El Co­na­pred ins­ta a los le­gis­la­do­res a ofre­cer una dis­cul­pa a los ciu­da­da­nos

El in­ci­den­te equi­va­le a des­pre­ciar los es­fuer­zos edu­ca­ti­vos

La Jornada - - EDITORIAL - JES­SI­CA XANTOMILA

nun­ca gri­tan lo que di­cen que gri­ta­ron, la ex­pre­sión fue dis­tin­ta.

Sin em­bar­go, la ex se­cre­ta­ria ge­ne­ral del PRI y se­cre­ta­ria de la Co­mi­sión de Igual­dad de Gé­ne­ro, Ca­ro­li­na Monroy del Ma­zo, acep­tó que, du­ran­te la dis­cu­sión del Pre­su­pues­to de Egre­sos 2018, un gru­po de dipu­tadas priís­tas le gri­tó a Ariel Juá­rez: “¡eeeeeeh… pu­to!” Pe­ro “él in­sul­tó pri­me­ro”.

De in­me­dia­to in­ten­tó co­rre­gir: “Fue una bro­ma. Yo es­ta­ba en la fi­la de atrás. Fue un jue­go de ellas. No fue una se­ña ho­mo­fó­bi­ca, sino un jue­go. Él es un pa­tán. Ha­bría que evi­tar que gen­te co­mo Ariel ven­ga a la Cá­ma­ra. Hay dos o tres de Mo­re­na pre­pa­ra­dos, pe­ro lo que vie­nen es a bus­car bu­lla. Creo que no po­de­mos as­pi­rar a un car­go de elec­ción po­pu­lar sin un tí­tu­lo pro­fe­sio­nal”.

–¿Las dipu­tadas que gri­ta­ron sí tie­nen una pro­fe­sión? –se le cues­tio­nó.

–No es que las per­do­ne. Son mis ami­gas, pe­ro ya nos can­sa­mos de tan­ta ma­ja­de­ría de Mo­re­na.

–¿Por­que es­tán enoja­dos le pue­den de­cir “pu­to” a un dipu­tado?

–Oja­lá él tam­po­co nos di­je­ra la­dro­nes.

–¿Así que fue cul­pa de Ariel Juá­rez?

–Es que lo fue. Es su es­tra­te­gia. Ese ti­po de gen­te me mo­les­ta mu­cho. Me dan do­lor de ca­be­za. No tie­nen edu­ca­ción. En las co­mi­sio­nes ni opi­nan, por­que no son gen­te for­ma­da. La Asam­blea Con­sul­ti­va del Con­se­jo Na­cio­nal pa­ra Pre­ve­nir la Dis­cri­mi­na­ción (Co­na­pred) con­mi­nó a los le­gis­la­do­res que par­ti­ci­pa­ron en el gri­to ho­mo­fó­bi­co ex­pre­sa­do en la Cá­ma­ra de Dipu­tados el pa­sa­do 9 de no­viem­bre, a ofre­cer dis­cul­pas a la ciu­da­da­nía y que se co­mu­ni­quen de ma­ne­ra am­plia y su­fi­cien­te las me­di­das que se adop­ta­rán, no só­lo pa­ra evi­tar que se re­pi­ta, sino pa­ra im­pul­sar una for­ma de ex­pre­sión con­for­me a la Cons­ti­tu­ción, las le­yes re­gla­men­ta­rias y el pro­pio re­gla­men­to de la Cá­ma­ra de Dipu­tados.

Es­te he­cho, ex­pu­so el Co­na­pred en un pro­nun­cia­mien­to, equi­va­le a una ex­pre­sión de des­pre­cio a los es­fuer­zos edu­ca­ti­vos en ma­te­ria de no dis­cri­mi­na­ción.

Un año des­pués de la vo­ta­ción de in­te­gran­tes de la Co­mi­sión de Pun­tos Cons­ti­tu­cio­na­les de la Cá­ma­ra de Dipu­tados, con el cual se re­cha­zó el dic­ta­men so­bre la ini­cia­ti­va del ma­tri­mo­nio igua­li­ta­rio “y que des­fa­vo­re­ció el ejer­ci­cio y pro­mo­ción de los de­re­chos hu­ma­nos en nues­tro país, re­sul­ta preo­cu­pan­te que los le­gis­la­do­res uti­li­cen ex­pre­sio­nes ho­mo­fó­bi­cas con el pro­pó­si­to de de­nos­tar. Co­mo fun­cio­na­rias y fun­cio­na­rios pú­bli­cos, los le­gis­la­do­res de­ben ac­tuar en un mar­co de res­pe­to de de­re­chos hu­ma­nos que con­tri­bu­ya a la con­so­li­da­ción de un Es­ta­do de­mo­crá­ti­co e in­clu­yen­te”, agre­gó.

La asam­blea con­sul­ti­va –in­te­gra­da por re­pre­sen­tan­tes de los sec­to­res pri­va­do, so­cial y aca­dé­mi­co– reite­ró que re­pro­du­cir pre­jui­cios y es­te­reo­ti­pos con­tri­bu­ye a fo­men­tar la dis­cri­mi­na­ción ha­cia las per­so­nas por su con­di­ción u orien­ta­ción se­xual y de gé­ne­ro, y le­sio­na el te­ji­do so­cial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.