Ban­co Az­te­ca y la red de la pa­red de vi­deo cen­tra­li­za­da más grande del mun­do

POR ELOISA M. ZAMUDIO ROMO. DSLTAM | TEX­TO Y FO­TOS, RES­PON­SA­BI­LI­DAD DE DSMX

inst:all magazine mexico - - Columna -

Pro­mo­es­pa­cio ins­ta­ló al re­de­dor de 534 vi­deo­walls en los es­ta­ble­ci­mien­tos de Ban­co Az­te­ca, ca­da uno de los cua­les es­tán for­ma­dos por tres mo­ni­to­res full HD que lo­gran una re­so­lu­ción de 5760 x 1080.

Pro­mo­es­pa­cio se en­car­ga de la pla­ta­for­ma de se­ña­li­za­ción di­gi­tal cen­tra­li­za­da ha­cien­do del pro­yec­to, la red de vi­deo­wall más grande del pla­ne­ta, to­do es­to con el fin de de en­tre­te­ner a los clien­tes de Ban­co Az­te­ca.

Es­te pro­yec­to em­pe­zó en 2015 ins­ta­lán­do­lo en las 534 su­cur­sa­les de Ban­co Az­te­ca. Los vi­deo wall (3x1) cuen­tan con con­trol de vo­lu­men au­to­má­ti­co que se ba­sa en el rui­do am­bien­tal y pue­den in­ter­ac­tuar con los clien­tes a tra­vés de reali­dad au­men­ta­da.

To­do el con­te­ni­do es di­fe­ren­te en ca­da su­cur­sal ban­ca­ria, mis­mo que se en­tre­ga a tra­vés de la pla­ta­for­ma de se­ña­li­za­ción di­gi­tal cen­tra­li­za­da que ma­ne­ja Pro­mo­es­pa­cio.

La ar­qui­tec­tu­ra de to­dos las su­cur­sa­les es di­fe­ren­te, lo cual re­pre­sen­tó un pro­ble­ma pa­ra la ins­ta­la­ción de los vi­deo wall, ya que exis­tía ca­blea­do de elec­tri­ci­dad y da­tos, así co­mo con­duc­tos de ai­re acon­di­cio­na­do que no per­mi­tían la ins­ta­la­ción ade­cua­da.

La ma­yo­ría del equi­po fue im­por­ta­do y el kit de ins­ta­la­ción lle­gó tres días des­pués del equi­po de ins­ta­la­ción; al­gu­nos equipos fue­ron ro­ba­dos du­ran­te su trans­por­ta­ción y en ciu­da­des fue­ra de Mé­xi­co se re­tra­só la ins­ta­la­ción por la au­sen­cia de ma­te­rial.

Pa­ra so­lu­cio­nar es­tos pro­ble­mas, se in­vi­tó a al­gu­nos fa­bri­can­tes de mon­ta­jes que die­ron sus pro­pias so­lu­cio­nes pa­ra las ne­ce­si­da­des que pre­sen­ta­ba el pro­yec­to. Des­pués de lle­var a ca­bo prue­bas y pi­lo­tos se eli­gió la mon­tu­ra más ade­cua­da pa­ra cu­brir es­tas ne­ce­si­da­des. El mon­ta­je se trans­por­ta con fa­ci­li­dad y es po­si­ble ins­ta­lar­lo en ca­si to­das las su­cur­sa­les pla­ni­fi­ca­das; tie­ne un sis­te­ma que per­mi­te que uno o dos téc­ni­cos apli­quen el tra­ba­jo de man­te­ni­mien­to.

Es­te mon­ta­je tam­bién con­tie­ne un re­gu­la­dor, sen­sor de so­ni­do y cá­ma­ra web. Las bo­ci­nas se ubi­ca­ron de ma­ne­ra que to­dos los clien­tes pue­dan es­cu­char con cla­ri­dad el con­te­ni­do del au­dio.

Fue­ron ne­ce­sa­rios 41 equipos for­ma­dos por tres o cua­tro téc­ni­cos pa­ra ter­mi­nar la ins­ta­la­ción el tiem­po y for­ma. Gra­cias a es­to los 534 equipos en pro­me­dio ge­ne­ran 1,600 im­pre­sio­nes pa­ra ca­da es­ta­ble­ci­mien­to de Ban­co Az­te­ca y un to­tal de 854,400 im­pac­tos de pu­bli­ci­dad por día.

El vi­deo­wall es per­fec­to pa­ra trans­for­mar el tiem­po de es­pe­ra en tiem­po pro­duc­ti­vo. Es­tos mu­ros de vi­deo re­pre­sen­tan con­fian­za, se­gu­ri­dad y agi­li­dad en los clien­tes. En la ac­tua­li­dad , es­ta red de vi­deo­wall ha emi­ti­do 1701 cam­pa­ñas de pu­bli­ci­dad con un be­ne­fi­cio de $ 5,436,200.

La Aso­cia­ción La­ti­noa­me­ri­ca­na de Di­gi­tal Sig­na­ge (DSLa­tam) nos per­mi­te co­no­cer acer­ca de los avan­ces tec­no­ló­gi­cos que hay en Mé­xi­co y La­ti­noa­mé­ri­ca, y así po­der im­ple­men­tar la se­ña­li­za­ción di­gi­tal en las em­pre­sas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.