Re­la­ción Mé­xi­co-Chi­na, en “el me­jor mo­men­to”

Jo­sé Luis Ber­nal Ro­drí­guez Em­ba­ja­dor de Mé­xi­co en Chi­na • Ne­xo bi­la­te­ral es­tá en eta­pa de “ex­pan­sión ca­si ex­plo­si­va”, di­ce • Fren­te a la si­tua­ción global, el país re­quie­re bus­car op­cio­nes, se­ña­la

El Universal - - MUNDO - GUA­DA­LU­PE GAL­VÁN

Bei­jing.— Las re­la­cio­nes en­tre Mé­xi­co y Chi­na se en­cuen­tran en “el me­jor mo­men­to de la his­to­ria”, y la re­elec­ción del pre­si­den­te Xi Jin­ping co­mo se­cre­ta­rio ge­ne­ral del Par­ti­do Co­mu­nis­ta (PC) es una bue­na no­ti­cia pa­ra nues­tro país, da­do que se tra­ta de una fi­gu­ra po­lí­ti­ca in­tere­sa­da en “se­guir im­pul­san­do ese acer­ca­mien­to”, se­ña­la en en­tre­vis­ta con EL UNI­VER­SAL el em­ba­ja­dor me­xi­cano en el gi­gan­te asiá­ti­co, Jo­sé Luis Ber­nal Ro­drí­guez.

“Es real­men­te en los úl­ti­mos cin­co años cuan­do lle­ga­mos a la eta­pa de ex­pan­sión ca­si ex­plo­si­va de la re­la­ción en to­dos los sec­to­res”, ex­pli­ca el em­ba­ja­dor, quien sub­ra­ya que los pre­si­den­tes Xi y En­ri­que Pe­ña Nie­to “coin­ci­den en ob­je­ti­vos, en en­ten­der­se muy bien, y des­de el pri­mer año, el pri­mer se­mes­tre de sus res­pec­ti­vos man­da­tos, se acor­dó ele­var esa aso­cia­ción es­tra­té­gi­ca, al dar­le el se­gun­do ad­je­ti­vo de in­te­gral”.

Más allá de eso, di­ce, el di­ri­gen­te chino “tie­ne un apre­cio par­ti­cu­lar” por Mé­xi­co, co­mo de­mos­tró al en­viar ayu­da tras los re­cien­tes te­rre­mo­tos que afec­ta­ron a nues­tro país.

A ni­vel de diá­lo­go po­lí­ti­co, Ber­nal, quien ini­ció sus ges­tio­nes co­mo em­ba­ja­dor en Chi­na en abril de es­te año, des­ta­ca que am­bos líderes se reunie­ron ya sie­te ve­ces “pa­ra dis­cu­tir la re­la­ción bi­la­te­ral”, in­de­pen­dien­te­men­te de los fo­ros mul­ti­na­cio­na­les en los que han coin­ci­di­do. La más re­cien­te fue en sep­tiem­bre, cuan­do Pe­ña Nie­to fue in­vi­ta­do a par­ti­ci­par en el diá­lo­go de los paí­ses de eco­no­mías emer­gen­tes, BRICS —Chi­na, In­dia, Bra­sil, Ru­sia y Su­dá­fri­ca—, en la lo­ca­li­dad de Xia­men.

A ni­vel eco­nó­mi­co, con­ti­núa, es don­de “se han da­do los ma­yo­res en­cuen­tros en los úl­ti­mos años. El año pa­sa­do el co­mer­cio bi­la­te­ral tu­vo ci­fras por arri­ba de los 75 mil mi­llo­nes de dó­la­res, lo que con­vier­te a Chi­na en el se­gun­do so­cio eco­nó­mi­co más im­por­tan­te pa­ra Mé­xi­co en el mun­do. Eso des­de lue­go des­pués de Es­ta­dos Uni­dos, que ocu­pa el pri­mer lu­gar, pe­ro con una can­ti­dad que es­tá cre­cien­do con in­ter­cam­bios de im­por­ta­ción y ex­por­ta­ción muy im­pre­sio­nan­tes”.

