Cri­sis afec­ta in­ten­cio­nes de Chi­na

El dra­gón asiá­ti­co quie­re que lo con­si­de­ren eco­no­mía de mer­ca­do; la in­dus­tria en­cien­de las alar­mas.

Manufactura - - EN LA LÍNEA - - Cinth­ya Bibian

En di­ciem­bre de es­te año ven­ce el pla­zo pa­ra que Chi­na se con­vier­ta en una eco­no­mía de mer­ca­do —lo que ha­rá más di­fí­ci­les las me­di­das dis­cri­mi­na­to­rias con­tra sus ex­por­ta­cio­nes—, se­gún el pro­to­co­lo de ad­he­sión a la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial del Co­mer­cio (OMC). Sin em­bar­go, sus as­pi­ra­cio­nes se­rán afec­ta­das por la cri­sis.

Chi­na se in­cor­po­ró a la OMC en 2001, y en di­ciem­bre de 2016 ex­pi­ra­rá el acuer­do a tra­vés del cual los paí­ses in­te­gran­tes lo tra­tan co­mo una eco­no­mía de no mer­ca­do, y po­si­ble­men­te re­quie­ra que la Unión Eu­ro­pea co­mien­ce la re­dac­ción de una nue­va le­gis­la­ción co­mer­cial pa­ra en­ton­ces.

Sin em­bar­go, la des­ace­le­ra­ción del cre­ci­mien­to de la eco­no­mía obli­gó al ban­co cen­tral de Chi­na a de­va­luar su mo­ne­da, que si bien es­ta­ba en­tre las me­di­das que ha­bía pro­pues­to pa­ra li­be­rar sus mer­ca­dos, aho­ra ha si­do to­ma­da co­mo al­go que ha­ce el país pa­ra me­jo­rar la com­pe­ti­ti­vi­dad de sus ex­por­ta­cio­nes, coin­ci­die­ron ana­lis­tas de Blackrock, Finamex y Ba­nor­te.

“Re­cien­te­men­te, Ch­ris­ti­ne La­gar­de, del Fon­do Mo­ne­ta­rio In­bS`\OQW]\OZ 4;7 O’`[Ú _cS VOg c\ ^`]PZS[O RS Q][c\WQOQWÚ\ RS ZOa Ocb]`WRORSa ’\O\QWS`Oa _cS VOQS [cg RWTØQWZ OZ [S`QOR] S\ ten­der cuál es su po­lí­ti­ca”, co­men­ta Guillermo Aboum­rad, di­rec­tor de es­tra­te­gias de mer­ca­do de Finamex.

Agre­ga que ello ha­ce que tam­bién sea di­fí­cil es­pe­rar al­gún li­de`OhU] RS SaS ^OØa g OZ aS` ^]Q] QZO`]a g \] VOPS` Q]\’O\hO S\ ZOa QW fras eco­nó­mi­cas que pu­bli­can, es muy di­fí­cil eva­luar si las me­di­das que han es­ta­ble­ci­do es­tán ago­ta­das.

Ac­tual­men­te, la ame­na­za más gran­de pa­ra los in­ver­sio­nis­tas mun­dia­les es la ace­le­ra­ción de la caí­da de la di­vi­sa chi­na, ex­pli­ca Russ Koes­te­rich, di­rec­tor ad­mi­nis­tra­ti­vo y es­tra­te­ga prin­ci­pal de In­ver­sio­nes Glo­ba­les de BlackRock, en un do­cu­men­to de aná­li­sis.

En enero, la mo­ne­da chi­na se po­si­cio­nó en el ni­vel más ba­jo des­de 2011. Ade­más, las re­ser­vas de di­vi­sas ex­tran­je­ras del dra­gón asiá­ti­co ca­ye­ron 108,000 mdd, un descenso ma­yor que el es­pe­ra­do, lo que re­no­vó las in­quie­tu­des res­pec­to de una de­pre­cia­ción más rá­pi­da de la mo­ne­da.

