A la ciu­dad del pe­ca­do

Esto - - NEWS - POR FER­NAN­DO SCHWARTZ

A MÍ ME SU­PO A MO­LE

Hu­bo una vez que me en­con­tra­ba sin mu­cho queha­cer y le di­je a mi cua­derno de do­ble ra­ya Ra­fa “el Chino” que nos fué­ra­mos a com­prar una nie­ve; por los rum­bos del can­tón, en la es­qui­na de In­sur­gen­tes Sur y ca­mino a San­ta Te­re­sa, jus­to rum­bo al bos­que de Tlal­pi­tan, se po­ne un pues­to los sá­ba­dos y do­min­gos de nie­ves y he­la­dos im­por­ta­dos de la her­ma­na república de Tul­yehual­co.

Ese so­lea­do día ha­bían lle­va­do los ne­ve­ros una pro­mo­ción con nue­vos sa­bo­res mis­mos que se­gún ellos eran una ex­plo­sión de sa­bor. De di­fe­ren­tes

re­ci­pien­tes sa­ca­ban prue­bas con di­mi­nu­tas cu­cha­ri­tas que da­ban a los aca­lo­ra­dos pa­rro­quia­nos, a los que re­ta­ban a adi­vi­nar el sa­bor; acla­ro que ellos se­ño­res ne­ve­ros son los crea­do­res del hela­do de pé­ta­los de ro­sa, de pi­ña co­la­da, te­qui­la, vuel­ve a la vi­da, no­pal y otras mu­chas lin­du­ras más.

Va­rios pa­la­da­res acep­ta­ron el re­to y sin­tién­do­se aven­tu­re­ros pro­ba­ban de aquí y de allá, a mi me die­ron un hela­do co­lor ca­fé os­cu­ro, lo pro­bé con los to­ma­tes ce­rra­dos pa­ra con­cen­trar­me en su sa­bor, mi contla­pa­che “el Chino” hi­zo lo pro­pio pro­ban­do del mis­mo re­ci­pien­te, lue­go de unos se­gun­dos Ra­fa me di­jo bien se­gu­ro: “Es de al­bón­di­ga”; me le que­dé vien­do fi­ja­men­te y le res­pon­dí muy se­gu­ro: “a mi me su­po a mo­le”.

Cu­rio­sa­men­te mu­chos años des­pués me su­ce­dió lo mis­mo lue­go de

re­ven­tar­me por la te­le­ra el jue­go Po­lo­nia con­tra Mé­xi­co. Me su­po a mo­le.

Y acla­ro, la dis­tan­cia y el lu­gar no de­ter­mi­nan a un ri­val, no se pue­de de­cir que se en­fren­tó a una ca­si po­ten­cia cuan­do lu­chas­te con­tra el equi­po su­plen­te de Po­lo­nia y na­da tie­ne que ver que los pai­sa­nos de Lech Wa­le­sa sean ca­be­za de gru­po pa­ra el mun­dial ru­so y es­tén ca­ta­lo­ga­dos co­mo sex­tos en la lis­ta de la ri­sa de la FIFA.

El equi­po que en­vió al te­rreno de la ilu­sión el téc­ni­co Adam Na­wal­ka es­ta­ba con­for­ma­do por ilus­tres des­co­no­ci­dos del fir­ma­men­to ba­lom­pé­di­co in­ter­na­cio­nal; in­clu­so se cu­ró en sa­lud di­cien­do que los ver­des eran uno de los me­jo­res equi­pos del mun­da­nal mun­do (dis­cul­pe us­ted la son­ri­sa) sa­bien­do que con ese su equi­po, es­ta­ba en gra­ve ries­go de que le die­ran

chi­cha­rrón.

Y se no­tó des­de el ini­cio, pues no se con­jun­ta­ban co­mo man­dan los que sa­ben, tam­po­co ge­ne­ra­ban pe­li­gro al ata­que ni apro­ve­cha­ban que Die­gui­to Re­yes ju­ga­ba (“ju­ga­ba” es un de­cir) en la con­ten­ción az­te­ca dan­do más fa­ci­li­da­des que la tien­da de los abo­nos chi­qui­tos pero eter­nos.

El gol de los de la ra­za de bron­ce fue un chis­pa­zo de Raúl Ji­mé­nez, quien ha de­mos­tra­do que si se la de­jan fue­ra del área chi­ca y le dan es­pa­cio, los man­da a ca­la­cas.

