Aler­ta Con­se­jo Ciu­da­dano so­bre frau­des de in­mo­bi­lia­rias con vi­vien­das en ren­ta

La Jornada - - CAPITAL - RAÚL LLA­NOS SA­MA­NIE­GO

El Con­se­jo Ciu­da­dano de la ca­pi­tal aler­tó acer­ca de frau­des que co­me­ten al­gu­nas em­pre­sas del sec­tor in­mo­bi­lia­rio, las cua­les en In­ter­net ofre­cen vi­vien­das en ren­ta, que no exis­ten.

El or­ga­nis­mo, en­ca­be­za­do por Luis Wert­man Zas­lav, de­ta­lló que por el sis­mo del 19 de sep­tiem­bre, que afec­tó a la ca­pi­tal, mu­cha gen­te co­men­zó a bus­car un lu­gar don­de vi­vir, ya sea por­que su in­mue­ble se de­rrum­bó o por­que al su­frir da­ños es­truc­tu­ra­les que­dó in­ha­bi­li­ta­do, o que al es­tar su ca­sa a un la­do de edi­fi­cios en ries­go de caer no pue­den ocu­par­la.

De­ta­lló que en las pa­sa­das dos se­ma­nas co­men­za­ron a re­ci­bir va­rias lla­ma­das de per­so­nas que de­nun­cia­ban esos frau­des.

Se­gún los tes­ti­mo­nios que ha re­ci­bi­do el Con­se­jo Ciu­da­dano, se lo­gró de­ter­mi­nar que al­gu­nas fir­mas in­mo­bi­lia­rias se anun­cia­ban en pá­gi­nas web de em­pre­sas co­mo Me­tros Cú­bi­cos o Se­gun­da Mano –de­di­ca­das a la com­pra­ven­ta de to­do ti­po de bie­nes– pa­ra pro­mo­ver la ren­ta de de­par­ta­men­tos “a pre­cios ac­ce­si­bles”, en al­gu­nos ca­sos 3 mil pe­sos, mon­to que otor­ga el Go­bierno de la Ciu­dad de Mé­xi­co a las fa­mi­lias cu­yas ca­sas re­sul­ta­ron afec­ta­das.

Las que­jas de­ta­llan que al con­tac­tar a esas em­pre­sas vía In­ter­net y lle­gar a acuer­dos por ese mis­mo me­dio pa­ra ocu­par en ren­ta un de­par­ta­men­to, se les pi­de, en­tre otros re­qui­si­tos, que de­po­si­ten “de in­me­dia­to” –por la al­ta de­man­da que ale­gan te­ner– dos me­ses de ren­ta pa­ra que pue­dan ha­cer uso del in­mue­ble, es de­cir, 6 mil pe­sos.

Los afec­ta­dos adu­cen que ya con el de­pó­si­to se cie­rra el acuer­do en In­ter­net y se les pro­por­cio­na el nom­bre de la ca­lle don­de se lo­ca­li­za el de­par­ta­men­to que se­lec­cio­na­ron.

Sin em­bar­go, de­ta­lló el Con­se­jo Ciu­da­dano, cuan­do la gen­te acu­de a la di­rec­ción pro­por­cio­na­da por la in­mo­bi­lia­ria se dan cuen­ta de que no só­lo no exis­te el in­mue­ble en ren­ta, sino que el mis­mo se ofre­ció a más per­so­nas que vie­ron el mis­mo anun­cio de la em­pre­sa de­frau­da­do­ra.

Fren­te a tal si­tua­ción, el or­ga­nis­mo re­co­men­dó a los in­tere­sa­dos en ren­tar una vi­vien­da que an­tes de de­po­si­tar cual­quier can­ti­dad vi­si­ten el in­mue­ble y con­fir­men que exis­te y que es­tá en bue­nas con­di­cio­nes de ser ha­bi­ta­do.

Asi­mis­mo, acu­dan per­so­nal­men­te a la em­pre­sa ofe­ren­te y fir­men el con­tra­to, lo que les evi­ta­rá per­der di­ne­ro y ver­se más afec­ta­dos de lo que ya los de­jó el sis­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.