Se­gún el Cen­tro In­ter­na­cio­nal de Co­mer­cio y Desa­rro­llo Sos­te­ni­ble, pa­ra que un país sea re­co­no­ci­do co­mo eco­no­mía de mer­ca­do de­be te­ner abier­to su mer­ca­do de ca­pi­ta­les, no dis­cri­mi­nar en su co­mer­cio y con­tar con am­plias fa­ci­li­da­des pa­ra la in­ver­sión ex­tran­je­ra, se­gún la OMC, _cS S\ RW] ^ZOh] O 1VW\O VOa­bO $ ^O`O acPW` RS QZOaW’QOQWÚ\

/RWQW]\OZ[S\bS OZ QZW[O RS RSaQ]\’O\hO `Sa^SQb] O ZOa [SRWROa de la eco­no­mía chi­na, di­ver­sos sec­to­res se pro­nun­cian pa­ra que ese país no sea con­si­de­ra­do eco­no­mía de mer­ca­do, en­tre ellos el de me­ta­les y el si­de­rúr­gi­co. Mé­xi­co no es la ex­cep­ción.

Se­gún es­ti­ma­cio­nes de la OCDE, en la ac­tua­li­dad hay ca­si 700 mi­llo­nes de to­ne­la­das de ex­ce­so de ca­pa­ci­dad de ace­ro a ni­vel mun­dial, en bue­na me­di­da por la so­bre pro­duc­ción asiá­ti­ca, de acuer­do con da­tos de la Cá­ma­ra Me­xi­ca­na del Hie­rro y el Ace­ro (Ca­na­ce­ro), or­ga­nis­mo que ase­gu­ra, ade­más, que de­bi­do a las im­por­ta­cio­nes, el con­su­mo de ace­ro en el país cre­ció 10.5%, al pa­sar de 19.97 mi­llo­nes de to­ne­la­das en­tre enero y sep­tiem­bre del año pa­sa­do a 22.06 mi­llo­nes en el mis­mo lap­so de es­te año. “La in­dus­tria si­de­rúr­gi­ca chi­na de pro­pie­dad del Es­ta­do y abru­ma­do­ra­men­te apo­ya­da por su go­bierno tie­ne un ex­ce­so de ca­pa­ci­dad de en­tre 336 y 425 mi­llo­nes de to­ne­la­das y se es­pe­ra que Q`ShQO S\ Z]a ^`ÚfW[]a O¦]aŠ O’`[O`]\ RW dS`aOa ]`UO\WhOQW]\Sa S\ c\ R]Qc[S\b] ’` ma­do por el Ins­ti­tu­to del Hie­rro y el Ace­ro de Es­ta­dos Uni­dos, la Aso­cia­ción de Pro­duc­to­res de Ace­ro de Ca­na­dá y la Aso­cia­ción La­ti­noa­me­ri­ca­na del Ace­ro (Ala­ce­ro).

Pe­ro pa­ra Car­los Ca­pis­trán, eco­no­mis­ta en je­fe pa­ra Mé­xi­co de Bo­fAML, los pro­duc­tos ma­nu­fac­tu­re­ros de Mé­xi­co tie­nen la ca­pa­ci­dad de com­pe­tir con los chi­nos en el mer­ca­do de Es­ta­dos Uni­dos.

De acuer­do con el es­pe­cia­lis­ta, la de­pre­cia­ción del pe­so, me­no­res cos­tos en los in­su­mos des­pués de las re­for­mas es­truc­tu­ra­les y un au­men­to en la pro­duc­ti­vi­dad del sec­tor ma­nu­fac­tu­re­ro, le dan es­pa­cio a Mé­xi­co pa­ra que se man­ten­ga com­pe­ti­ti­vo en el mer­ca­do es­ta­dou­ni­den­se, in­clu­so si el yen se de­pre­cia con fuer­za. †

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.