ME­TAL­ME­CÁ­NI­CA CRE­CE­RÁ 8% EN MÉ­XI­CO

ES­TA IN­DUS­TRIA ES­TI­MA UN CRE­CI­MIEN­TO DE 8% ES­TE AÑO, GRA­CIAS A LOS BUE­NOS NÚ­ME­ROS QUE RE­GIS­TRAN SEC­TO­RES CO­MO AU­TO­MO­TRIZ, AE­RO­ES­PA­CIAL Y ENER­GÉ­TI­CO

Manufactura - - PORTADA - -(Con información de Va­len­ti­na González)

Tras la aper­tu­ra ener­gé­ti­ca y el cre­ci­mien­to de sec­to­res co­mo el au­to­mo­tor y ae­ro­es­pa­cial, ven­drán más ne­go­cios pa­ra la in­dus­tria me­tal­me­cá­ni­ca, la cual es­ti­ma un cre­ci­mien­to de en­tre 7 y 8% du­ran­te 2015, de acuer­do con información de in­te­gran­tes del sec­tor y de Pro­Mé­xi­co.

An­te es­te es­ce­na­rio, el clús­ter me­tal­me­cá­ni­co de la Cá­ma­ra Na­cio­nal de la In­dus­tria de la Trans­for­ma­ción (Ca­na­cin­tra), se en­fo­ca­rá en el de­sa­rro­llo de ca­de­nas de va­lor y pro­por­cio­na­rá un ma­yor im­pul­so a pro­ce­sos co­mo la­mi­na­ción y ex­trac­ción me­tá­li­ca.

“La ma­nu­fac­tu­ra de pro­duc­tos de me­tal ha te­ni­do cons­tan­te cre­ci­mien­to gra­cias al im­pul­so de sec­to­res co­mo el au­to­mo­triz y el ae­ro­náu­ti­co”, ma­ni es­ta Mar­co An­to­nio Ruiz Alon­so, pre­si­den­te del sec­tor me­tal­me­cá­ni­co de Ca­na­cin­tra.

Las ci­fras no mien­ten. El año pa­sa­do, la pro­duc­ción de vehícu­los li­ge­ros ce­rró con 3,219,786 uni­da­des pro­du­ci­das, una ci­fra ré­cord, lo que re­pre­sen­ta un cre­ci­mien­to de 9.8% en com­pa­ra­ción a la pro­duc­ción en 2013, de acuer­do con da­tos de la Aso­cia­ción Me­xi­ca­na de la In­dus­tria Au­to­mo­triz (AMIA).

La ex­por­ta­ción tam­bién pre­sen­tó nú­me­ros his­tó­ri­cos. Du­ran­te 2014 se en­via­ron al ex­te­rior 2,642,887 vehícu­los me­xi­ca­nos, un au­men­to de 9.1% res­pec­to al to­tal ex­por­ta­do en 2013.

En cuan­to al sec­tor ae­ro­es­pa­cial, las ex­por­ta­cio­nes du­ran­te 2014 al­can­za­ron los 6,400 mi­llo­nes de dó­la­res (MDD), 1,000 MDD más con res­pec­to al año pa­sa­do, co­men­ta Luis Liz­cano, di­rec­tor de la Fe­de­ra­ción Me­xi­ca­na de la In­dus­tria Ae­ro­es­pa­cial (Fe­mia). En 2013, Mé­xi­co ex­por­tó más de 5,400

MDD en ma­te­ria ae­ro­es­pa­cial, lo cual sig­ni có un cre­ci­mien­to de 17% anual du­ran­te el pe­rio­do 2004-2013, se­gún da­tos de Pro­Mé­xi­co.

Liz­cano agre­ga que el sec­tor ve un es­ce­na­rio po­si­ti­vo pa­ra es­te 2015, pues es­pe­ran que el cre­ci­mien­to en las ex­por­ta­cio­nes si­ga a do­ble dí­gi­to.

An­te es­tas ci­fras, las em­pre­sas de es­tos sec­to­res de­man­da­rán más equi­pos, en­tre los que des­ta­can: má­qui­nas de cor­te con lá­ser, for­ma­do de pie­zas, má­qui­nas pa­ra sol­da­du­ras, de es­tam­pa­do, fa­bri­ca­ción es­truc­tu­ral, pren­sa­do, ro­bó­ti­ca, abra­si­vos y ga­ses, di­ce Mar­ce­la Or­daz, di­rec­to­ra pa­ra La­ti­noa­mé­ri­ca de la ex­po­si­ción de ma­qui­na­ria Fab­tech Mé­xi­co.

