Ta­len­to con­tra la automatización

Si la di­gi­ta­li­za­ción ame­na­za con eli­mi­nar mi­llo­nes de em­pleos, las uni­ver­si­da­des quie­ren for­mar egre­sa­dos con ma­yo­res com­pe­ten­cias.

Manufactura - - EN LA LÍNEA -

Pa­ra su pri­mer ro­bot, Juan Pa­blo com­pró un Ba­ti­mó­vil de ju­gue­te, lo de­sar­mó com­ple­ta­men­te, le aña­dió otros dis­po­si­ti­vos y plan­teó un nue­vo desafío: en­con­trar la sa­li­da a un la­be­rin­to en el me­nor tiem­po po­si­ble.

:O [¥_cW\O RS 8cO\ >OPZ] ;O`bØ\Sh V]g ZØRS` RS ZO ’`[O TO bri­can­te de ro­bots Au­to­ma­tis­che Tech­nik, com­ple­tó el re­to en 37 se­gun­dos, du­ran­te una com­pe­ten­cia en el pri­mer se­mes­tre de la carrera de In­ge­nie­ría en Me­ca­tró­ni­ca. El se­gun­do lu­gar lo lo­gró en 51 se­gun­dos. “Ese fue un mo­men­to muy mo­ti­van­te, y, aun­que no ha­bía un pre­mio, fue una ex­pe­rien­cia. No so­lo ge­ne­ré mo­vi­mien­to, sino que la má­qui­na fue ca­paz de in­ter­pre­tar lo que pa­sa­ba, pro­ce­sar­lo y to­mar una de­ci­sión”, di­ce el in­ge­nie­ro.

Pa­ra el se­gun­do se­mes­tre, Juan Pa­blo de­ci­dió par­ti­ci­par en más con­cur­sos y ga­nar di­ne­ro. En­con­tró una com­pe­ten­cia en Que­ré­ta­ro, en la que el ro­bot de­bía es­ca­lar una cuer­da. El con­cur­so im­pli­ca­ba que el apa­ra­to ca­mi­na­ra, en­con­tra­ra la cuer­da, subie­ra, ba­ja­ra y se re­ti­ra­ra.

Juan Pa­blo tra­ba­jó du­ran­te me­ses en ese dis­po­si­ti­vo, con la ayu­da de un tío abue­lo in­ven­tor. Sin em­bar­go, un im­pre­vis­to los fre­nó. “Los or­ga­ni­za­do­res pi­die­ron al equi­po de al­pi­nis­mo que les die­ra la cuer­da, y les die­ron una cuer­da vie­ja que es­ta­ba es­ti­ra­da en al­gu­nos pun­tos, por lo que el diá­me­tro cam­bia­ba”, re­cuer­da.

Ese de­ta­lle cam­bió to­do. El ro­bot es­ta­ba di­se­ña­do pa­ra un so­lo diá­me­tro. No pu­do su­pe­rar el re­to y el jo­ven es­tu­dian­te de in­ge­nie­ría re­pro­bó la ma­te­ria.

Sin em­bar­go, ese fra­ca­so ter­mi­nó por dar pie al pri­mer in­ten­to se­rio de Juan Pa­blo Mar­tí­nez por re­sol­ver ne­ce­si­da­des con la ro­bó­ti­ca: unos años des­pués creó un apa­ra­to que pu­die­ra lim­pia­ra las dS\bO\Oa RS c\ SRW’QW]

La idea no pros­pe­ró y el em­pren­de­dor vol­teó a ver las ne­ce­si­da­des que te­nían al­gu­nas em­pre­sas ma­nu­fac­tu­re­ras en ma­te­ria de ro­bó­ti­ca, co­mo, por ejem­plo, un pro­ce­so de em­pa­que mu­cho más S’QWS\bS 4cS S\b]\QSa _cS Q][S\hÚ O TOP`WQO` P`Oh]a W\Rcab`WOZSa

En eso se en­fo­có y, en la ac­tua­li­dad, sus ro­bots em­pa­can cer­ve­zas en las plan­tas de la em­pre­sa cer­ve­ce­ra Cuauh­té­moc Moc­te­zu­ma Hei­ne­ken. Pa­ra Juan Pa­blo Mar­tí­nez, par­te de es­te lo­gro obe­de­ce al apo­yo que ob­tu­vo de su es­cue­la, el Tec­no­ló­gi­co de Mon­te­rrey, que O ZO TSQVO ZS TOQWZW­bO Sa^OQW]a _cS cbWZWhO Q][] ]’QW\O

Sin em­bar­go, la vin­cu­la­ción con la es­cue­la no ter­mi­nó ahí: aho­ra tra­ba­jan de la mano pa­ra asen­tar los co­no­ci­mien­tos prác­ti­cos de los alum­nos. Por ello, hay una pro­pues­ta pa­ra lle­var 10 cen­tros de su em­pre­sa a al­gu­nos cam­pus del Tec, pa­ra im­par­tir ta­lle­res de ro­bó­ti­ca in­dus­trial. “En cual­quier uni­ver­si­dad de Mé­xi­co, y ca­si del ex­tran­je­ro, los alum­nos sa­ben qué es un ro­bot, pe­ro no có­mo ha­cer­lo, y eso es lo que es­ta­mos tra­tan­do de cam­biar”, di­ce el in­ge­nie­ro.

“(En) la aca­de­mia lo que fa­lla es que es­tá muy me­ti­da en en­se­ñar, en aten­der a los alum­nos y no tie­nen tiem­po de vin­cu­lar­se con la in­dus­tria”, agre­ga.

A par­tir de esa crí­ti­ca, su em­pre­sa, Au­to­ma­tis­che Tech­nik, ha con­tra­ta­do a sie­te alum­nos uni­ver­si­ta­rios y a uno de pre­pa­ra­to­ria, quie­nes tra­ba­jan en el desa­rro­llo y ar­ma­do de los dis­tin­tos ro­bots y las tec­no­lo­gías.

El víncu­lo en­tre los jó­ve­nes y la em­pre­sa de Juan Pa­blo es un ejem­plo de los fru­tos que pue­de dar una ma­yor in­ter­re­la­ción en­tre la aca­de­mia e in­dus­tria. Otras uni­ver­si­da­des es­tán al tan­to y bus­can ha­cer lo pro­pio.

3Z W\bS`¤a \] Sa U`Ob­cWb] / W\WQW]a RS Sa­bS O¦] SZ 4]`] 3Q]\Ú [WQ] ;c\RWOZ E34 ^]` aca aWUZOa S\ W\UZ¤a OR­dW`bWÚ _cS ZO W``c^ ción de ro­bots trae­rá co­mo con­se­cuen­cia la pér­di­da de po­co más de cin­co mi­llo­nes de em­pleos en el pró­xi­mo lus­tro, prin­ci­pal­men­te en la­bo­res re­pe­ti­ti­vas de ad­mi­nis­tra­ción y ma­nu­fac­tu­ras. En con­tras­te, las in­ge­nie­rías, la compu­tación y las ma­te­má­ti­cas ge­ne­ra­rán más em­pleos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.