Pers­pec­ti­vas de in­ver­sión pa­ra 2015

Las em­pre­sas ex­tran­je­ras han in­cre­men­ta­do su ape­ti­to por in­ver­tir en Mé­xi­co. Des­ta­ca el es­ta­do de Nue­vo León

Manufactura - - COLUMNA - RO­BERT ALLEN Di­rec­tor Tran­sac­tions and Res­truc­tu­ring de KPMG en Mé­xi­co ase­so­ria@kpmg.com.mx

La Al­ta Di­rec­ción en Mé­xi­co con­si­de­ra que ac­tual­men­te la economía es­tá en la me­jor po­si­ción pa­ra el cre­ci­mien­to en in­ver­sio­nes-vna­cio­na­les y ex­tran­je­ras pa­ra 2015, y que, des­pués de 20 años del co­no­ci­do ‘Error de di­ciem­bre’, ca­da año trae­rá ma­yor ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca que el an­te­rior, en el fu­tu­ro pre­vi­si­ble.

Tan­to los lí­de­res em­pre­sa­ria­les, co­mo los in­ver­sio­nis­tas ex­tran­je­ros, coin­ci­den con la sen­sa­ción de di­na­mis­mo y cre­ci­mien­to en las in­ver­sio­nes que lle­gan a nues­tro país.

To­dos ellos con­si­de­ran que las re­for­mas es­truc­tu­ra­les que se han lle­va­do a ca­bo en los úl­ti­mos me­ses, son una con­ti­nua­ción de las ini­cia­ti­vas de otros desa­rro­llos eco­nó­mi­cos que ya se ha­bían echa­do a an­dar du­ran­te la úl­ti­ma dé­ca­da en el país.

Es­tas ini­cia­ti­vas in­clu­yen pun­tos im­por­tan­tes co­mo la lle­ga­da de las es­truc­tu­ras cor­po­ra­ti­vas de las So­cie­da­des Anó­ni­mas Pro­mo­to­ras de In­ver­sión (SA­PI) y la So­cie­dad Anó­ni­ma Pro­mo­to­ra de In­ver­sión Bur­sá­til (SAPIB), que pro­te­gen a los ac­cio­nis­tas mi­no­ri­ta­rios.

Tam­bién, en es­ta par­te se en­cuen­tran las re­gu­la­cio­nes es­ta­ble­ci­das que per­mi­ten a las ad­mi­nis­tra­do­ras de fon­dos pa­ra el retiro (AFO­RES), in­ver­tir en fon­dos de ca­pi­tal pri­va­do y es­ta­ble­cer nue­vos ins­tru­men­tos de in­ver­sión y ca­pi­tal, in­clu­yen­do las del Fi­dei­co­mi­so de In­ver­sión en Bie­nes Raí­ces (Fi­bras) y Cer­ti­fi­ca­dos de Ca­pi­tal de De­sa­rro­llo (CKD), que tie­nen co­mo fi­na­li­dad ayu­dar a los in­ver­sio­nis­tas a ca­pi­ta­li­zar sus pró­xi­mas in­ver­sio­nes.

Las em­pre­sas ex­tran­je­ras han in­cre­men­ta­do su ape­ti­to por in­ver­tir en Mé­xi­co. He­mos ana­li­za­do las opor­tu­ni­da­des de in­ver­sión en el no­res­te del país y des­ta­ca, por ejem­plo, el es­ta­do de Nue­vo León, ya que du­ran­te el úl­ti­mo año ha cre­ci­do su po­ten­cial y atrac­ti­vo en di­ver­sas in­dus­trias co­mo la ae­ro­es­pa­cial, in­fra­es­truc­tu­ra, agri­cul­tu­ra y pro­duc­tos de con­su­mo, en par­ti­cu­lar de com­pa­ñías de ori­gen ca­na­dien­se, in­glés, fran­cés, ja­po­nés y ame­ri­cano.

El in­te­rés que tie­nen los in­ver­sio­nis­tas pri­va­dos en Nue­vo León es de­to­na­do por di­ver­sas ra­zo­nes. Por los acer­ca­mien­tos que he­mos te­ni­do con nues­tros clien­tes, po­de­mos des­ta­car los si­guien­tes as­pec­tos:

> Pro­xi­mi­dad con el mercado de Es­ta­dos Uni­dos

> Ni­vel de ins­ti­tu­cio­na­li­za­ción (ad­mi­nis­tra­ción

> pro­fe­sio­nal)

> Gran va­rie­dad de pro­fe­sio­na­les ca­li ca­dos

> In­cen­ti­vos a la in­ver­sión por par­te del go­bierno es­ta­tal

En di­ver­sas opor­tu­ni­da­des he­mos vis­to que las in­ver­sio­nes en las in­dus­trias de in­fra­es­truc­tu­ra, pe­tró­leo, tu­ris­mo, ae­ro­es­pa­cial y au­to­mo­triz han aca­pa­ra­do los ti­tu­la­res du­ran­te el pri­mer tri­mes­tre del año en el es­ta­do de Nue­vo León.

Con es­ta información es po­si­ble an­ti­ci­par que los sec­to­res au­xi­lia­res que apo­yan es­tos pi­la­res eco­nó­mi­cos tam­bién ten­drán un ma­yor in­te­rés en­tre los in­ver­sio­nis­tas. Se de­to­na­rán, pues, ca­de­nas de va­lor en Mé­xi­co.

Las em­pre­sas que tie­nen su fo­co prin­ci­pal en el con­su­mi­dor final po­drían con­ver­tir­se en el mo­tor pa­ra in­ver­sio­nes de años fu­tu­ros, so­bre to­do si se con­si­de­ra que las ac­tua­les in­ver­sio­nes si­guen im­pul­san­do el de­sa­rro­llo eco­nó­mi­co del país, es ló­gi­co pen­sar que la cla­se me­dia de Mé­xi­co con­ti­nua­rá cre­cien­do, y en con­se­cuen­cia, se in­cre­men­ta­rá la de­man­da del mercado.

Sin em­bar­go, tam­bién ve­mos que los em­pre­sa­rios me­xi­ca­nos co­rren el ries­go de su­cum­bir an­te los com­pe­ti­do­res que tie­nen el apo­yo de in­ver­sio­nis­tas que han iden­ti­fi­ca­do las opor­tu­ni­da­des pa­ra es­ta­ble­cer un pre­cio, tec­no­lo­gía o ser­vi­cios dic­ta­dos por el mercado que ellos ope­ran.

Por es­ta ra­zón, aho­ra más que nun­ca, ne­ce­si­tan con­ti­nua­men­te re­vi­sar y evo­lu­cio­nar sus pla­nes es­tra­té­gi­cos, pa­ra que pue­dan ca­pi­ta­li­zar los cam­bios es­truc­tu­ra­les que es­tán ocu­rrien­do en el país.

Se­rá cla­ve tra­ba­jar en es­tre­cha co­la­bo­ra­ción con sus ase­so­res, pa­ra así ser más com­pe­ti­ti­vos en el mercado.†

Los em­pre­sa­rios me­xi­ca­nos de­ben evo­lu­cio­nar sus pla­nes es­tra­té­gi­cos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.