Li­ci­ta­cio­nes en tiem­pos de re­cor­te

A pe­sar de las res­tric­cio­nes pre­su­pues­ta­les del go­bierno me­xi­cano pa­ra 2015, la ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca pa­ra com­pras y ad­qui­si­cio­nes ron­da el bi­llón de pe­sos e in­clu­ye po­si­bi­li­da­des pa­ra em­pre­sas de to­dos los ta­ma­ños y gi­ros in­dus­tria­les

Manufactura - - CONTENIDO - POR HU­GO DOMÍNGUEZ Y ANI­LÚ ES­QUI­VEL

Es tiem­po de re­cor­tes pre­su­pues­ta­les… y de me­nos pedidos pa­ra la in­dus­tria. Los ba­jos pre­cios del pe­tró­leo han pro­vo­ca­do una res­tric­ción del gas­to pú­bli­co que ha ca­la­do in­clu­so en el sis­te­ma de De­sa­rro­llo de Pro­vee­do­res del Pro­gra­ma de las Na­cio­nes Uni­das pa­ra el De­sa­rro­llo (PNUD) en Mé­xi­co: a par­tir de 2015, el go­bierno fe­de­ral no des­ti­nó nin­gu­na par­ti­da pre­su­pues­tal pa­ra apo­yar­lo, por lo que ya que­dó sus­pen­di­do. Es­te ins­tru­men­to de orien­ta­ción y vin­cu­la­ción pa­ra las em­pre­sas me­xi­ca­nas ope­ra­ba en Mé­xi­co des­de 2000. De acuer­do con su úl­ti­mo re­por­te, du­ran­te ese tiem­po apo­yó a 420 Py­mes a in­te­grar­se en ca­de­nas pro­duc­ti­vas glo­ba­les. Las cau­sas de la can­ce­la­ción no que­dan cla­ras. An­war Suá­rez, ge­ren­te del Pro­gra­ma de Com­pe­ti­ti­vi­dad e In­te­gra­ción Pro­duc­ti­va del PNUD, co­men­tó es­cue­ta­men­te que, aun­que el pro­gra­ma fue “exi­to­so”, tu­vo que ser de­te­ni­do es­te año, “Pa­ra re­de­fi­nir su me­to­do­lo­gía y ha­cer­lo lle­gar a un ma­yor nú­me­ro de em­pre­sas”. La eje­cu­ti­va di­ce a Ma­nu­fac­tu­ra que es­te año po­dría re­to­mar­se, aun­que de­cli­na pre­ci­sar de­ta­lles, co­mo las me­tas y ob­je­ti­vos que se han tra­za­do. Los pro­gra­mas pa­ra pro­vee­do­res no son los úni­cos afec­ta­dos. Tam­bién lo se­rán las com­pras pú­bli­cas. Ma­yo, ju­nio y ju­lio son, por tra­di­ción, los me­ses más ac­ti­vos en pu­bli­ca­ción de li­ci­ta­cio­nes del go­bierno me­xi­cano. Es­ta tem­po­ra­da ini­cia en pe­num­bras, an­te la anun­cia­da dis­mi­nu­ción del gas­to pú­bli­co que pa­ra 2015 se ha plan­tea­do en 124,000 mi­llo­nes de pe­sos (0.7 % del PIB).

Se­rá a par­tir del mes en cur­so cuan­do la co­mu­ni­dad em­pre­sa­rial del país pue­da me­dir qué áreas afec­tó el re­cor­te pre­su­pues­tal en las com­pras gu­ber­na­men­ta­les. Pe­ro, a es­tas al­tu­ras del año, se pre­vé que el ma­yor im­pac­to sea pa­ra los sec­to­res ener­gé­ti­co y de la cons­truc­ción, mien­tras que las ma­nu­fac­tu­ras pue­den es­tar en el cam­po de las me­nos afec­ta­das.

Tan­to la Se­cre­ta­ría de Economía co­mo la pe­tro­le­ra me­xi­ca­na, han se­ña­la­do en el pri­mer tri­mes­tre el año que el ma­yor re­cor­te se ha­rá en el gas­to de Pe­mex y CFE -72,000 mi­llo­nes de pe­sos (MDP)-, tam­bién ha­brá dis­mi­nu­cio­nes en in­fra­es­truc­tu­ra por 18,000 MDP. Los res­tan­tes 34,000 MDP se ob­ten­drán de re­duc­cio­nes en el gas­to so­cial –Se­de­sol y pen­sio­nes pa­ra adul­tos ma­yo­res- en re­duc­cio­nes en los gas­tos de ser­vi­cios per­so­na­les y de con­tra­ta­ción de pla­zas even­tua­les y ho­no­ra­rios.

