BA­JO

La Jornada - - POLÍTICA - AL­FRE­DO JALIFE-RAHME

¿Re­su­ci­ta Eu­ro­pa des­pués del

l pre­si­den­te de la Co­mi­sión Eu­ro­pea, Jean-Clau­de Junc­ker –del pa­raí­so fis­cal de Lu­xem­bur­go– pro­fi­rió un dis­cur­so es­pe­ran­za­dor en Bru­se­las so­bre el re­torno de la Unión Eu­ro­pea (UE) al gran jue­go del Olim­po glo­bal, des­pués de se­ve­ros tro­pie­zos: des­de el Bre­xit pa­san­do por el an­ta­gó­ni­co trum­pis­mo has­ta la fuer­te de­va­lua­ción del eu­ro (a raíz del des­plo­me bur­sá­til de 2008). Jean-Clau­de Junc­ker nun­ca ci­tó a Ru­sia (la moda de­mo­ni­za­da en EU) y ad­vir­tió to­mar en cuen­ta la se­gu­ri­dad na­cio­nal eu­ro­pea en las ad­qui­si­cio­nes de China (que in­vo­có en for­ma im­plí­ci­ta) me­dian­te el “mo­ni­to­reo” de las in­ver­sio­nes fo­rá­neas en los sec­to­res “es­tra­té­gi­cos”. Se ha ges­ta­do una com­ple­men­ta­rie­dad geo­eco­nó­mi­ca en­tre China y la UE, por lo que tam­po­co Bru­se­las, en cor­te­dad de “mer­ca­dos”, se pue­de dar mu­chos lu­jos “so­be­ra­nos” en ma­te­ria de “se­gu­ri­dad” cuan­do el cash im­pe­ra en el mun­do. El bar­co eu­ro­peo ha vuel­to a na­ve­gar con el vien­to en fa­vor, se­gún la idí­li­ca me­tá­fo­ra de Jea­nC­lau­de Junc­ker, de la que se mo­fa la re­vis­ta bri­tá­ni­ca “glo­ba­lis­ta” The Eco­no­mist (con­tro­la­da por el Gru­po Pear­son y los Roths­child): la eco­no­mía se ha con­so­li­da­do pe­se a to­dos los avatares; el eu­ro se ha re­cu­pe­ra­do; se han de­te­ni­do los pro­yec­tos se­ce­sio­nis­tas y/o na­cio­na­lis­tas pro­pi­cia­dos por la gra­ve cri­sis de la mi­gra­ción –que el pri­mer mi­nis­tro de Hun­gría, Vik­tor Or­ban, in­cul­pa al me­ga­es­pe­cu­la­dor Geor­ge So­ros de ser el ti­ti­ri­te­ro (https://goo.gl/KLzw5y). En lu­gar de dis­lo­car más a la UE, el Bre­xit ha es­tre­cha­do más a Fran­cia y Ale­ma­nia. El Bre­xit –sa­li­da de Gran Bre­ta­ña (miem­bro per­ma­nen­te del Con­se­jo de Se­gu­ri­dad de la ONU y po­ten­cia nu­clear con 215 bom­bas ató­mi­cas) de la UE, a la que la pér­fi­da Al­bion nun­ca per­te­ne­ció a car­ta ca­bal por sus en­ga­ños no­ratlán­ti­cos con su “alia­do es­pe­cial” EU y ni si­quie­ra in­gre­só a la se­lec­ta “zo­na eu­ro”, de pre­do­mi­nio ale­mán, de só­lo 19 paí­ses de los hoy 27 in­te­gran­tes –sig­ni­fi­có la con­si­de­ra­ble re­duc­ción del ar­se­nal nu­clear eu­ro­peo. ¡Ge­nui­na bal­ca­ni­za­ción nu­clear de la UE! Hoy la UE go­za del pa­ra­guas nu­clear de las 290 bom­bas ató­mi­cas (su le­gen­da­ria for­ce de frap­pe) de Fran­cia y del múscu­lo geo­eco­nó­mi­co de Ale­ma­nia: sex­to si­tial en el ran­king glo­bal del PIB prác­ti­ca­men­te a la par de Ru­sia –con to­do y las san­cio­nes pro­mo­vi­das por EU que es­tán de­li­be­ra­da­men­te as­fi­xian­do el abas­te­ci­mien­to ga­se­ro ru­so a la UE que que­da­ría a la mer­ced del gas te­xano. De­jan­do de la­do su trot­kis­mo con­gé­ni­to, Alex Lan­tier, del por­tal WSWS, in­ter­pre­ta que el dis­cur­so de