La vo­ca­ción mu­si­cal co­mo ra­zón de vi­da

42 Fes­ti­val de Ci­ne de To­ron­to

La Jornada - - ESPECTÁCULOS - LEO­NAR­DO GAR­CÍA TSAO

tra de las bue­nas tra­di­cio­nes de es­te fes­ti­val es pre­sen­tar va­rios do­cu­men­ta­les so­bre fi­gu­ras mu­si­ca­les, pa­sa­das o ac­tua­les. En es­ta edi­ción se han pro­yec­ta­do cin­co tí­tu­los: Eric Clap­ton: Li­fe in 12 Bars, Sammy Da­vis, Jr.: I’ve Got­ta Be Me, Ga­ga: Fi­ve Foot Two, Gra­ce Jo­nes: Blood­light and Ba­mi y Long Ti­me Run­ning, so­bre la úl­ti­ma gi­ra del gru­po de rock ca­na­dien­se The Tra­gi­cally Hip.

Pu­de ver los dos pri­me­ros. El do­cu­men­tal so­bre Clap­ton (La vi­da en 12 com­pa­ses) fue di­ri­gi­do por Li­li Fi­ni Za­nuck, cu­yo úni­co an­te­rior lar­go­me­tra­je es el mo­ra­lis­ta dra­ma an­ti­dro­ga Rush (1991). Al pa­re­cer, esa es su ob­se­sión por­que más que una ce­le­bra­ción de la mú­si­ca del vir­tuo­so gui­ta­rris­ta, se tra­ta de un re­cuen­to me­lo­dra­má­ti­co de sus tra­ge­dias per­so­na­les.

Na­rra­do por el pro­pio Clap­ton y otros tes­ti­gos (nin­guno apa­re­ce a cua­dro, só­lo se es­cu­chan sus vo­ces en off), el do­cu­men­tal des­cri­be el trau­ma prin­ci­pal del niño Eric cuan­do des­cu­brió que su ma­dre era en reali­dad su abue­la, mien­tras su ver­da­de­ra ma­dre lo ha­bía aban­do­na­do pa­ra te­ner su fa­mi­lia por otra parte. Ese sen­ti- mien­to de re­cha­zo mar­ca­ría su vi­da y el niño com­pen­só su trau­ma vol­cán­do­se en la mú­si­ca –el blues es­ta­du­ni­den­se, so­bre to­do– y apren­dien­do a to­car la gui­ta­rra.

Za­nuck pa­sa de co­rri­di­to la par­ti­ci­pa­ción de Clap­ton en gru­pos se­mi­na­les co­mo los Yard­birds, John Ma­yall’s Blues Brea­kers, Cream… por­que su in­te­rés es en­fo­car su amor im­po­si­ble por Pat­tie Boyd, en­ton­ces es­po­sa de Geor­ge Ha­rri­son. Esa ob­se­sión no co­rres­pon­di­da lle­va­ría al mú­si­co a volverse adic­to a la he­roí­na –en su pe­río­do de De­rek & the Do­mi­nos– pa­ra lue­go de­di­car­se de lleno al al­cohol. Lay­la, su apa­sio­na­da de­cla­ra­ción de amor, se­rá la úl­ti­ma pie- za que es­cu­cha­re­mos par­cial­men­te. To­do lo que si­gue, con pie­ta­je bo­rro­so, es la cró­ni­ca de sus años de al­coho­lis­mo. El pro­pio Clap­ton des­ca­li­fi­ca la mi­tad de su dis­co­gra­fía, adu­cien­do que la gra­bó en es­ta­do de ebrie­dad. Lue­go vie­ne la muer­te ac­ci­den­tal de su pri­mer hi­jo, otra tra­ge­dia que la rea­li­za­do­ra ex­plo­ta con sen­si­ble­ría.

El do­cu­men­tal tie­ne, cla­ro, su fi­nal feliz. Clap­ton se cu­ra de sus vi­cios, fun­da el cen­tro de reha­bi­li­ta­ción Cross­roads, se ca­sa fe­liz­men­te y tie­ne tres hi­jas. Tan tan.

Bas­tan­te me­jor con­ce­bi­do y edi­ta­do es el de­di­ca­do al can­tan­te, bai­la­rín, ac­tor e imi­ta­dor Sammy Da­vis Jr. Di­ri­gi­do por el afro­es­ta­du­ni­den­se Sam Po­llard, Sammy Da­vis, Jr.: I’ve Got­ta Be Me (Ten­go que ser yo), lo pre­sen­ta co­mo un hom­bre de sin­gu­lar ta­len­to cu­ya pre­sen­cia en el en­tre­te­ni­mien­to grin­go fue fun­da­men­tal pa­ra rom­per va­rias ba­rre­ras ra­cia­les. Aquí no hay lu­gar pa­ra llo­ri­queos sen­ti­men­ta­les. El rea­li­za­dor res­ca­ta muy buen ma­te­rial, tan­to ci­ne­ma­to­grá­fi­co co­mo te­le­vi­si­vo, pa­ra ilus­trar sus di­ver­sas fa­ce­tas y em­plea ca­be­zas par­lan­tes que sir­ven de opor­tuno tes­ti­mo­nio.

El do­cu­men­tal tam­bién abor­da có­mo Da­vis tu­vo la equí­vo­ca repu­tación de ser un ne­gro ven­di­do al sis­te­ma, un Tío Tom, por ser parte del Rat Pack de Frank Si­na­tra y, so­bre to­do, por el mo­men­to in­fa­me en que abra­zó a Ri­chard Ni­xon. Po­llard mues­tra que, por lo con­tra­rio, el hom­bre fue un ac­ti­vis­ta que apo­yó a Mar­tin Lut­her King. Tam­bién fue afi­cio­na­do al al­cohol y la co­caí­na, pe­ro eso ocu­pa co­mo cin­co mi­nu­tos de la pe­lí­cu­la. La mo­ra­li­na no es el in­te­rés del ci­neas­ta.

Am­bos do­cu­men­ta­les serán di­fun­di­dos en la te­le­vi­sión es­ta­du­ni­den­se. El pri­me­ro fue pro­du­ci­do por Show­ti­me, el se­gun­do por el ca­nal cul­tu­ral PBS.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.