Pro­Mé­xi­co iden­ti có 21 ca­te­go­rías con po­ten­cial en el sec­tor me­tal­me­cá­ni­co. La opor­tu­ni­dad se en­fo­ca en los pro­vee­do­res Tier 2 y Tier 3, los cua­les se de­di­can al pro­ce­sa­mien­to de ma­te­ria­les y agre­gan va­lor al pro­duc­to nal.

El or­ga­nis­mo es­ti­ma que el to­tal de la de­man­da de mercado es de 18.1 mil MDD, con­for­ma­da por la su­ma de la pro­vee­du­ría na­cio­nal (6.3 MDD), y las im­por­ta­cio­nes (11.8 MMD) de pie­zas y com­po­nen­tes que se uti­li­zan en pro­ce­sos de ma­nu­fac­tu­ra. En­tre los pro­ce­sos más de­man­da­dos se en­cuen­tran: es­tam­pa­do, fun­di­ción, for­ja y ma­qui­na­do.

En ma­te­ria de ex­por­ta­ción ha­cia Es­ta­dos Uni­dos, la de­pen­den­cia des­ta­ca opor­tu­ni­da­des en ma­qui­na­ria pe­sa­da en ge­ne­ral y en pro­ce­sos co­mo es­tam­pa­do, fun­di­ción, for­ja, ma­qui­na­do, tor­nea­do y tro­que­la­do; ma­qui­na­do de pre­ci­sión; sis­te­mas de in­yec­ción; tra­ta­mien­to tér­mi­co y com­po­nen­tes hi­dráu­li­cos.

CLÚS­TERS AU­TO­MO­TRI­CES DE­MAN­DAN PRO­VEE­DU­RÍA

Los clús­ters del sec­tor au­to­mo­triz han cre­ci­do ca­da año, gra­cias a las rein­ver­sio­nes de las ar­ma­do­ras. El de Nue­vo León, por ejem­plo, se­rá for­ta­le­ci­do con la lle­ga­da de Kia y sus pro­vee­do­res; el de Aguas­ca­lien­tes con la pro­duc­ción de In­fi­ni­ti y Mer­ce­des Benz y el de San Luis Po­to­sí con el cre­ci­mien­to de GM y la en­tra­da de BMW.

Ade­más, en Pue­bla, arran­ca­rá la pro­duc­ción del Golf VII, mien­tras que el de Que­ré­ta­ro re­ci­bi­rá a la pri­me­ra ar­ma­do­ra de ca­pi­tal me­xi­cano, Vuhl, que tra­ba­ja­rá de la mano con la in­dus­tria ae­ro­náu­ti­ca. En Gua­na­jua­to, se pre­vé la cons­truc­ción de un mi­llón 230,000 mo­to­res pa­ra 2016, de acuer­do con da­tos del go­bierno lo­cal.

En el ca­so del Clús­ter de Nue­vo León, és­te ocu­pa el pri­mer lu­gar a ni­vel na­cio­nal en la pro­duc­ción de ca­be­zas de ci­lin­dro, mo­to­res, ba­te­rías pa­ra co­che, vi­drio y ar­ne­ses; ocu­pa el se­gun­do en la pro­duc­ción de ca­mio­nes y au­to­bu­ses, equi­po eléc­tri­co y elec­tró­ni­co, así co­mo par­tes de plás­ti­co pa­ra la in­dus­tria au­to­mo­triz ter­mi­nal.

Tam­bién pro­du­ce ca­rro­ce­rías, trans­mi­sio­nes, fre­nos, asien­tos, cu­ño de me­tal, llan­tas, sis­te­mas de di­rec­ción y sus­pen­sión, en­tre otros pro­duc­tos, men­cio­na Ma­nuel Mon­to­ya Or­te­ga, di­rec­tor ge­ne­ral del Clús­ter Au­to­mo­triz de Nue­vo León.

Des­de su crea­ción, en 2012, bus­ca el de­sa­rro­llo de la ca­de­na in­te­gra­da des­de las ar­ma­do­ras de vehícu­los has­ta los pro­vee­do­res de pri­me­ro, se­gun­do y ter­cer ni­vel, has­ta em­pre­sas de so­por­te y ser­vi­cios de lo­gís­ti­ca y con­sul­to­ría.

Se in­te­gra por pro­duc­to­res de ca­mio­nes li­ge­ros y pe­sa­dos y por 195 au­to­par­tis­tas, 50 de las cua­les son em­pre­sas ex­tran­je­ras y el res­to son na­cio­na­les.