Un dé­fi­cit gran­de

El em­ba­ja­dor ad­mi­te que en la ba­lan­za co­mer­cial, “por el mo­men­to la ma­yo­ría son ven­tas de Chi­na a Mé­xi­co. Te­ne­mos un dé­fi­cit gran­de”. Sin em­bar­go, lo que hay que ana­li­zar es “la ca­li­dad del dé­fi­cit con ca­da país. En el ca­so de Chi­na, de los ca­si 65 mil mi­llo­nes de dó­la­res que im­por­ta­mos, 70% de los pro­duc­tos son in­su­mos in­dus­tria­les que son in­cor­po­ra­dos en pro­ce­sos de trans­for­ma­ción den­tro de Mé­xi­co. Es­to tie­ne un im­pac­to en la ge­ne­ra­ción de em­pleo, en el desa­rro­llo lo­cal, en el in­gre­so y muy im­por­tan­te, en la ge­ne­ra­ción de nue­vas ex­por­ta­cio­nes, que van a Es­ta­dos Uni­dos, Amé­ri­ca La­ti­na, al­gu­nas a Eu­ro­pa, y mu­chas re­gre­san a Asia, in­clu­yen­do a Chi­na”.

“En­tre Chi­na y Mé­xi­co hay cer­ca de 100 acuer­dos sus­cri­tos du­ran­te los 45 años de his­to­ria com­par­ti­da de re­la­cio­nes di­plo­má­ti­cas, y de es­tos 100, cer­ca de la mi­tad han si­do sus­cri­tos en los úl­ti­mos cin­co años. Eso nos da una idea de lo in­ten­sa que ha si­do la re­la­ción”, ex­pli­ca.

La ma­yo­ría de las in­ver­sio­nes, de­ta­lla, se dan en el sec­tor in­dus­trial, so­bre­sa­lien­do los ru­bros elec­tró­ni­co, de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes y ener­gé­ti­co. “A par­tir de la re­for­ma ener­gé­ti­ca se da una ex­pan­sión muy no­ta­ble en la par­ti­ci­pa­ción de em­pre­sas chi­nas que es­tán in­tere­sa­das por un la­do en el sec­tor de hi­dro­car­bu­ros, ya hay dos pro­yec­tos en mar­cha que ga­na­ron em­pre­sas chi­nas con la re­for­ma ener­gé­ti­ca; hay em­pre­sas chi­nas en el ám­bi­to de la cons­truc­ción de plan­tas eléc­tri­cas, hi­dro­eléc­tri­cas y de ci­clo com­bi­na­do, y hay em­pre­sas chi­nas en el sec­tor de ge­ne­ra­ción de ener­gía so­lar y tam­bién en la ge­ne­ra­ción de ener­gía eó­li­ca”, di­ce.

Aña­de que “Mé­xi­co tie­ne un pro­yec­to de co­rrec­ción de la red de ban­da an­cha, la red com­par­ti­da. Una em­pre­sa chi­na es la que ga­nó ca­si la mi­tad de la li­ci­ta­ción pa­ra cu­brir la mi­tad del te­rri­to­rio na­cio­nal, que es Hua­wei, con­jun­ta­men­te con una in­ver­sión me­xi­ca­na”. En el sec­tor au­to­mo­triz, pro­si­gue, tam­bién hay par­ti­ci­pa­ción de em­pre­sas chi­nas, lo que ha ge­ne­ra­do em­pleos en Mé­xi­co en los úl­ti­mos años.

Una fi­gu­ra con­fia­ble

Sin em­bar­go, a de­cir de Ber­nal aún fal­ta mu­cho por ha­cer y, en ese sen­ti­do, el re­cien­te­men­te con­clui­do Con­gre­so del PC en Chi­na, en el que se re­no­va­ron los cua­dros po­lí­ti­cos que ma­ne­ja­rán las rien­das de ese país los pró­xi­mos cin­co años, pa­ra Mé­xi­co re­pre­sen­ta no só­lo es­ta­bi­li­dad, sino opor­tu­ni­dad. “Se man­tie­ne, a ni­vel de li­de­raz­go, una fi­gu­ra muy im­por­tan­te en la que sa­be­mos que po­de­mos con­fiar, que va­mos a se­guir am­plian­do la coo­pe­ra­ción y que da la di­rec­ti­va pa­ra pres­tar­le una aten­ción es­pe­cial a Mé­xi­co”.

