Ti­ro­teo en una pre­pa­ra­to­ria de Flo­ri­da pro­vo­ca 17 muer­tos

De­tie­nen al agre­sor, un ex alumno iden­ti­fi­ca­do co­mo Ni­ko­las Cruz

La Jornada - - MUNDO - AP, AFP XINHUA PAR­KLAND, FLO­RI­DA.

Un ex alumno dis­pa­ró es­te miér­co­les con un fu­sil se­mi­au­to­má­ti­co en una es­cue­la pre­pa­ra­to­ria de Flo­ri­da y ma­tó al me­nos a 17 per­so­nas, pro­vo­can­do que es­tu­dian­tes y maes­tros co­rrie­ran ha­cia las ca­lles, en lo que cons­ti­tu­ye ba­la­ce­ra más le­tal en un plan­tel es­co­lar de Es­ta­dos Uni­dos des­de la ma­tan­za en la pri­ma­ria de New­town, Con­nec­ti­cut.

El agre­sor, equi­pa­do con una más­ca­ra de gas y gra­na­das de hu­mo, ac­ti­vó una alar­ma con­tra in­cen­dios pa­ra ha­cer que los es­tu­dian­tes sa­lie­ran de los sa­lo­nes de cla­se po­co an­tes de que con­clu­ye­ra la jor­na­da en una de las es­cue­las más gran­des del estado, in­di­ca­ron las au­to­ri­da­des.

El sos­pe­cho­so fue iden­ti­fi­ca­do co­mo Ni­ko­las Cruz, de 19 años, pe­ro no se ofre­cie­ron de­ta­lles del po­si­ble mó­vil, ex­cep­to que fue ex­pul­sa­do por ra­zo­nes dis­ci­pli­na­rias de la Es­cue­la Pre­pa­ra­to­ria Mar­jory Sto­ne­man Dou­glas que tie­ne unos 3 mil es­tu­dian­tes.

Los desesperados pa­dres se apre­su­ra­ron a lle­gar y en­con­tra­ron un equi­po tác­ti­co de la po­li­cía y am­bu­lan­cias que ro­dea­ban las enor­mes ins­ta­la­cio­nes.

El sos­pe­cho­so fue de­te­ni­do sin re­sis­ten­cia más o me­nos una ho­ra des­pués en un ve­cin­da­rio re­si­den­cial ubi­ca­do a ki­ló­me­tro y me­dio, in­for­ma­ron las au­to­ri­da­des. Lle­va­ba va­rios car­ga­do­res al mo­men­to del arres­to.

“Es ca­tas­tró­fi­co. Real­men­te no hay pa­la­bras” pa­ra ex­pre­sar lo que su­ce­dió, di­jo Scott Is­rael, je­fe de po­li­cía del con­da­do Bro­ward.

“Mis ora­cio­nes y con­do­len­cias pa­ra los fa­mi­lia­res de las víc­ti­mas de es­te te­rri­ble ti­ro­teo en Flo­ri­da. Nin­gún ni­ño, nin­gún maes­tro, na­die de­be sen­tir­se nun­ca in­se­gu­ro en una es­cue­la es­ta­du­ni­den­se”, di­jo el pre­si­den­te Do­nald Trump.

La ma­yo­ría de las víc­ti­mas mu­rie­ron den­tro del edi­fi­cio, aun­que tam­bién hu­bo de­ce­sos en el ex­te­rior, se­ña­ló el je­fe po­li­cial. No se in­for­mó cuán­tos he­ri­dos hu­bo.

El es­tu­dian­te Daniel Huer­fano di­jo que re­co­no­ció a Ni­ko­las Cruz de una fo­to­gra­fía en Ins­ta­gram en la que él po­só con un ar­ma a la al­tu­ra del ros­tro. Re­cor­dó que Cruz mos­tra­ba una ac­ti­tud tí­mi­da cuan­do iba a la es­cue­la. “Era es­te chi­co ex­tra­ño que uno ve co­mo un so­li­ta­rio”, afir­mó.

Max Char­les, de pri­mer año, es­ta­ba en cla­se cuan­do es­cu­chó cin­co dis­pa­ros. “La maes­tra ce­rró la puer­ta con lla­ve y apa­gó las lu­ces. Pen­sé que iba a mo­rir”, di­jo, y aña­dió que al sa­lir vio los ca­dá­ve­res de cua­tro es­tu­dian­tes y una pro­fe­so­ra.

El día co­men­zó de ma­ne­ra ha­bi­tual en la es­cue­la, don­de se reali­zó un si­mu­la­cro de in­cen­dio por la ma­ña­na, y los es­tu­dian­tes es­ta­ban en cla­ses al­re­de­dor de las 2:30 de la tar­de cuan­do la alar­ma se ac­ti­vó de nue­va cuen­ta.

Beth Fein­gold na­rró que su hi­ja Brit­ta­ni le en­vió un men­sa­je de tex­to a las 2:32 que de­cía: “Es­ta­mos en có­di­go ro­jo. Es­toy bien”; más tar­de man­dó otro: “Ma­má, ten­go mu­cho mie­do”. Pu­do es­ca­par.

En la es­cue­la, los alum­nos es­cu­cha­ron las de­to­na­cio­nes cuan­do el agre­sor dis­pa­ra­ba. Mu­chos se es­con­die­ron ba­jo sus es­cri­to­rios o en ar­ma­rios y tran­ca­ron las puer­tas.

Imá­ge­nes de te­le­vi­sión en vi­vo mos­tra­ban a los es­tu­dian­tes que sa­lían de la es­cue­la en una so­la fi­la y con las ma­nos so­bre la ca­be­za.

El hi­jo de 17 años de Len Mu­rray, un es­tu­dian­te de se­gun­do año, en­vió a sus pa­dres un ate­rra­dor men­sa­je de tex­to: “Ma­má y pa­pá, hay dis­pa­ros en la es­cue­la. Afue­ra se es­cu­chan las si­re­nas de la po­li­cía. Es­toy en el au­di­to­rio y las puer­tas es­tán ce­rra­das”.

Mi­nu­tos des­pués vol­vió a es­cri­bir: “Es­toy bien”.

Mu­rray di­jo que se apre­su­ró a lle­gar a la es­cue­la y que las au­to­ri­da­des le mar­ca­ron el al­to de­ba­jo de un puen­te de la au­to­pis­ta, des­de don­de se ve el plan­tel. Agre­gó que des­de que re­ci­bió el men­sa­je de su hi­jo “só­lo pen­sa­ba en el mo­men­to en que lo de­jé en la es­cue­la es­ta ma­ña­na. Ge­ne­ral­men­te le di­go ‘Te quie­ro’, pe­ro no lo hi­ce es­ta ma­ña­na. Tie­ne 17 años, es­tá en esa edad, y me se­guía la­men­tan­do una y otra vez. Dí­gan­lo a me­nu­do, sé lo que les di­go”.

La pre­pa­ra­to­ria es­ta­rá ce­rra­da el res­to de la se­ma­na.

“Na­die de­be sen­tir­se in­se­gu­ro en una es­cue­la es­ta­du­ni­den­se”: Trump

Alum­nas de la pre­pa­ra­to­ria Mar­jory Sto­ne­man Dou­glas, en Flo­ri­da, lue­go de que un ex alumno dis­pa­ró de ma­ne­ra in­dis­cri­mi­na­da con­tra es­tu­dian­tes y maes­tros ■ Fo­to Ap

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.