“Hay una pre­sen­cia muy im­por­tan­te de em­pre­sas me­tal­me­cá­ni­cas… fo­ca­li­za­das en fun­di­ción y ma­qui­na­dos de alu­mi­nio y ace­ro, cu­ya pro­duc­ción va di­ri­gi­da al sec­tor au­to­mo­triz”, pre­ci­sa Mon­to­ya.

Sin em­bar­go, per­sis­ten gran­des re­tos re­la­cio­na­dos con la ca­de­na de su­mi­nis­tro. A di­fe­ren­cia de lo que su­ce­de con los Tier 1, en los ni­ve­les 2 y 3 de pro­vee­du­ría se im­por­ta has­ta 71% de los ma­te­ria­les pa­ra fa­bri­car com­po­nen­tes, co­mo re­sul­ta­do de una in­ci­pien­te in­te­gra­ción de Py­MEs.

Es­te do­mi­nio de los Fa­bri­can­tes de Equi­pos Ori­gi­na­les (OEM, por sus si­glas en in­glés) se­gui­rá en la si­guien­te dé­ca­da, pe­se a la emer­gen­te cul­tu­ra de mo­vi­li­dad y al­ta tec­no­lo­gía que mue­ve a mu­chas com­pa­ñías pa­ra com­pe­tir en el mercado.

No obs­tan­te, “de­be­rán re­du­cir los ci­clos de in­no­va­ción pa­ra apor­tar nue­vos pro­duc­tos y ser­vi­cios que abar­quen to­do el ci­clo de vi­da de los vehícu­los en el mercado”, ex­po­ne Albrecht Ysen­burg, so­cio di­rec­tor del Sec­tor Au­to­mo­triz de KPMG.

CLÚS­TER AE­RO­NÁU­TI­CO, TRAC­TOR DE PY­MES

Se­gún la en­cues­ta Pers­pec­ti­vas Glo­ba­les del

Sec­tor Ae­ro­es­pa­cial y de De­fen­sa 2014 pu­bli­ca­da por KPMG In­ter­na­cio­nal, la prin­ci­pal preo­cu­pa­ción de las com­pa­ñías ae­roes­pa­cia­les del mun­do se ubi­ca en el desem­pe­ño de sus pro­vee­do­res en tér­mi­nos de ries­go, con abi­li­dad y ca­li­dad.

Los prin­ci­pa­les po­los de atrac­ción de in­ver­sio­nes ae­roes­pa­cia­les se ubi­can en Que­ré­ta­ro, Ba­ja Ca­li­for­nia, Chihuahua, So­no­ra y Coahui­la. Es­tos clús­ters asien­tan su cre­ci­mien­to en el de­sa­rro­llo de la ca­de­na de pro­vee­du­ría con un en­fo­que de in­no­va­ción pro­pia que res­pon­da a las ne­ce­si­da­des de la in­dus­tria.

Jo­sé Luis Ro­drí­guez Ra­mos, di­rec­tor ge­ne­ral del Clús­ter Ae­ro­es­pa­cial de Chihuahua, in­di­ca que “so­mos una es­pe­cie de trac­to­ras de las em­pre­sas me­tal­me­cá­ni­cas, don­de pre­do­mi­nan pro­vee­do­res Tier 2 y Tier 3, con gran­des po­si­bi­li­da­des de cre­ci­mien­to”.

Ex­pli­ca que a di­fe­ren­cia del clús­ter au­to­mo­triz, el ae­ro­náu­ti­co ma­ne­ja el es­que­ma ‘ba­jo vo­lu­men-al­ta mez­cla’, lo que

La ma­nu­fac­tu­ra de pro­duc­tos de me­tal ha te­ni­do cre­ci­mien­to gra­cias al im­pul­so de sec­to­res co­mo el au­to­mo­triz y el ae­ro­náu­ti­co.

Pa­ra Chihuahua, que tie­ne gran ex­per­ti­se en el área me­tal­me­cá­ni­ca, la aper­tu­ra ener­gé­ti­ca sig­ni­fi­ca un nue­vo mercado.

fa­ci­li­ta a las Py­mes in­cor­po­rar­se al mercado en me­nos tiem­po. “Una Py­me pue­de en­trar al mercado con in­ver­sión mí­ni­ma y vo­lú­me­nes pe­que­ños y con­ver­tir­se en em­pre­sa me­dia­na en me­nor tiem­po”, na­li­za Ro­drí­guez Ra­mos.

