EDI­TO­RIAL

Pa­ne­les de pie­dra lí­qui­da, ma­de­ra plás­ti­ca, me­ta­les li­ge­ros... la ma­te­rio­lo­te­ca del cen­tro MIND en Gua­da­la­ja­ra acu­mu­la de­ce­nas de ma­te­rias pri­mas in­no­va­do­ras.

Manufactura - - SUMARIO - Por Ami­netth Sán­chez

IN­TE­LI­GEN­CIA AR­TI­FI­CIAL

En es­ta bi­blio­te­ca no hay li­bros. Los es­tan­tes ca­re­cen de gran­des to­mos y fi­chas bi­blio­grá­fi­cas, en su lu­gar hay fi­bras de aga­ve idea­les pa­ra fa­bri­car au­to­par­tes, te­las pro­du­ci­das a par­tir de en­va­ses de plás­ti­cos, pa­ne­les de pie­dra lí­qui­da, ma­de­ra plás­ti­ca y me­ta­les li­ge­ros. El cen­tro de ma­te­ria­les MIND, ubi­ca­do en Gua­da­la­ja­ra, Ja­lis­co, es una ma­te­rio­lo­te­ca. Des­ple­ga­do en una su­per­fi­cie de 163 m2, es un mues­tra­rio de ma­te­rias pri­mas in­no­va­do­ras que pue­den uti­li­zar­se en di­fe­ren­tes sec­to­res, des­de el ener­gé­ti­co y la cons­truc­ción has­ta la bio­tec­no­lo­gía y la me­ta­lur­gia.

“El ob­je­ti­vo del cen­tro es ex­hi­bir qué ma­te­ria­les in­no­va­do­res tie­ne Mé­xi­co que pue­den uti­li­zar to­das las in­dus­trias en to­do el mun­do”, cuen­ta Sa­ra Ma­ro­to, di­rec­to­ra ge­ne­ral del cen­tro MIND. La bi­blio­te­ca de ma­te­rias pri­mas for­ma par­te de la red glo­bal in­te­gra­da por cua­tro ma­te­rio­lo­te­cas, cu­yo con­cep­to fue desa­rro­lla­do por el Fo­men­to de las Ar­tes y el Di­se­ño de Bar­ce­lo­na y es­tán dis­tri­bui­das en Es­pa­ña, Chi­le, Co­lom­bia y Mé­xi­co. El in­gre­so al ca­tá­lo­go es gra­tui­to, pe­ro la in­no­va­ción es

Uno de los re­tos que tie­ne el cen­tro es ani­mar a la in­dus­tria a mos­trar sus pro­pues­tas.

eva­lua­da por un equi­po mul­ti­dis­ci­pli­na­rio que da el vis­to bueno.

Ade­más de MIND, en Mé­xi­co tam­bién ope­ra el cen­tro de ma­te­ria­les de Aguas­ca­lien­tes que, a di­fe­ren­cia del de Gua­da­la­ja­ra, es­tá ins­ta­la­do den­tro de la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma de Aguas­ca­lien­tes y se en­fo­ca en ma­te­ria­les pa­ra ar­qui­tec­tu­ra. “No­so­tros, en cam­bio, es­ta­mos en­fo­ca­dos a to­dos los sec­to­res de la in­dus­tria”, di­ce la di­rec­to­ra del cen­tro en Gua­da­la­ja­ra, que co­men­zó a ope­rar en 2015 y re­qui­rió una in­ver­sión ini­cial de 1.5 mi­llo­nes de pe­sos, apor­ta­dos por el Pro­gra­ma

de Com­pe­ti­ti­vi­dad e In­no­va­ción Mé­xi­co-Unión Eu­ro­pea y las prin­ci­pa­les cá­ma­ras in­dus­tria­les del país.

Des­de que arran­có ope­ra­cio­nes se han re­gis­tra­do 75 ma­te­ria­les in­no­va­do­res de Mé­xi­co, que ya for­man par­te del ca­tá­lo­go glo­bal de 4,000 re­gis­tros. “Ca­da uno es di­fe­ren­te y tie­ne dis­tin­tos pun­tos de apli­ca­ción”, ex­pli­ca Va­lé­rie Ber­ge­ron, ges­tor de las bi­blio­te­cas de ma­te­ria­les en Bar­ce­lo­na. Se­gún los es­pe­cia­lis­tas, el co­mún de­no­mi­na­dor de las in­no­va­cio­nes me­xi­ca­nas es que es­tán muy en­fo­ca­das en re­uti­li­zar re­si­duos, dar­les más vi­da y con­ta­mi­nar me­nos.

El cen­tro, que es vi­si­ta­do men­sual­men­te por un pro­me­dio de 100 per­so­nas, no cuen­ta con un re­gis­tro exac­to de cuán­tos de es­tos ma­te­ria­les ya fue­ron uti­li­za­dos en al­gún pro­yec­to. Sin em­bar­go, Ma­ro­to ase­gu­ra que sí hay una di­ver­si­dad de apli­ca­cio­nes. Por ejem­plo, las fi­bras de aga­ve se uti­li­zan pa­ra fa­bri­car va­ji­llas y bo­te­llas, los pa­ne­les de en­va­ses de pas­ta de dien­tes pa­ra bo­tes de ba­su­ra y la fi­bra de bol­sas de plás­ti­co pa­ra ma­nu­fac­tu­rar ar­tícu­los de de­co­ra­ción.

A pe­sar de ello, el cen­tro ha en­fren­ta­do dos desafíos prin­ci­pa­les: ani­mar a la in­dus­tria me­xi­ca­na a mos­trar sus in­no­va­cio­nes —por­que exis­te el te­mor de que les ro­ben la idea— y mo­ti­var a los fa­bri­can­tes a in­cor­po­rar nue­vas ma­te­rias pri­mas. “Te­ne­mos que ha­cer mu­cho tra­ba­jo pa­ra que se pierda el mie­do a los nue­vos ma­te­ria­les y se en­tien­da la im­por­tan­cia de es­tos en to­dos los sec­to­res”, agre­ga Ma­ro­to.

An­te es­te desafío, la es­pe­cia­lis­ta con­si­de­ra cla­ve am­pliar la red de cen­tros, a fin de pro­du­cir un efec­to mul­ti­pli­ca­dor, tan­to en la ex­hi­bi­ción de ma­te­ria­les co­mo en la adop­ción. Ins­ti­tu­cio­nes de va­rios es­ta­dos se han acer­ca­do con el in­te­rés de ins­ta­lar es­pa­cios si­mi­la­res que se adap­ten a las in­dus­trias es­tra­té­gi­cas de ca­da en­ti­dad. “El ob­je­ti­vo es con­so­li­dar una red in­ter­na­cio­nal, por­que nos pa­re­ce im­por­tan­te con­tras­tar y apren­der de los de­más”, des­ta­ca Ber­ge­ron.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.