(Por lo an­te­rior) “Cree­mos que el sec­tor ma­nu­fac­tu­re­ro me­xi­cano no re­ci­bi­rá un im­pac­to ma­yor con es­ta dis­mi­nu­ción del gas­to pú­bli­co pa­ra es­te año”, se­ña­la Ge­rar­do Er­bessd, di­rec­tor ge­ne­ral de FVD Con­sul­to­res, un des­pa­cho es­pe­cia­li­za­do en ase­so­ría em­pre­sa­rial pa­ra ven­tas al go­bierno. El pa­no­ra­ma me­nos alen­ta­dor se pre­vé pa­ra la obra pú­bli­ca de es­ta­dos y mu­ni­ci­pios, ex­pli­ca, ya que és­tos: “No con­ta­rán por va­rios años con los be­ne­fi­cios de la ren­ta pe­tro­le­ra, ade­más de que en su ma­yo­ría, su car­ga fi­nan­cie­ra pro­duc­to del so­bre en­deu­da­mien­to, de­ja po­co o nu­lo mar­gen pa­ra rea­li­zar in­ver­sio­nes o gas­to en in­fra­es­truc­tu­ra”.

Em­pre­sa­rios que ya tie­nen his­to­rial co­mo pro­vee­do­res del go­bierno, des­de el ra­mo ma­nu­fac­tu­re­ro, por aho­ra pre­vén una re­duc­ción me­nor. Ro­dol­fo Mon­ca­da, di­rec­tor de Rho­de & Schwarz Mé­xi­co, Cen­troa­mé­ri­ca y el Ca­ri­be, pro­yec­ta que uno de los ru­bros de su ne­go­cio que se po­drían ver afec­ta­dos es­te ve­rano es el de equi­pos de ins­tru­men­ta­ción pa­ra uni­ver­si­da­des y tec­no­ló­gi­cos, tan­to fe­de­ra­les co­mo es­ta­ta­les.

Ahí es­ti­ma que el im­pac­to a la ba­ja en las li­ci­ta­cio­nes de Go­bierno po­dría ir de 20% a 30%: “Di­ga­mos que no es un equi­po sú­per ne­ce­sa­rio. Las uni­ver­si­da­des y tec­no­ló­gi­cos po­drían so­bre­vi­vir man­te­nien­do el equi­po de la­bo­ra­to­rio ac­tual un par de años más, así que es pre­vi­si­ble que ahí se re­sien­ta el re­cor­te”.

En cam­bio, aña­de, en equi­pos y trans­mi­so­res pa­ra la TV no pro­yec­tan im­pac­to

“Por­que 2015 es un año crí­ti­co ya que es­tá vi­gen­te el com­pro­mi­so de con­cre­tar el apa­gón analó­gi­co a fi­na­les de es­te año”.

En pun­to me­dio, Rho­de & Sch­wartz espera un gol­pe en su di­vi­sión de equi­pos de se­gu­ri­dad, pe­ro en me­nor me­di­da. Mon­ca­da evi­tó cal­cu­lar un por­cen­ta­je por­que “Los pre­su­pues­tos no se ma­ne­jan tan abier­ta­men­te” (sur­ten a Se­de­na).

Pa­ra las pe­que­ñas y me­dia­nas em­pre­sas (Py­mes) que abas­te­cen al go­bierno el re­to pue­de ser ma­yor, ya que son más sen­si­bles a un des­cen­so de pedidos, por me­nor que sea. Lo ex­pli­ca Fer­nan­do Can­tú, di­rec­tor ge­ne­ral de Gru­po Ca­raz­zi, fa­bri­can­te de uni­for­mes. Des­de ha­ce 4 años, 95% de sus ven­tas pro­vie­ne del go­bierno.

(An­te el re­cor­te) “La afec­ta­cion es enor­me. He­mos ve­ni­do cre­cien­do de 8% a 9% anual­men­te y tan­to es­te año co­mo el si­guien­te es­ti­ma­mos un cre­ci­mien­to de ape­nas 1% y ha­cien­do ver­da­de­ros es­fuer­zos, pa­ra lo­grar­lo”.