Jean-Clau­de Junc­ker que aplau­dió de pie to­do el es­pec­tro po­lí­ti­co del Par­la­men­to Eu­ro­peo –sig­ni­fi­ca que “Eu­ro­pa pre­pa­ra la gue­rra con­tra el mun­do al sub­ra­yar una agen­da mi­li­tar agre­si­va (sic) y co­mer­cial pa­ra el post Bre­xit de la UE” (https://goo.gl/6pSLs6). A jui­cio de Alex Lan­tier, el men­sa­je de Jean-Clau­de Junc­ker fue prís­tino: “en me­dio del co­lap­so (sic) de las re­la­cio­nes de la UE con sus alia­dos añe­jos, so­bre­to­do Was­hing­ton y Lon­dres, se de­be pre­pa­rar pa­ra una gue­rra co­mer­cial glo­bal y pro­se­guir una po­lí­ti­ca mi­li­tar in­de­pen­dien­te (¡sú­per sic!) de EU”. Junc­ker afir­mó que en “Eu­ro­pa no son cán­di­dos li­bre-cam­bis­tas” por lo que “de­be siem­pre de­fen­der sus in­tere­ses es­tra­té­gi­cos (sic)”. Des­pués de la rup­tu­ra ha­ce un año de la Aso­cia­ción Tran­satlán­ti­ca de Co­mer­cio e In­ver­sio­nes (TTIP, por sus si­glas en in­glés) –de­bi­do a las re­ti­cen­cias de Fran­cia y Ale­ma­nia–, Jean-Clau­de Junc­ker no men­cio­nó a EU co­mo so­cio co­mer­cial pri­mor­dial ni con quien busque un tra­ta­do de li­bre co­mer­cio. Aho­ra la UE lanza sus vec­to­res mer­can­ti­les a otros re­duc­tos del pla­ne­ta, in­clu­yen­do Áfri­ca, don­de China ha asen­ta­do sus reales. Jean-Clau­de Junc­ker de­jó muy cla­ro que su pe­ne­tra­ción co­mer­cial –así co­mo la gue­rra co­mer­cial en cier­nes del trum­pis­mo– va apa­re- ja­da con una su­per­la­ti­va mi­li­ta­ri­za­ción me­dian­te un ejér­ci­to eu­ro­peo –tres años des­pués que Ale­ma­nia anun­ció la re­mi­li­ta­ri­za­ción de su po­lí­ti­ca ex­te­rior. Se con­tem­pla un nue­vo Fon­do Eu­ro­peo de De­fen­sa que pa­ra 2025 de­be­rá alum­brar a la Unión Eu­ro­pea de De­fen­sa. En for­ma su­til, la UE se bi­fur­ca de la OTAN do­mi­na­da por EU y Gran Bre­ta­ña. Junc­ker cu­yo dis­cur­so fue ca­li­fi­ca­do de “im­por­tan­te y gran­de” por el je­fe de ga­bi­ne­te de An­ge­la Mer­kel, a pun­to de ser re­le­gi­da, su­gi­rió aban­do­nar el FMI por un Fon­do Mo­ne­ta­rio Eu­ro­peo. ¡Se de­rrum­ban to­das las car­co­mi­das es­truc­tu­ras del ca­du­co or­den mun­dial de Bret­ton Woods! Más allá de la mas­ca­ra­da de la OTAN, a jui­cio de Alex Lan­tier, “el con­flic­to de EU y la UE se ha ace­le­ra­do” cuan­do las ten­sio­nes mi­li­ta­res han es­ca­la­do, en par­ti­cu­lar, de Was­hin­gon con el eje Ber­lín-Pa­rís. Trump ha ame­na­za­do im­po­ner ta­ri­fas pu­ni­ti­vas a las ex­por­ta­cio­nes de ace­ro y au­to­mó­vi­les de Eu­ro­pa, lo que de­to­na­ría una gue­rra co­mer­cial en­tre EU y la UE, mien­tras Was­hing­ton aprie­ta las tuer­cas a Ru­sia y China. Alex Lan­tier con­si­de­ra que di­fí­cil­men­te la UE par­ti­ci­pa­ría en una gue­rra de EU con­tra China. Uno de los pro­ble­mas de la EU es

El pre­si­den­te de Co­mi­sión Eu­ro­pea, Jean-Clau­de Junc­ker, en una reunión con los miem­bros del Par­la­men­to en Es­tras­bur­go ■ Fo­to Ap

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.