Ha­cia las fá­bri­cas di­gi­ta­les

La ten­den­cia es el uso de soft­wa­re pa­ra si­mu­lar pro­ce­sos en la lí­nea de pro­duc­ción

Manufactura - - CONTENIDO - -Hu­go Domínguez

La ten­den­cia es el uso de soft­wa­re pa­ra si­mu­lar pro­ce­sos pro­duc­ti­vos

En el Cen­tro de In­ves­ti­ga­ción pa­ra In­te­li­gen­cia Ar­ti­fi­cial de Ber­lín, en Ale­ma­nia, se ges­ta la nue­va re­vo­lu­ción in­dus­trial que re­gi­rá los pa­tro­nes de pro­duc­ción du­ran­te las pró­xim­dos dé­ca­das.

Ahí, el fu­tu­ro se ex­pe­ri­men­ta en tiem­po real. En ese lu­gar es po­si­ble si­mu­lar có­mo se­rá una lí­nea de pro­duc­ción de una em­pre­sa em­bo­te­lla­do­ra, se­gún los pa­tro­nes tec­no­ló­gi­cos de las fá­bri­cas in­te­li­gen­tes. Ca­da bo­te­lla que co­rre en las ban­das de esa lí­nea con­tie­ne un chip con tec­no­lo­gía RFID que al­ma­ce­na una des­crip­ción pre­ci­sa so­bre có­mo de­be ser pro­ce­sa­da du­ran­te to­do su ci­clo de plan­ta.

En una es­ta­ción re­pre­sen­ta­da, el chip de la bo­te­lla se co­mu­ni­ca di­rec­ta­men­te con la má­qui­na di­cién­do­le có­mo tie­ne que tra­ba­jar. Una compu­tado­ra re­vi­sa y cer­ti­fi­ca que el pro­ce­so se eje­cu­te en to­do mo­men­to, co­mo fue pla­nea­do y di­se­ña­do ini­cial­men­te.

Má­qui­nas que se co­mu­ni­can con otras a tra­vés de sen­so­res, ge­ne­ran­do información en la nu­be que con­tie­ne to­do ti­po de da­tos: al­gu­nos téc­ni­cos re­fe­ren­tes a man­te­ni­mien­to, otros más es­tra­té­gi­cos que tie­nen que ver con lo­gís­ti­ca y pla­nea­ción de la de­man­da. Le lla­man la cuar­ta re­vo­lu­ción in­dus­trial.

“Em­pe­zó en Ale­ma­nia; el go­bierno creó el con­cep­to de In­dus­tria 4.0 pa­ra im­pul­sar la di­gi­ta­li­za­ción”, di­ce Ale­jan­dro Prein­falk, vi­ce­pre­si­den­te de in­dus­tria de Sie­mens.

El co­ra­zón de to­do es el In­ter­net de las Co­sas. “La in­fluen­cia del In­ter­net ha cau­sa­do cam­bios. Hoy es di­fí­cil pen­sar en una vi­da la­bo­ral sin una co­ne­xión en tu smartp­ho­ne”, agre­ga.

Du­ran­te ocho años, Sie­mens ha in­ver­ti­do glo­bal­men­te 4,000 mi­llo­nes de eu­ros (MDE) en pla­ta­for­mas de ma­nu­fac­tu­ra in­te­li­gen­te. Aho­ra tra­ba­ja en desa­rro­llos es­pe­cí­fi­cos pa­ra el con­cep­to de Di­gi­tal En­ter­pri­se, a tra­vés del cual ofre­ce so­lu­cio­nes de soft­wa­re pa­ra si­mu­lar lí­neas de pro­duc­ción.

Son los tiem­pos de una nue­va épo­ca in­dus­trial, con ci­clos de pro­duc­ción más cor­tos y má­qui­nas más in­te­li­gen­tes. 30% se re­du­ce el tiem­po que lle­va desa­rro­llar una lí­nea de pro­duc­ción al usar soft­wa­re de si­mu­la­ción.

Fuen­te: Sie­mens

LA RE­VO­LU­CIÓN 4.0

Se tra­ta, di­ce Prein­falk, de la po­si­bi­li­dad de crear ge­me­los di­gi­ta­les de las plan­tas con una si­mu­la­ción exac­ta so­bre lo que im­pli­ca­ría lle­var una nue­va lí­nea al pi­so de pro­duc­ción o mo­di­fi­car al­gu­na que es­té en ope­ra­ción: des­de los equi­pos, has­ta los in­su­mos, pro­ce­sos y per­so­nal ope­ra­ti­vo.

El sis­te­ma lo re­suel­ve to­do: co­di­fi­ca las cel­das, los sis­te­mas de au­to­ma­ti­za­ción que se ne­ce­si­tan y si­mu­la un pro­ce­so de en­sam­ble vir­tual. Tam­bién ofre­ce ven­ta­jas en la pla­nea­ción de la pro­duc­ción; por ejem­plo, si la plan­ta re­quie­re una lí­nea nue­va, el sis­te­ma la di­se­ña, con ni­ve­les de información que pue­den apor­tar da­tos, in­clu­so, so­bre er­go­no­mía pa­ra fa­ci­li­tar la la­bor de los ope­ra­rios.

Es­ta si­mu­la­ción pue­de re­du­cir 30% el tiem­po que im­pli­ca desa­rro­llar una lí­nea vs la pues­ta en mar­cha de la for­ma tra­di­cio­nal. Los ser­vi­cios tam­po­co pue­den con­ce­bir­se des­co­nec­ta­dos de es­ta ten­den­cia. Un cam­bio in­dus­trial exi­ge in­ge­nie­ros y per­so­nal es­pe­cia­li­za­do que en­tien­da las nue­vas tec­no­lo­gías y desa­rro­lle so­lu­cio­nes, ase­gu­ra Ale­jan­dro Ma­cías, di­rec­tor de la Uni­dad de Ser­vi­cios pa­ra Mé­xi­co de Sch­nei­der Elec­tric. “Nues­tros in­ge­nie­ros es­tán com­ple­ta­men­te di­gi­ta­li­za­dos y han ad­qui­ri­do el pa­pel de con­sul­to­res con nues­tros clien­tes in­dus­tria­les”, agre­ga.

En cin­co años, sie­te de ca­da 10 pro­fe­sio­na­les del sec­tor de pe­tró­leo y gas in­ver­ti­rá en tec­no­lo­gías di­gi­ta­les, se­gún una en­cues­ta de Ac­cen­tu­re y Mi­cro­soft. Ac­tual­men­te las ma­yo­res in­ver­sio­nes en tec­no­lo­gías di­gi­ta­les den­tro ra­mo se han he­cho en mo­vi­li­dad (72%) e in­fra­es­truc­tu­ra (69%), pe­ro en el fu­tu­ro se apos­ta­rá por da­tos ma­si­vos, In­ter­net In­dus­trial de las Co­sas, big da­ta, analy­tics y cloud.

Son los tiem­pos de una nue­va épo­ca in­dus­trial, con ci­clos de pro­duc­ción más cor­tos, má­qui­nas más in­te­li­gen­tes, y per­so­nal más es­pe­cia­li­za­do y di­gi­ta­li­za­do.†

Vis­ta par­cial de la plan­ta de elec­tró­ni­cos de Sie­mens en Am­berg, Ale­ma­nia, don­de se tra­ba­ja ba­jo el con­cep­to Di­gi­tal En­ter­pri­se.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.