Ge­rar­do Er­bessd, el con­sul­tor en ven­tas al go­bierno opi­na que, sin em­bar­go, la ma­yor afec­ta­ción no ven­drá de la dis­mi­nu­ción de las li­ci­ta­cio­nes, sino del subejer­ci­cio pú­bli­co (gas­to rea­li­za­do en me­nor can­ti­dad en re­la­ción con el pre­su­pues­to ori­gi­nal) co­mo el que se re­gis­tró en 2014 “Y que de acuer­do a lo que se es­tá ob­ser­van­do, pre­va­le­ce­rá tam­bién pa­ra es­te año. Es­te subejer­ci­cio nos pa­re­ce aún más ne­ga­ti­vo que los efec­tos de una dis­mi­nu­ción en los pre­su­pues­tos”.

El pa­no­ra­ma de as­trin­gen­cia en las com­pras del sec­tor pú­bli­co se alar­ga­rá has­ta abar­car to­do 2016, ya que las pre­dic­cio­nes glo­ba­les ano­tan un sos­te­ni­do des­cen­so en los pre­cios del pe­tró­leo y en el me­jor de los es­ce­na­rios se mantendrán los pre­cios ac­tua­les. Si es­to su­ce­de, aña­de Er­bessd, los in­gre­sos del go­bierno se re­du­ci­rán pa­ra el año en­tran­te, ya que la co­ber­tu­ra –se­gu­ro– que con­tra­tó Mé­xi­co no ten­drá los efec­tos que ami­no­ra­ron el im­pac­to en 2015.

“Só­lo que­dan tres ca­mi­nos a se­guir en el cor­to pla­zo pa­ra el go­bierno: in­cre­men­tar el dé­fi­cit pú­bli­co pa­ra fi­nan­ciar el gas­to; su­bir im­pues­tos o dis­mi­nuir el gas­to pú­bli­co. Que­re­mos su­po­ner que se­rá es­ta úl­ti­ma me­di­da lo que se­rá la po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca que ri­ja el pre­su­pues­to pa­ra el pró­xi­mo año. De dar­se una dis­mi­nu­ción en el gas­to pú­bli­co es muy pro­ba­ble que los sec­to­res más im­por­tan­tes que se im­pac­ta­rán en el cor­to pla­zo con­ti­nua­rán sien­do el ener­gé­ti­co y el de in­fra­es­truc­tu­ra”, con­clu­ye el con­sul­tor en li­ci­ta­cio­nes.

El pre­su­pues­to de Ad­qui­si­cio­nes, Obra Pú­bli­ca, Ser­vi­cios y Arren­da­mien­tos de la ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca pa­ra 2015

Lo pri­me­ro es co­no­cer opor­tu­na­men­te las opor­tu­ni­da­des que hay, ya sea me­dian­te la bús­que­da per­ma­nen­te de con­vo­ca­to­rias, o la

con­tra­ta­ción de ser­vi­cios es­pe­cia­li­za­dos.

es cer­cano a un bi­llón de pe­sos (un mi­llón de mi­llo­nes) y cer­ca de la mi­tad de es­ta ci­fra co­rres­pon­de so­la­men­te a com­pras.

INFORMACIÓN EN TIEM­PO REAL

A pe­sar de los re­cor­tes en el gas­to pú­bli­co, 10% de las com­pras to­ta­les de Mé­xi­co las ha­ce el go­bierno, lo que sig­ni­fi­ca una par­ti­ci­pa­ción de cer­ca de 6% del PIB. A la ca­pa­ci­dad de ad­qui­si­ción, ha­bría que aña­dir la muy di­ver­sa de­man­da, que in­clu­ye opor­tu­ni­da­des pa­ra di­ver­sos gi­ros in­dus­tria­les. Se­gún Na­cio­nal Fi­nan­cie­ra (Na­fin) cual­quier co­sa que se fa­bri­que, ar­me, dis­tri­bu­ya o co­mer­cie, así co­mo to­do ti­po de ser­vi­cios, es sus­cep­ti­ble de ser ven­di­da al go­bierno en sus tres ni­ve­les: mu­ni­ci­pal, es­ta­tal y fe­de­ral.

En su Pro­gra­ma de Com­pras del Go­bierno Fe­de­ral, es­ta ins­ti­tu­ción de la ban­ca de de­sa­rro­llo se­ña­la que las ne­ce­si­da­des gu­ber­na­men­ta­les in­clu­yen: “Des­de pa­pe­le­ría has­ta má­qui­nas de off­set, per­so­nal de lim­pie­za y pro­duc­tos de con­su­mo dia­rio, he­rra­mien­tas y fe­rre­te­ría, pro­duc­tos eléc­tri­cos y elec­tró­ni­cos, has­ta hard­wa­re y soft­wa­re, jar­di­ne­ría y jar­ce­ría, llan­tas, au­tos y re­fac­cio­nes, acei­te y lu­bri­can­tes va­rios, elec­tro­do­més­ti­cos y en­se­res me­no­res, pin­tu­ras y tin­tas de to­do ti­po…”.

