Au­tos au­tó­no­mos, el fu­tu­ro de la in­dus­tria

Se pre­vé que pa­ra 2016, los vehícu­los po­sean dis­po­si­ti­vos que per­mi­ti­rán re­gu­lar el fre­na­do y la ace­le­ra­ción en ca­so de trá­fi­co in­ten­so

Manufactura - - COLUMNA - MAU­RI­CIO KU­RI Di­rec­tor eje­cu­ti­vo de Fon­do Unido Mé­xi­co, ca­te­drá­ti­co de RR.PP y Co­mu­ni­ca­ción Es­tra­té­gi­ca del ITESM. Es­pe­cia­lis­ta en la in­dus­tria au­to­mo­triz

La evo­lu­ción tec­no­ló­gi­ca de los au­to­mó­vi­les y ca­mio­nes con­ti­núa, no só­lo en lo re­fe­ren­te a la me­jo­ra de los mo­to­res y trans­mi­sio­nes— que ha­cen mu­cho más efi­cien­te el con­su­mo de com­bus­ti­ble—, o en el de­sa­rro­llo de ba­te­rías y mo­to­res eléc­tri­cos que se in­cor­po­ran a los vehícu­los hí­bri­dos o 100% eléc­tri­cos, aho­ra la am­bi­ción de las ar­ma­do­ras ra­di­ca en la au­to­no­mía en la con­duc­ción.

Una de las pri­me­ra com­pa­ñías en dar a co­no­cer sus pla­nes al res­pec­to fue la em­pre­sa de tec­no­lo­gía Goo­gle, quien sor­pren­dió a los aman­tes de los au­to­mó­vi­les al lan­zar un pro­to­ti­po de vehícu­lo de con­duc­ción au­tó­no­ma.

Pos­te­rior­men­te a es­te anun­cio po­co co­mún, al pro­ve­nir de un lí­der en tec­no­lo­gías de co­mu­ni­ca­ción y bús­que­da en la red, fir­mas co­mo Nis­san, Vol­vo y To­yo­ta, en alian­za con Goo­gle, co­men­za­ron a ex­plo­rar el te­rreno de los au­tos au­tó­no­mos.

Des­pués de ello, mu­chas ar­ma­do­ras au­to­mo­tri­ces tra­ba­jan en el di­se­ño y crea­ción de vehícu­los que se ma­ne­jen so­los, don­de los sen­so­res in­te­gra­dos a sis­te­mas de pro­xi­mi­dad y la pre­ci­sión geo­es­pa­cial son pie­zas cla­ve pa­ra el de­sa­rro­llo de es­ta tec­no­lo­gía.

La evo­lu­ción de sen­so­res de pro­xi­mi­dad, ra­da­res que de­tec­tan el mo­vi­mien­to, cá­ma­ras que de­tec­tan imá­ge­nes en la os­cu­ri­dad y otra se­rie de dis­po­si­ti­vos de tec­no­lo­gías avan­za­das, per­mi­ten que los gran­des lí­de­res mun­dia­les se atre­van a de­cir que en no más de 10 años ten­dre­mos dis­po­ni­bles vehícu­los que se ma­ne­jen de for­ma au­tó­no­ma.

El te­ma es­tá en pleno de­sa­rro­llo. De he­cho, uno de los lí­de­res mun­dia­les de la in­dus­tria au­to­mo­triz más res­pe­ta­dos, Car­los Ghosn, CEO de la alian­za Re­naul­tNis­san, co­men­tó du­ran­te el Mo­bi­le World Con­gress de Bar­ce­lo­na, que vi­sua­li­za la in­tro­duc­ción de vehícu­los de con­duc­ción au­tó­no­ma en tres eta­pas.

La pri­me­ra se­rá en 2016 con dis­po­si­ti­vos que per­mi­ti­rán re­gu­lar el fre­na­do y la ace­le­ra­ción en ca­so de trá­fi­co in­ten­so.

La se­gun­da fa­se ini­cia­rá en 2018, cuan­do los vehícu­los ten­gan la ca­pa­ci­dad de des­pla­zar­se so­los por las ca­rre­te­ras, con la ven­ta­ja, in­clu­so, de cam­biar­se de ca­rri­les.

Pos­te­rior­men­te y sin com­pro­me­ter una fe­cha pa­ra la ter­ce­ra, ven­drá una tec­no­lo­gía que pue­da en­fren­tar si­tua­cio­nes de ma­ne­jo más com­ple­jas.

Pa­ra ha­cer es­to po­si­ble, se re­quie­re un in­ten­so tra­ba­jo en la pro­mo­ción y apli­ca­ción de po­lí­ti­cas pú­bli­cas que per­mi­tan te­ner un mar­co le­gal pa­ra la in­cor­po­ra­ción ágil de es­tas tec­no­lo­gías.

Ima­gi­ne­mos las ven­ta­jas que es­to trae­rá a nues­tras vi­das dia­rias: po­dría­mos eli­mi­nar al 100% los ac­ci­den­tes au­to­mo­tri­ces, co­mo lo men­cio­na Vol­vo en uno de sus vi­deos cor­po­ra­ti­vos, don­de pro­mo­cio­na el fu­tu­ro cer­cano del ma­ne­jo au­tó­no­mo.

Ade­más, las em­pre­sas res­pon­sa­bles del ma­ne­jo de car­ga y pa­sa­je po­drán te­ner tra­yec­tos más se­gu­ros y efi­cien­tes, lo­gran­do una lo­gís­ti­ca me­jor planeada, con tiem­pos de des­pla­za­mien­to y en­tre­ga pre­ci­sos.

Así, po­dría­mos ol­vi­dar­nos de las pi­pas de gas que se vol­tean en las ca­rre­te­ras, a cau­sa de con­duc­to­res irres­pon­sa­bles que ex­ce­den el lí­mi­te de velocidad per­mi­ti­do o los ac­ci­den­tes en trans­por­tes de pa­sa­je­ros que co­bran mi­les de vi­das en to­do el mun­do, y prin­ci­pal­men­te en nues­tro país, de­bi­do a con­duc­to­res ne­gli­gen­tes que por ga­nar un po­co más, ma­ne­jan en con­di­cio­nes de can­san­cio ex­ce­si­vas.

Gra­cias a la tec­no­lo­gía de con­duc­ción au­tó­no­ma, se­ría­mos tes­ti­gos de la evo­lu­ción tec­no­ló­gi­ca más im­por­tan­te des­de la in­ven­ción del au­to­mó­vil en 1886 por Gottlieb Daim­ler, lo que cam­bió la mo­vi­li­dad en el mun­do mo­derno.

Aho­ra se­rá po­si­ble via­jar a cual­quier ho­ra sin te­mor a dor­mir­se en el ca­mino, se po­drán pro­gra­mar los via­jes por ca­rre­te­ra con una pre­ci­sión muy exac­ta del tiem­po que to­ma­rá un de­ter­mi­na­do tra­yec­to, lo que an­tes no se ha­bía ex­pe­ri­men­ta­do, y tam­bién se­re­mos tes­ti­gos de la eli­mi­na­ción de la prin­ci­pal cau­sa de muer­te en nues­tro país, los ac­ci­den­tes via­les…

Cla­ro, es­to su­ce­de­rá só­lo has­ta que to­do el par­que vehi­cu­lar sea obli­ga­do a uti­li­zar es­tas tec­no­lo­gías.†

“La evo­lu­ción tec­no­ló­gi­ca más im­por­tan­te des­de la crea­ción del au­to”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.