­tu­ras in­de­pen­dien­tes.

Has­ta ayer jue­ves 11 de oc­tu­bre la ci­fra de as­pi­ran­tes in­de­pen­dien­tes lle­ga­ba a 36. Es di­fí­cil creer que se tra­ta de ocu­rren­cias. En po­lí­ti­ca no pue­de ha­ber in­ge­nui­dad, más allá de una con­duc­ta cí­vi­ca de par­ti­ci­pa­ción po­lí­ti­ca, pa­re­ce que tam­bién exis­te una per­ver­sión que alien­ta la dis­per­sión de los vo­tan­tes.

Las ex­pe­rien­cias exi­to­sas en 2015 con can­di­da­tos in­de­pen­dien­tes co­mo Ma­nuel Clout­hier, Pe­dro Ku­ma­mo­to y Jaime Ro­drí­guez no fue­ron ra­ti­fi­ca­das en 2016 ni 2017. En 2016 los in­de­pen­dien­tes per­die­ron con ci­fras por de­ba­jo de los 4 pun­tos; úni­ca­men­te Jo­sé Luis Ba­rra­za en Chihuahua lo­gró pre­fe­ren­cias ciu­da­da­nas de 18.1% de los vo­tos. Ni si­quie­ra en un sis­te­ma po­lí­ti­co abier­to a la fi­nan­cia­ción pri­va­da y a la par­ti­ci­pa­ción de can­di­da­tos in­de­pen­dien­tes co­mo en Es­ta­dos Uni­dos, ocu­rre es­ta pro­li­fe­ra­ción. La ex­pe­rien­cia en es­te país ha si­do dis­cre­ta, co­mo ocu­rrió con Ross Pe­rot en 1992 y 1996; y en la re­cien­te elec­ción don­de Evan McMu­llin ob­tu­vo 700 mil vo­tos, muy po­cos fren­te a los 61 mi­llo­nes que vo­ta­ron por Hi­lary Clin­ton y 60 mi­llo­nes por Donald Trump.

En Mé­xi­co, los par­ti­dos po­lí­ti­cos —al me­nos los del Fren­te Ciu­da­dano por Mé­xi­co— re­ser­van es­pa­cios a ciu­da­da­nos que deseen con­ten­der, no exis­te un ve­to o im­po­si­bi­li­dad en ese sen­ti­do. En es­te es­ce­na­rio, lo más ló­gi­co se­ría que en es­te pro­ce­so elec­to­ral, don­de hay la po­si­bi­li­dad real de trans­for­mar al ré­gi­men de­jan­do atrás las­tres que detienen al país, se su­ma­ran es­fuer­zos y no se em­pren­die­ran aven­tu­ras elec­to­ra­les.

La cri­sis que vi­ve Mé­xi­co es pro­duc­to de una re­gre­sión au­to­ri­ta­ria; tie­ne ori­gen en la au­sen­cia de un ver­da­de­ro Es­ta­do de De­re­cho, que con­vier­te al país en un si­tio de ple­na in­jus­ti­cia don­de cam­pean la ra­pa­ci­dad, la im­pu­ni­dad, la co­rrup­ción, la ex­clu­sión y la vio­len­cia. An­te es­ta la­ce­ran­te reali­dad es ne­ce­sa­ria una ac­ti­tud de madurez y los ma­yo­res es­fuer­zos pa­ra su­mar vo­lun­ta­des. La cir­cuns­tan­cia del país nos de­be lle­var a los ac­to­res po­lí­ti­cos y so­cia­les a con­so­li­dar una agen­da po­lí­ti­ca pa­ra re­cons­truir­lo en torno a va­lo­res de­mo­crá­ti­cos; ha­cer fun­cio­nal el sis­te­ma de pe­sos y con­tra­pe­sos; que el sis­te­ma an­ti­co­rrup­ción y ren­di­ción de cuen­tas per­si­ga y cas­ti­gue a los que ro­ban y des­man­te­le re­des de co­rrup­ción.

¿Va­le la pe­na la par­ti­ci­pa­ción de los can­di­da­tos in­de­pen­dien­tes por la Pre­si­den­cia de la Re­pú­bli­ca? Sí, en la me­di­da que su fi­nan­cia­mien­to no sea pro­duc­to de pac­tos se­cre­tos y no ten­ga co­mo ori­gen re­cur­sos fe­de­ra­les. Sí va­le la pe­na, en la me­di­da en que par­ti­ci­pen y no exis­ta una es­tra­te­gia de do­lo y di­vi­sión en su in­cur­sión, ya la gen­te di­rá si son com­pe­ti­ti­vos o no. Pe­ro sin lu­gar a du­das se­ría más in­tere­san­te su­mar y no di­vi­dir.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.