De acuer­do con Ca­na­cin­tra, la cer­ca­nía con dos de los prin­ci­pa­les cen­tros de de­sa­rro­llo de tec­no­lo­gía ae­ro­es­pa­cial (Que­bec y Seattle) abre la opor­tu­ni­dad pa­ra que el sec­tor me­tal­me­cá­ni­co lo­gre una in­te­gra­ción in­dus­trial y tec­no­ló­gi­ca, ya que ofre­ce ven­ta­jas en cuan­to a cos­tos de ope­ra­ción y dis­po­ni­bi­li­dad de mano de obra ca­li ca­da.

EL IM­PAC­TO ENER­GÉ­TI­CO

Con res­pec­to a la re­for­ma ener­gé­ti­ca, és­ta “re­di­tua­rá be­ne cios eco­nó­mi­cos en el lar­go pla­zo, pe­ro el cam­bio ini­cia hoy”, men­cio­na Arnulfo So­lís Ló­pez, di­rec­tor ge­ne­ral de In­dus­trias Kuz­zi, fa­bri­can­te de re­mol­ques y ca­rro­ce­rías con pre­sen­cia en Chihuahua y So­no­ra.

En cuan­to a los pro­duc­tos y pro­ce­sos que se re­que­ri­rán es­tán: “tu­be­rías de gas, bom­bas, tro­que­les y fun­di­cio­nes se­rán al­gu­nas opor­tu­ni­da­des que ven­drán con la Re­for­ma”, des­ta­ca.

El tam­bién di­rec­tor del Clús­ter Me­tal­me­cá­ni­co de Chihuahua agre­ga que ha­brá opor­tu­ni­dad pa­ra las Py­mes), siem­pre y cuan­do in­vier­tan en de­sa­rro­llo tec­no­ló­gi­co y se ca­pa­ci­ten co­mo pro­vee­do­ras de in­dus­trias de ex­por­ta­ción.

Con ape­nas dos años en el mercado, el Clús­ter desa­rro­lla pro­duc­tos pro­pios de al­to va­lor, in­no­va­do­res y al­ta­men­te com­pe­ti­ti­vos, de pro­pie­dad in­te­lec­tual, al­tos már­ge­nes de ga­nan­cia, ca­pa­ci­dad de dis­tri­bu­ción y ca­li­dad de ex­por­ta­ción.

Co­mo apo­yo a las Py­mes, cuen­ta con cen­tros de di­se­ño y la­bo­ra­to­rios de fa­bri­ca­ción exi­ble; el ob­je­ti­vo, es apo­yar la in­no­va­ción y for­ta­le­cer los desa­rro­llos lo­ca­les, men­cio­na.

El clús­ter ha cre­ci­do 30% en tér­mi­nos de em­pre­sas que han lle­ga­do y en­tre 6 y 7% en ma­te­ria de fac­tu­ra­ción, la cual su­ma 1,514 MDD des­de su aper­tu­ra.

Ac­tual­men­te, ge­ne­ra 23,718 em­pleos di­rec­tos, a tra­vés de 500 em­pre­sas pro­vee­do­ras de com­po­nen­tes al sec­tor au­to­mo­tor y ae­ro­náu­ti­co.

“Pa­ra Chihuahua, que tie­ne gran ex­per­ti­se en el área me­tal­me­cá­ni­ca, la aper­tu­ra ener­gé­ti­ca sig­ni­fi­ca un nue­vo mercado que las em­pre­sas del sec­tor no te­nían con­tem­pla­do”, se­ña­la Ale­jan­dro Ca­sas Li­món, di­rec­tor de De­sa­rro­llo Eco­nó­mi­co del es­ta­do.

DESAFÍOS PA­RA LA IN­DUS­TRIA

En el es­tu­dio Res­ho­ring Mé­xi­co

2014, el Cen­tro de In­ves­ti­ga­ción pa­ra el De­sa­rro­llo (Cidac), ad­vier­te de la ne­ce­si­dad de em­pre­sas es­pe­cia­li­za­das en fun­di­ción o ace­ros es­pe­cia­li­za­dos.

En Mé­xi­co, hay una fuer­te es­ca­sez de em­pre­sas que se de­di­quen a la fun­di­ción y a ace­ros es­pe­cia­li­za­dos, lo que en­ca­re­ce la pro­duc­ción de sus plan­tas. Ese ti­po de pro­ce­sos, en­fa­ti­za el do­cu­men­to, no pue­den ser im­por­ta­dos fá­cil­men­te, por lo que se ge­ne­ra un cue­llo de bo­te­lla que re­tra­sa la pro­duc­ción.

