D e nu n c i a

El ham­bre exis­te por­que mu­cha co­mi­da se ti­ra

La i Campeche - - CULTURA -

El pa­pa Fran­cis­co de­nun­ció el pa­sa­do miér­co­les que “si en la tie­rra exis­te el ham­bre no es por­que fal­ta el ali­men­to, sino por­que por exi­gen­cias del mer­ca­do se lle­ga, a ve­ces, a des­truir­lo”.

Du­ran­te la au­dien­cia ge­ne­ral ce­le­bra­da en la pla­za de San Pe­dro, el pa­pa Fran­cis­co con­ti­nuó las reflexiones so­bre los Diez Man­da­mien­tos pa­ra los ca­tó­li­cos y se cen­tró en el sép­ti­mo: “No ro­ba­rás.”

El pon­tí­fi­ce afir­mó que en to­da cul­tu­ra “ro­bar es inacep­ta­ble, pues to­das de­fien­den el de­re­cho a po­seer bie­nes“, y se­ña­ló que “los fru­tos de la crea­ción es­tán des­ti­na­dos a to­dos los hom­bres.” An­te ello, el pa­pa de­nun­ció que “el mun­do es rico en re­cur­sos pa­ra ase­gu­rar a to­dos los bie­nes pri­ma­rios. Y, sin em­bar­go, mu­chos vi­ven en una es­can­da­lo­sa in­di­gen­cia y los re­cur­sos, usa­dos sin cri­te­rio, se van de­te­rio­ran­do. Pe­ro el mun­do es uno, la hu­ma­ni­dad es so­lo una”.

“Si en la tie­rra exis­te el ham­bre no es por­que fal­ta el ali­men­to, sino por­que por exi­gen­cias de mer­ca­do se lle­ga, a ve­ces, a des­truir­lo. Se ti­ra”, cri­ti­có.

Pa­ra el pa­pa, “lo que fal­ta es un libre y vi­sio­na­rio es­pí­ri­tu em­pre­sa­rial que ase­gu­re una ade­cua­da pro­duc­ción y un en­fo­que so­li­da­rio y una dis­tri­bu­ción igua­li­ta­ria”.

Con­ti­nuó su dis­cur­so cen­tra­do so­bre el con­cep­to de po­se­sión y agre­gó que “el po­seer (bie­nes) es una res­pon­sa­bi­li­dad y ca­da bien sus­traí­do a la ló­gi­ca de la pro­vi­den­cia de Dios es trai­cio­na­do en su sen­ti­do más pro­fun­do”.

“Lo que po­seo ver­da­de­ra­men­te es lo que sé do­nar, si no logro do­nar al­go es por­que esa co­sa me po­see, tie­ne po­der so­bre mi y soy es­cla­vo”, ase­ve­ró.

Se­gún Fran­cis­co, “no ro­bar quie­re de­cir amar con tus bie­nes, apro­ve­char tus me­dios pa­ra amar co­mo pue­das” y, agre­gó, “en­ton­ces tu vi­da se­rá bue­na y tu po­se­sión se­rá ver­da­de­ra­men­te un don. Por­que la vi­da no es el tiem­po pa­ra po­seer sino pa­ra amar”. El pa­pa re­cor­dó a los fie­les con­gre­ga­dos en la pla­za de San Pe­dro una fra­se que sue­le re­pe­tir en sus ho­mi­lías: “El dia­blo en­tra por el bol­si­llo”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.