La in­dus­tria, en par­ti­cu­lar, tie­ne una opor­tu­ni­dad con­si­de­ra­ble que no ha si­do dimensionada. En Mé­xi­co hay más de me­dio mi­llón de em­pre­sas del sec­tor de la ma­nu­fac­tu­ra. Re­pre­sen­tan 10% del uni­ver­so em­pre­sa­rial del país, con­tra 36% y 45% que ocu­pan, res­pec­ti­va­men­te, los ser­vi­cios y el co­mer­cio.

Lau­ra González, di­rec­to­ra ad­jun­ta de la Agen­cia Pro­vee­do­ra de Información

(API), que tam­bién brin­da apo­yo y ase­so­ría en com­pras a Go­bierno des­de 1991, con­si­de­ra que aho­ra las opor­tu­ni­da­des son más vi­si­bles gra­cias a in­ter­net, y en es­pe­cial al por­tal Com­pra­net e in­clu­so a la apli­ca­ción (App) pa­ra mó­vi­les que ya es­tá dis­po­ni­ble, gra­tui­ta­men­te, pa­ra to­dos los in­tere­sa­dos, con la op­ción de emi­tir alar­mas de los sec­to­res o ins­ti­tu­cio­nes que in­tere­san a los fu­tu­ros pro­vee­do­res.

MI­TOS Y TA­BÚES

Si el pas­tel es tan gran­de, ¿por qué mu­chos em­pre­sa­rios, par­ti­cu­lar­men­te del ra­mo in­dus­trial, no as­pi­ran ni si­quie­ra a una re­ba­na­da? La res­pues­ta es la ma­la per­cep­ción que se tie­ne so­bre los pro­ce­sos gu­ber­na­men­ta­les.

En los úl­ti­mos años, al ini­ciar su Ta­ller de Ven­tas al Go­bierno, la con­sul­to­ra FDV ha plan­tea­do la si­guien­te pre­gun­ta a más de 1,500 res­pon­sa­bles de em­pre­sas: ¿Cuál es su per­cep­ción so­bre las ven­tas al go­bierno? Hay tres res­pues­tas que pre­va­le­cen, pe­ro só­lo una de ellas es po­si­ti­va. Las otras dos apun­tan a una fal­ta de trans­pa­ren­cia y fa­vo­ri­tis­mo; ade­más, creen que es muy di­fí­cil lle­var a ca­bo los pro­ce­di­mien­tos y cum­plir con los pre­rre­qui­si­tos.

“Es­tos fac­to­res in­hi­ben al sec­tor ma­nu­fac­tu­re­ro”, di­ce Ge­rar­do Er­bessd. “La per­cep­ción ne­ga­ti­va del em­pre­sa­rio res­pec­to a las ven­tas al Go­bierno se con­vier­te en un obs­tácu­lo ini­cial pa­ra in­cre­men­tar sus es­fuer­zos y al­can­zar re­sul­ta­dos con­cre­tos en tér­mi­nos de una par­ti­ci­pa­ción di­rec­ta en es­te mercado”.

Otro mi­to es que las ven­tas al go­bierno son una op­ción ex­clu­si­va pa­ra em­pre­sas gran­des. Pe­se a que por su nú­me­ro y di­men­sión, las opor­tu­ni­da­des pa­ra pro­veer a las en­ti­da­des de la ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca se orien­tan ha­cia las em­pre­sas pe­que­ñas, efec­ti­va­men­te, en la reali­dad las

Los re­cor­tes que se pre­vén pa­ra 2015-2016 se plan­tean in­fe­rio­res al subejer­ci­cio del gas­to pú­bli­co de los úl­ti­mos 12 me­ses.

em­pre­sas gran­des, tan­to na­cio­na­les co­mo ex­tran­je­ras, son las que lo apro­ve­chan, pues ga­nan has­ta 90% de los con­tra­tos. Pe­ro, de acuer­do con los es­pe­cia­lis­tas, hay más opor­tu­ni­da­des.

En­tre las más de 500,000 em­pre­sas que con­for­man es­te sec­tor, la ma­yo­ría (95%) son mi­cro, tie­nen 10 em­plea­dos o me­nos y, qui­zá por ello, ma­yo­res li­mi­ta­cio­nes pa­ra cu­brir los re­que­ri­mien­tos del gi­gan­tes­co com­pra­dor gu­ber­na­men­tal. El 5% res­tan­te, el que tie­ne me­jo­res opor­tu­ni­da­des, es­tá con­for­ma­do en su ma­yo­ría por em­pre­sas pe­que­ñas (4%), mien­tras que las me­dia­nas re­pre­sen­tan 0.8% y las gran­des so­la­men­te 0.2%.

