Hi­dro­car­bu­ros: re­tos y opor­tu­ni­da­des

La pro­duc­ción com­par­ti­da lu­ce atrac­ti­va pa­ra el in­ver­sio­nis­ta, ya que, de­pen­dien­do del ren­di­mien­to del pro­yec­to, es­te se con­ver­ti­rá en due­ño de los hi­dro­car­bu­ros

Manufactura - - COLUMNA - DA­VID ESCALANTE So­cio de la Prác­ti­ca Fis­cal y Le­gal de Ener­gía y Re­cur­sos Na­tu­ra­les de KPMG Mé­xi­co. Con la co­la­bo­ra­ción de Ro­ber­to Men­do­za, di­rec­tor de la mis­ma Prác­ti­ca. ase­so­ria@kpmg.com.mx

Con la sig­ni­fi­ca­ti­va ba­ja en el pre­cio del pe­tró­leo sus­ci­ta­da se­ma­nas atrás, re­sul­ta­rá com­ple­jo el re­to del go­bierno me­xi­cano, que ten­drá que evi­tar el po­ten­cial desáni­mo del in­ver­sio­nis­ta. No obs­tan­te, in­clu­so en las pro­yec­cio­nes más con­ser­va­do­ras, se su­gie­re que la caí­da del pe­tró­leo ya to­có pi­so, y que el efec­to de des­plo­me se­rá tem­po­ral.

De ser así, con­si­de­ran­do el mo­de­lo me­xi­cano co­mo una ré­pli­ca de las me­jo­res prác­ti­cas en el sec­tor a ni­vel mun­dial, la reali­dad es que la idea de en­trar en la com­pe­ti­ción aún lu­ce su­ma­men­te atrac­ti­va.

Du­ran­te di­ciem­bre de 2014, la Co­mi­sión Na­cio­nal de Hi­dro­car­bu­ros (CNH) pu­bli­có la pri­me­ra con­vo­ca­to­ria de li­ci­ta­ción pa­ra la eje­cu­ción de ac­ti­vi­da­des de

(E&E) Ex­plo­ra­ción y Ex­plo­ta­ción de hi­dro­car­bu­ros. En es­te pri­mer pro­ce­so, se pre­vé el otor­ga­mien­to de 14 áreas con­trac­tua­les si­tua­das en el Gol­fo de Mé­xi­co, ex­clu­si­va­men­te pa­ra el desem­pe­ño de di­chas ac­ti­vi­da­des en aguas so­me­ras.

CON­TRA­TOS DE PRO­DUC­CIÓN COM­PAR­TI­DA

La Re­for­ma Ener­gé­ti­ca pre­vé di­ver­sos ti­pos de con­tra­tos pe­tro­le­ros. Pa­ra es­te pri­mer pro­ce­so, la se

CNH in­cli­nó por ele­gir la mo­da­li­dad del con­tra­to de pro­duc­ción com­par­ti­da (CPC), op­ción que in­du­da­ble­men­te lu­ce atrac­ti­va pa­ra el in­ver­sio­nis­ta, ya que, de­pen­dien­do del ren­di­mien­to del pro­yec­to, es­te se con­ver­ti­rá en due­ño de los hi­dro­car­bu­ros ex­traí­dos, una vez con­fe­ri­da la pro­por­ción en es­pe­cie que el Es­ta­do le re­quie­ra, se­gún los tér­mi­nos del acuer­do.

Es­te con­tra­to es si­mi­lar al mo­de­lo apli­ca­do en otros paí­ses, lo que pue­de re­pre­sen­tar una ven­ta­ja pa­ra el nue­vo in­ver­sio­nis­ta, ya que la ter­mi­no­lo­gía no le pa­re­ce­rá del to­do des­co­no­ci­da.

Pa­ra los ca­pi­ta­les que es­tán por lle­gar al sec­tor ener­gé­ti­co, se­rá im­por­tan­te di­ge­rir la idea, por­que, si bien en aguas so­me­ras el gra­do de éxi­to es po­ten­cial­men­te al­to, hay dos he­chos que de­ben con­si­de­rar­se: pri­me­ro, que la in­ver­sión se­rá ba­jo su pro­pio ries­go, y se­gun­do, que los in­gre­sos a per­ci­bir no se ve­rán re­fle­ja­dos sino has­ta el mo­men­to de la pro­duc­ción real, he­cho re­le­van­te al con­si­de­rar que el re­torno so­bre la in­ver­sión se da en el me­diano o lar­go pla­zo.

Es gra­to en­con­trar con­tro­les real­men­te atrac­ti­vos en el pro­ce­so de li­ci­ta­ción, en el en­ten­di­do de que el go­bierno tie­ne la fir­me in­ten­ción de de­mos­trar a los in­ver­sio­nis­tas que exis­ti­rá trans­pa­ren­cia en la ad­ju­di­ca­ción e in­clu­so en el ma­ne­jo de las fi­nan­zas de los pro­yec­tos.

Otro re­to am­bi­cio­so es tam­bién la po­ten­cial bu­ro­cra­ti­za­ción de las agen­cias en­car­ga­das del mo­ni­to­reo de la bue­na eje­cu­ción de la li­ci­ta­ción. De dar­se una pues­ta en mar­cha exi­to­sa, se­rá te­ma digno de aplau­so.

CUA­TRO RE­QUI­SI­TOS FIS­CA­LES QUE DE­BE RE­UNIR UN CONTRATISTA

“La reali­dad es que la idea de en­trar en la com­pe­ti­ción aún lu­ce atrac­ti­va”.

En pri­mer lu­gar, de­be ser re­si­den­te scal en Mé­xi­co; en se­gun­do, te­ner co­mo ob­je­to úni­co las ac­ti­vi­da­des de ex­trac­ción y ex­plo­ra­ción de hi­dro­car­bu­ros; el si­guien­te es no tri­bu­tar ba­jo ré­gi­men op­cio­nal de gru­pos de so­cie­da­des, y por úl­ti­mo no con­tar con adeu­dos sca­les.

La car­ga tri­bu­ta­ria que ten­drán los con­tra­tis­tas ya es­ta­ba cla­ra des­de la pu­bli­ca­ción de la Ley de In­gre­sos So­bre Hi­dro­car­bu­ros (LISH), aho­ra so­lo es­tán sien­do con­fir­ma­das.

Es­tos de­be­rán en­te­rar men­sual­men­te, de for­ma si­mi­lar a la me­cá­ni­ca se­gui­da en los pa­gos pro­vi­sio­na­les de

ISR, una cuo­ta con­trac­tual en fa­se ex­plo­ra­to­ria, regalías, un im­pues­to por ac­ti­vi­da­des de ex­trac­ción y ex­plo­ta­ción y, ade­más, un por­cen­ta­je de la uti­li­dad ope­ra­ti­va.

Si bien di­ver­sos sec­to­res se pro­nun­cian a fa­vor de una pos­ter­ga­ción de las si­guien­tes ron­das pa­ra es­pe­rar un me­jor pa­no­ra­ma pa­ra la in­dus­tria ener­gé­ti­ca, de­be­mos con­si­de­rar que, mien­tras al­gu­nos gru­pos to­man es­ta decisión y se que­dan es­tá­ti­cos, otros es­tán

da­ta room ac­tuan­do y ya so­li­ci­ta­ron ac­ce­so al de los cam­pos de aguas so­me­ras, ape­gán­do­se a su plan ini­cial. Sin du­da es­to ju­ga­rá a su fa­vor an­te un es­pe­ra­do pa­no­ra­ma de re­pun­te en el pre­cio del ba­rril de cru­do a fi­na­les de 2015. †

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.