Es­ta­ba tan sen­ci­llo el jue­go que el ven­dehu­mo na­cio­nal se dio el chan­ce de me­ter a Omar­ci­to Go­vea pa­ra que se die­ra las tres con la ma­yor; por su­pues­to que si fue­ra un en­cuen­tro de al­ta exi­gen­cia Go­vea no hu­bie­ra ju­ga­do ni por in­ter­ce­sión del es­pí­ri­tu san­to.

En es­te mo­men­to Oso­rio quie­re El club de fut­bol Las Ve­gas Lights anun­ció ayer lu­nes a Jo­sé Luis Sán­chez So­lá co­mo el di­rec­tor téc­ni­co que arran­ca­rá la tem­po­ra­da inau­gu­ral de la fran­qui­cia en la Uni­ted Soccer Lea­gue (USL). “Che­lís” ha­rá his­to­ria co­mo el pri­mer en­tre­na­dor de equi­pos de fut­bol de Pri­me­ra y Se­gun­da Di­vi­sión pro­fe­sio­nal, tan­to en Es­ta­dos Uni­dos, co­mo en Mé­xi­co.

“Che­lís” se­rá for­mal­men­te pre­sen­ta­do du­ran­te la con­fe­ren­cia de pren­sa de es­te mar­tes 14 de no­viem­bre a las 12:00 ho­ras, en el “Ins­pi­re Thea­tre”, en el Cen­tro de Las Ve­gas.

Jo­sé Luis apun­tó “Es­toy real­men­te emo­cio­na­do de ar­mar un equi­po es­pec­ta­cu­lar pa­ra una ciu­dad es­pec­ta­cu­lar. Es­toy agra­de­ci­do con Las Ve­gas Lights FC por la opor­tu­ni­dad de emo­cio­nar a es­ta ciu­dad con el de­por­te más her­mo­so del mun­do”. Brett Lash­brook, pro­pie­ta­rio y CEO de Lights FC., apun­tó: “Que­re­mos po­si­cio­nar­nos co­mo una mar­ca fut­bo­lís­ti­ca que pro­po­ne, emo­cio­nan­te y lla­ma­ti­va y ‘Che­lís’ com­par­te esa mis­ma vi­sión”, des­cu­brió.

“Lo ha de­mos­tra­do con éxi­to en sus ex­pe­rien­cias an­te­rio­res con un es­ti­lo que se adap­ta a nues­tra vi­bran­te y eléc­tri­ca ciu­dad y co­mu­ni­dad”, aña­dió el en­tre­vis­ta­do.

“Che­lís” co­men­zó su ca­rre­ra co­mo di­rec­tor téc­ni­co al to­mar las rien­das del Pue­bla de La Fran­ja (2006-2010 y nue­va­men­te en el 2014) en la Li­ga MX. Su ex­pe­rien­cia tam­bién in­clu­yó equi­pos co­mo los otro­ra po­pu­la­res Es­tu­dian­tes Te­cos (2010-11), Ta­mau­li­pas (2012), Ve­ra­cruz (2014) y Ve­na­dos (2016-17).

Su pri­me­ra ex­pe­rien­cia co­mo DT en Es­ta­dos Uni­dos fue en la MLS con el con­ceop­tio Chi­vas USA.

que to­dos se va­yan con la fin­ta agra­de­cien­do que los res­pon­sa­bles tri­co­lo­res hu­bie­ran con­se­gui­do partidos con se­lec­cio­nes tan im­por­tan­tes; al­go ale­ja­do de la reali­dad por­que la úni­ca oca­sión que real­men­te se en­fren­tó a una se­lec­ción chi­po­clu­da, la ver­sión “b” de Ale­ma­nia le me­tió 4; de ahí en fue­ra no se ha me­di­do con equi­po im­por­tan­te al­guno; Chi­le no es “a” y ni ha­blar del sie­te por ce­ro.

Con­fir­mo: a mi me su­po a mo­le.

Cie­rro con una obra ti­tu­la­da “qué pe­na”

Si es que sir­ven es­tos partidos, Que ven­gan con más ac­ción. Pero nos ve­mos per­di­dos,

Por la trin­che ro­ta­ción.

Y si no, qué­jen­se a la FIFA. Twit­ter: @po­llo­detlal­pan

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.