En­tre los desafíos, Ber­nal in­sis­te en que, con­si­de­ran­do que Chi­na es una po­ten­cia as­cen­den­te, que se­gui­rá cre­cien­do y que de­bi­do a su sis­te­ma de go­bierno y a sus ca­rac­te­rís­ti­cas co­mo país se­gui­rán mo­di­fi­cán­do­se las re­glas del jue­go, “te­ne­mos que bus­car te­ner al­go que de­cir en esa re­for­mu­la­ción de re­glas. Y pa­ra ello te­ne­mos que ser ju­ga­do­res ac­ti­vos (...) Mé­xi­co es un ac­tor con res­pon­sa­bi­li­dad global” y de­be se­guir bus­can­do no só­lo par­ti­ci­par en las de­ci­sio­nes de los or­ga­nis­mos de go­ber­nan­za mul­ti­la­te­ral, sino in­fluir en ellas.

Es­to, en un es­ce­na­rio de ines­ta­bi­li­dad ge­ne­ral, con un pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos, Do­nald Trump, de­fen­dien­do el “Es­ta­dos Uni­dos Pri­me­ro” en los fo­ros co­mer­cia­les in­ter­na­cio­na­les, y un pre­si­den­te Xi abo­gan­do por los be­ne­fi­cios de la glo­ba­li­za­ción, ex­pli­ca, co­bra aún más re­le­van­cia. La aper­tu­ra chi­na es al­go que Mé­xi­co de­be apro­ve­char, di­ce, in­clu­so en ini­cia­ti­vas en las que nues­tro país no es­tá de en­tra­da in­clui­do, co­mo la de la Fran­ja y la Ru­ta, pe­ro que sí pue­de im­pac­tar a nues­tro país, que tie­ne al­gu­nas ven­ta­jas co­mo el ser un gran cen­tro lo­gís­ti­co (...), una gran pla­ta­for­ma de ma­nu­fac­tu­ra a ni­vel mun­dial”.

“Chi­na es­tá tran­si­tan­do rá­pi­da­men­te. Ya es la se­gun­da po­ten­cia del mun­do. La se­gun­da po­ten­cia eco­nó­mi­ca. Cuan­do ve­mos el ta­ma­ño del pro­duc­to, es la pri­me­ra si me­di­mos el pro­duc­to en tér­mi­nos de va­rie­dad de com­pra, com­pa­ra­do con Es­ta­dos Uni­dos. Es la más gran­de en tér­mi­nos de la po­bla­ción y la más gran­de en tér­mi­nos de la po­bla­ción de cla­se me­dia a ni­vel mun­dial”.

Una pa­la­bra cla­ve cuan­do se ha­bla de la re­la­ción Mé­xi­co-Chi­na es di­ver­si­fi­ca­ción. Si bien Ber­nal se­ña­la que “es­ta­mos muy cer­ca de Es­ta­dos Uni­dos en mu­chos as­pec­tos, so­mos los gran­des so­cios es­tra­té­gi­cos”, y “eso va a se­guir sien­do por mu­chos años (...) te­ne­mos que con­ven­cer­nos en Mé­xi­co de que Chi­na es un ac­tor fun­da­men­tal en el mun­do, de que no só­lo es un so­cio muy im­por­tan­te pa­ra Mé­xi­co, es una po­si­bi­li­dad ex­tre­ma­da­men­te gran­de, atrac­ti­va, pa­ra la di­ver­si­fi­ca­ción de nues­tra re­la­ción, de que hay po­si­bi­li­da­des de coo­pe­ra­ción, de apren­di­za­je, de con­ver­sio­nes, de ata­car mer­ca­dos de ma­ne­ra con­jun­ta, por­que es­te mer­ca­do va a se­guir cre­cien­do”.

“En­tre Chi­na y Mé­xi­co hay cer­ca de 100 acuer­dos sus­cri­tos du­ran­te los 45 años de his­to­ria com­par­ti­da de re­la­cio­nes di­plo­má­ti­cas”

“Te­ne­mos que con­ven­cer­nos en Mé­xi­co de que Chi­na es un ac­tor fun­da­men­tal en el mun­do, de que no só­lo es un so­cio muy im­por­tan­te pa­ra Mé­xi­co... es un mer­ca­do [que] va a se­guir cre­cien­do”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.