En­tre­gan ciu­da­da­nos plan pa­ra un go­bierno “sin pri­vi­le­gios”

Con­si­de­ra qui­tar pen­sio­nes a ex pre­si­den­tes

La Jornada - - POLÍTICA - VÍC­TOR BALLINAS Y ANDREA BE­CE­RRIL E. MÉN­DEZ Y R. GAR­DU­ÑO

La Co­mi­sión Na­cio­nal del Sis­te­ma de Aho­rro pa­ra el Re­ti­ro (Con­sar) in­for­mó al Se­na­do que al 30 de sep­tiem­bre de es­te año, el aho­rro pen­sio­na­rio de los tra­ba­ja­do­res acu­mu­la­ba 3.08 bi­llo­nes de pe­sos, y por pri­me­ra vez “los re­cur­sos en las Ad­mi­nis­tra­do­ras de Fon­dos pa­ra el Re­ti­ro (Afo­res) re­pre­sen­tan el se­gun­do pi­lar pa­tri­mo­nial de los me­xi­ca­nos.

En el in­for­me tri­mes­tral que la Con­sar en­tre­gó a ese cá­ma­ra del Con­gre­so, co­rres­pon­dien­te al pe­rio­do ju­lio-sep­tiem­bre, se des­ta­ca que en­tre los re­tos “in­gen­tes” que de­ben aten­der a la bre­ve­dad el Sis­te­ma de Aho­rro pa­ra el Re­ti­ro (SAR) y las pen­sio­nes en Mé­xi­co se en­cuen­tran ele­var los ni­ve­les de aho­rro obli­ga­to­rio, ya que las apor­ta­cio­nes de los tra­ba­ja­do­res “son me­no­res a las re­co­men­da­das por la Or­ga­ni­za­ción In­ter­na­cio­nal del Tra­ba­jo (OIT) y la Or­ga­ni­za­ción pa­ra la Coo­pe­ra­ción y el Desa­rro­llo Eco­nó­mi­cos (OCDE).

Asi­mis­mo, am­pliar el ré­gi­men de in­ver­sión, co­mo re­co­mien­da la OCDE, pa­ra que los fon­dos de pen­sio­nes no es­tén su­je­tos “a res­tric­cio­nes y lí­mi­tes”. En la ma­yo­ría de las na­cio­nes per­te­ne­cien­tes a esa or­ga­ni­za­ción, se in­di­ca, co­rres­pon­de al go­bierno cor­po­ra­ti­vo de las em­pre­sas de­fi­nir la me­jor es­tra­te­gia de in­ver­sión, bus­can­do una com­bi­na­ción óp­ti­ma en­tre ries­go/ren­di­mien­to, ya sea en su mer­ca­do do­més­ti­co o en in­ter­na­cio­nal.

De­sin­te­rés de ad­mi­nis­tra­do­ras

El in­for­me sub­ra­ya que aun­que en Mé­xi­co se ha am­plia­do gra­dual­men­te el ré­gi­men de in­ver­sión, “es evi­den­te que al­gu­nos de los lí­mi­tes vi­gen­tes son in­su­fi­cien­tes”, lo que li­mi­ta a las Afo­res la po­si­bi­li­dad de con­ti­nuar di­ver­si­fi­can­do y me­jo­ran­do las ga­nan­cias. “Ele­var el ren­di­mien­to en 10 por cien­to (de 5 a 5.5 por cien­to) ele­va­ría la ta­sa de rem­pla­zo en 11.19 por cien­to”.

Ac­tual­men­te, se re­fie­re en el do­cu­men­to, 71.4 por cien­to de los re­cur­sos se es­tán in­ver­ti­dos en ren­ta fi­ja (50.5 en deu­da gu­ber­na­men­tal y 20.9 en deu­da cor­po­ra­ti­va), ni­vel inusual­men­te al­to pa­ra un por­ta­fo­lio pen­sio­na­rio La pre­si­den­cia de la me­sa di­rec­ti­va de la Cá­ma­ra de Dipu­tados re­ci­bió una ini­cia­ti­va ciu­da­da­na de re­for­ma a la Cons­ti­tu­ción pa­ra es­ta­ble­cer “un go­bierno sin pri­vi­le­gios”.

El do­cu­men­to con­tem­pla cam­bios en nue­ve ar­tícu­los, que im­pli­can re­du­cir suel­dos a al­tos fun­cio­na­rios –in­clui­do el pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca–, ter­mi­nar con los gas­tos que im­pli­can los se­gu­ros mé­di­cos de la al­ta bu­ro­cra­cia, des­apa­re­cer el fue­ro en to­dos sus ám­bi­tos y eli­mi­nar las pen­sio­nes de los ex pre­si­den­tes.

El ór­gano ca­me­ral tur­nó el do­cu­men­to a la Co­mi­sión de Pun­tos Cons­ti­tu­cio­na­les, don­de se le da­rá turno pa­ra su aná­li­sis y re­vi­sión, por­que “hoy, el pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca, dipu­tados, se­na­do­res, se­cre­ta­rios de Es­ta­do, mi­nis­tros, ma­gis­tra­dos y jue­ces del Po­der Ju­di­cial, los in­te­gran­tes de las éli­tes en los ór­ga­nos au­tó­no­mos y los ser­vi­do­res pú­bli­cos de pri­mer ni­vel sa­la­rial, go­zan de os­ten­to­sos pri­vi­le­gios, in­jus­ti­fi­ca­bles, inad­mi­si­bles e inexis­ten­tes en otros paí­ses que con­for­man la Or­ga­ni­za­ción pa­ra la Coo­pe­ra­ción y el Desa­rro­llo Eco­nó­mi­cos (OCDE)”, des­ta­ca el pro­yec­to.