Es­te fe­nó­meno no es ex­clu­si­vo de Mé­xi­co, ya que de acuer­do con el es­tu­dio, Ca­de­na Me­tal­me­cá­ni­ca en Amé­ri­ca La­ti­na: Di­ná­mi­ca de las In­ver­sio­nes, rea­li­za­do en 2013 por la Aso­cia­ción La­ti­noa­me­ri­ca­na del Ace­ro (Ala­ce­ro), Amé­ri­ca La­ti­na ne­ce­si­ta un cam­bio cua­li­ta­ti­vo en la com­po­si­ción de las in­ver­sio­nes en me­tal­me­cá­ni­ca que es­ti­mu­le el sec­tor de bie­nes de ca­pi­tal (fa­bri­can­tes de ma­qui­na­rias y equi­pos).

Re ere que mien­tras en Co­rea del Sur, la par­ti­ci­pa­ción de bie­nes de ca­pi­tal al­can­zó un pro­me­dio pon­de­ra­do de 69% en el pe­rio­do ana­li­za­do, en Ar­gen­ti­na o Mé­xi­co no su­pera 20%.

El es­tu­dio tam­bién da cuen­ta de la cre­cien­te de­pen­den­cia de los paí­ses ana­li­za­dos en la im­por­ta­ción de los bie­nes pro­du­ci­dos por la ca­de­na me­tal­me­cá­ni­ca, lo que es cohe­ren­te con las ba­jas in­ver­sio­nes rea­li­za­das por los pro­duc­to­res lo­ca­les.

Ade­más, al­re­de­dor de 67% de las im­por­ta­cio­nes me­tal­me­cá­ni­cas de Amé­ri­ca La­ti­na es­tán com­pues­tas por equi­pos me­cá­ni­cos y eléc­tri­cos.

Sin em­bar­go, al ob­ser­var el ujo de pro­duc­tos me­tal­me­cá­ni­cos pro­ve­nien­tes de Chi­na ha­cia la re­gión, la con­cen­tra­ción en es­tos ru­bros cre­ce has­ta 88%.

“Es­te fe­nó­meno pue­de a la vez in­ter­pre­tar­se co­mo una opor­tu­ni­dad de cre­ci­mien­to pa­ra el sec­tor a tra­vés de la sus­ti­tu­ción de im­por­ta­cio­nes, si se die­ran los es­tí­mu­los y las cir­cuns­tan­cias ade­cua­dos”, se­ña­la el aná­li­sis.

Se­gún da­tos de la Se­cre­ta­ría de Economía (SE), el sec­tor me­tal­me­cá­ni­co en el país apor­ta 14 % del Pro­duc­to In­terno Bru­to (PIB) Ma­nu­fac­tu­re­ro en Mé­xi­co, y se con­for­ma por 18 sec­cio­nes, que se di­fe­ren­cian en­tre sí por el pro­duc­to ter­mi­na­do que fa­bri­can.

Las ra­mas son ar­tícu­los de alam­bre, tor­ni­llos y tuer­cas, fun­di­cio­nes, ar­te­fac­tos de lá­mi­na, alu­mi­nio, he­rra­mien­tas, trans­for­ma­ción del ace­ro, neón y anun­cios ex­te­rio­res, equi­po me­cá­ni­co-eléc­tri­co, ju­gue­tes, sol­da­du­ra, for­ja, tro­que­la­do y es­tam­pa­do, he­rra­du­ras, can­da­dos y he­rra­jes, co­mo las prin­ci­pa­les. En cuan­to a em­pre­sas, des­ta­can em­pre­sas co­mo Fa­min­sa, Idea. Mex­roll, Ca­di­sa, Kuzzy, Ford y Ma­ne­sa.

La in­dus­tria me­tal­me­cá­ni­ca na­cio­nal es­tá in­te­gra­da por 23,120 em­pre­sas de las cua­les 20,100 son MiPy­mes, se­gún da­tos de Ca­na­cin­tra.

En con­tras­te, ha­ce po­co más de una dé­ca­da, el nú­me­ro de em­pre­sas que se re­gis­tra­ban en es­te sec­tor as­cen­día a 30,040 uni­da­des eco­nó­mi­cas.

POR: ANA LY­DIA VAL­DÉS

Las ex­por­ta­cio­nes del sec­tor ae­ro­es­pa­cial en 2014 al­can­za­ron los 6,400 MDD.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.