La di­rec­to­ra de API des­ta­ca que, in­clu­so, el Go­bierno Fe­de­ral cuen­ta con pro­gra­mas de aten­ción es­pe­cí­fi­ca pa­ra Py­mes, a tra­vés de Na­fin­sa, así co­mo cuo­tas de con­cur­sos di­ri­gi­dos a ese seg­men­to em­pre­sa­rial. “No­so­tros aten­de­mos a em­pre­sas del sec­tor mé­di­co, au­to­mo­triz, in­for­má­ti­co, in­dus­trial, tex­til, ali­men­ta­rio, im­pren­ta y cons­truc­to­ras”.

Los pro­vee­do­res del go­bierno de­ben con­si­de­rar los sec­to­res que se es­pe­ran con me­nor de­man­da de abas­to, pa­ra en­fo­car­se en el res­to de las ra­mas que ten­drán una ma­yor ac­ti­vi­dad co­mer­cial. Es­to pa­ra que ten­gan una ma­yor ca­pa­ci­dad de res­pues­ta, ya que las li­ci­ta­cio­nes se pu­bli­can 10 días an­tes de la fe­cha pre­vis­ta pa­ra la pre­sen­ta­ción de las pro­pues­ta téc­ni­ca-eco­nó­mi­ca, en el ca­so de los con­cur­sos na­cio­na­les, y con 20 días de an­ti­ci­pa­ción en el ca­so de las in­ter­na­cio­na­les.

Un em­pre­sa­rio bien in­for­ma­do sa­be que con fre­cuen­cia las en­ti­da­des com­pra­do­ras so­li­ci­tan au­to­ri­za­ción pa­ra re­du­cir es­tos tiem­pos y tam­bién es­tá cons­cien­te de que den­tro de es­te pla­zo (apro­xi­ma­da­men­te en cua­tro o cin­co días) ten­drá que de­fi­nir y pre­sen­tar sus du­das en la jun­ta de acla­ra­cio­nes. En po­cas pa­la­bras, si la em­pre­sa no se en­te­ra opor­tu­na­men­te de la con­vo­ca­to­ria en­ton­ces ha­brá per­di­do la opor­tu­ni­dad de lo­grar una par­ti­ci­pa­ción efi­cien­te.

Las pro­pues­tas cu­ya úni­ca ven­ta­ja com­pe­ti­ti­va es­tá re­pre­sen­ta­da por el pre­cio so­la­men­te nun­ca se­rá una bue­na es­tra­te­gia, re­co­no­cen los es­pe­cia­lis­tas con­sul­ta­dos. Es ne­ce­sa­rio te­ner ele­men­tos atrac­ti­vos que jus­ti­fi­quen los pre­cios ade­cua­dos pa­ra la em­pre­sa as­pi­ran­te, ya que es­tos pro­yec­tos de­ben con­si­de­rar­se co­mo un im­pac­to a lar­go pla­zo pa­ra la em­pre­sa.

Es­ta li­mi­tan­te es aún más evi­den­te en el ca­so de las in­vi­ta­cio­nes o ad­ju­di­ca­cio­nes di­rec­tas, don­de el pla­zo pa­ra pre­sen­tar pro­pues­tas es dos a cin­co días co­mo má­xi­mo.

El di­rec­tor ge­ne­ral de la con­sul­to­ra FDV es­ti­ma que hay 35,000 em­pre­sas ma­nu­fac­tu­re­ras que ten­drían bue­nas po­si­bi­li­da­des pa­ra con­ver­tir­se en un pro­vee­dor con­ti­nuo del Go­bierno. “La opor­tu­ni­dad de ne­go­cios pa­ra las pe­que­ñas y me­dia­nas em­pre­sas ma­nu­fac­tu­re­ras na­cio­na­les es de apro­xi­ma­da­men­te 30,000 mi­llo­nes de pe­sos”.

Só­lo la información ade­cua­da per­mi­ti­rá al in­dus­trial fa­mi­lia­ri­zar­se con los pro­ce­sos, co­no­cer sus pro­pias ca­pa­ci­da­des, for­mu­lar es­tra­te­gias y ac­tuar a tiem­po.

Ca­len­da­rio. El úni­co año que hay va­ria­cio­nes es el pri­me­ro de ca­da se­xe­nio por­que es un pe­rio­do en el que se re­or­ga­ni­zan los pre­su­pues­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.