El do­cu­men­to, fir­ma­do por Car­los Au­gus­to Mo­ra­les, mi­li­tan­te pe­rre­dis­ta y en su mo­men­to dipu­tado fe­de­ral y de la Asam­blea Le­gis­la­ti­va, cum­plió los re­qui­si­tos mar­ca­dos en la ley y se com­pro­bó –ve­ri­fi­can­do la do­cu­men­ta­ción– su va­li­dez.

La ar­gu­men­ta­ción pa­ra im­pul­sar me­di­das de re­cor­te sa­la­rial y de pres­ta­cio­nes a la al­ta bu­ro­cra­cia po­lí­ti­ca se sus­ten­ta en que, al día de hoy, mien­tras los po­lí­ti­cos han he­cho de esa ac­ti­vi­dad la más ju­go­sa y per­du­ra­ble, el desa­rro­llo so­cial en el país va en caí­da.

“Los ma­yo­res ajus­tes a la ba­ja en tér­mi­nos reales –res­pec­to a 2016– ocu­rrie­ron en los te­rre­nos en­tre los miem­bros de la OCDE. La ma­yor di­ver­si­fi­ca­ción del por­ta­fo­lio de las Afo­res be­ne­fi­cia­rá a los tra­ba­ja­do­res.

En­tre los re­tos pa­ra el SAR, la Con­sar in­clu­ye la in­cor­po­ra­ción de los 10 mi­llo­nes de em­plea­dos “in­de­pen­dien­tes” que pa­gan im­pues­tos y que po­drían co­ti­zar al sis­te­ma, “pe­ro no lo ha­cen de­bi­do al des­co­no­ci­mien­to de los be­ne­fi­cios de és­te, la fal­ta de in­te­rés de las ad­mi­nis­tra­do­ras en in­cor­po­rar­los, des­con­fian­za e in­cen­ti­vos, en­tre otros”.

Tam­bién, pre­ci­sa la Con­sar, hay 11 mi­llo­nes de mi­gran­tes en Es­ta­dos Uni­dos (seis de ca­da 10 diez po­drían re­gre­sar a Mé­xi­co) “que no es­tán aho­rran­do pa­ra su fu­tu­ro”, y adi­cio­nal­men­te, “hay 3 mi­llo­nes de tra­ba­ja­do­res do­més­ti­cos que po­drían in­cor­po­rar­se al SAR”. de la vi­vien­da po­pu­lar, ser­vi­cios a la co­mu­ni­dad, edu­ca­ción, re­crea­ción y cul­tu­ra. Es­ta caí­da con­tras­ta con los cri­te­rios ge­ne­ra­les de po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca en ma­te­ria de gas­to (pa­ra 2017), don­de se ase­gu­ra­ba que se­rían pri­vi­le­gia­dos los pro­gra­mas que con­tri­bu­yen a la re­duc­ción de la po­bre­za me­dian­te la dis­mi­nu­ción de las ca­ren­cias so­cia­les”.

En el ca­so de las pen­sio­nes pa­ra los ex man­da­ta­rios, se re­fie­re que és­tas tie­nen su ori­gen en dos acuer­dos pre­si­den­cia­les: el 7637, ex­pe­di­do en 1976 por Luis Echeverría Ál­va­rez, y el 2763-BIS, ex­pe­di­do en 1987 por Miguel de la Ma­drid Hur­ta­do.

En am­bos se es­ta­ble­ce que los ciu­da­da­nos que ha­yan desem­pe­ña­do el car­go de Pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca po­drán te­ner a su ser­vi­cio a 78 in­te­gran­tes del Ejér­ci­to Me­xi­cano, des­de un ge­ne­ral has­ta ofi­cia­les de tro­pa, y se con­fie­re una pen­sión equi­va­len­te al sa­la­rio que per­ci­be un se­cre­ta­rio de Es­ta­do con car­go al era­rio fe­de­ral. Ade­más, ten­drán de­re­cho a go­zar de pres­ta­cio­nes de se­gu­ri­dad so­cial, se­gu­ro de vi­da y de gas­tos mé­di­cos ma­yo­res.

Fox y Ca­le­rón per­ci­ben 205 mil 122 pe­sos al mes

En la ac­tua­li­dad, de acuer­do con in­for­ma­ción del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Trans­pa­ren­cia, Ac­ce­so a la In­for­ma­ción y Pro­tec­ción de Da­tos Per­so­na­les, Fe­li­pe Cal­de­rón per­ci­be 205 mil 122 pe­sos men­sua­les y se des­ti­nan 816 mil de sa­la­rio (tam­bién al mes) pa­ra 18 per­so­nas de apo­yo. Vi­cen­te Fox per­ci­be la mis­ma pen­sión men­sual, y tra­ba­jan pa­ra él 20 per­so­nas del Ejér­ci­to.

Tan­to Car­los Sa­li­nas de Gor­ta­ri co­mo Er­nes­to Ze­di­llo re­nun­cia­ron a con­ti­nuar co­bran­do la pen­sión, pe­ro am­bos tie­nen per­so­nal de apo­yo cu­yo cos­to men­sual es de 51 mil 357 pe­sos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.