Emer­gen­cia ali­men­ta­ria

La sa­li­da de Es­ta­dos Uni­dos del Acuer­do de Pa­rís re­pre­sen­ta un riesgo pa­ra la pro­duc­ción de ali­men­tos y pa­ra las eco­no­mías en desa­rro­llo.

Manufactura - - AGRICULTURA - Por Eri­ka Urbina Are­llano

La pro­duc­ción de maíz en la re­gión ve­ra­cru­za­na de los Tuxtlas ya no es la mis­ma. Des­de ha­ce unos años evidencia es­tra­gos por el ca­len­ta­mien­to glo­bal, un fe­nó­meno que ame­na­za con re­du­cir más de 20% la pro­duc­ción de ali­men­tos en las si­guien­tes dé­ca­das.

“He­mos te­ni­do pér­di­das [en la siem­bra de maíz blan­co]... una hec­tá­rea pro­du­cía seis to­ne­la­das y aho­ra pro­du­ce en­tre 4,700 y 5,000 ki­los”, men­cio­na Ro­lan­do Pé­rez, lí­der ejidal de Co­moa­pan, lo­ca­li­dad del mu­ni­ci­pio de San An­drés Tuxtla.

La ex­pec­ta­ti­va no es po­si­ti­va. Una in­ves­ti­ga­ción de la Uni­ver­si­dad de Bonn, Ale­ma­nia, pre­vé que el cam­bio cli­má­ti­co pro­vo­ca­rá una dis­mi­nu­ción de 23% en la pro­duc­ción mun­dial de los prin­ci­pa­les cul­ti­vos co­mo maíz, tri­go, arroz y so­ya, en 2050.

En su Pro­gra­ma Es­pe­cial de Cam­bio Cli­má­ti­co 2014-2018, la Se­cre­ta­ría de Agri­cul­tu­ra plan­tea que un au­men­to en la tem­pe­ra­tu­ra te­rres­tre en­tre 2.5 y 4.5 gra­dos Cel­sius y una dis­mi­nu­ción en la pre­ci­pi­ta­ción de 5 a 10%, re­sul­ta­ría en cul­ti­vos me­nos ade­cua­dos pa­ra la pro­duc­ción en Mé­xi­co ha­cia 2030, em­peo­ran­do es­ta si­tua­ción a fi­na­les del pre­sen­te si­glo.

El im­pac­to ne­ga­ti­vo del cam­bio cli­má­ti­co se­rá más pro­nun­cia­dos en to­do el mun­do en 2050, se­gún Mek­bib Hai­le, in­ves­ti­ga­dor de la Uni­ver­si­dad de Bonn. “La tem­pe­ra­tu­ra, las condiciones cli­má­ti­cas ex­tre­mas, co­mo la sequía, y de­ma­sia­das pre­ci­pi­ta­cio­nes dis­mi­nui­rían la pro­duc­ción de cul­ti­vos”, se­ña­la.

Geor­gi­na Al­ma­raz, ana­lis­ta de Com­mo­di­ties Agrí­co­las de Agri Ten­den­cias y Ser­vi­cios, coin­ci­de en que la pre­sión so­bre los cul­ti­vos afec­ta­rá más “las eco­no­mías en vías de desa­rro­llo, en es­pe­cial las que gran par­te de sus in­gre­sos de­pen­den de la agri­cul­tu­ra”.

Pe­ro la pers­pec­ti­va no con­ta­ba con un in­gre­dien­te adi­cio­nal: la sa­li­da de Es­ta­dos Uni­dos del Acuer­do de Pa­rís.

El pac­to “ra­ti­fi­ca­ba la coope­ra­ción mun­dial pa­ra en­fren­tar el cam­bio cli­má­ti­co. Una de las con­se­cuen­cias de que se ace­le­re se­rá la es­ca­sez de ali­men­tos”, re­co­no­ce Je­sús Alar­cón, in­ves­ti­ga­dor del Ins­ti­tu­to Me­xi­cano pa­ra la Com­pe­ti­ti­vi­dad (Im­co).

El im­pac­to se ve­rá des­de 2017, pues Es­ta­dos Uni­dos con­tri­bui­rá a au­men­tar 0.3 gra­dos Cel­sius la tem­pe­ra­tu­ra del pla­ne­ta, ad­vir­tió Gloria So­to Mon­tes de Oca, aca­dé­mi­ca e in­ves­ti­ga­do­ra de la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma Me­tro­po­li­ta­na (UAM), en ju­lio en la con­fe­ren­cia “La sa­li­da de Trump del Acuer­do de Pa­rís: im­pli­ca­cio­nes pa­ra Mé­xi­co y el mun­do”.

En 2015 —se­gun­do año más ca­lu­ro­so en la his­to­ria de­cla­ra­do por la Or­ga­ni­za­ción Me­teo­ro­ló­gi­ca Mun­dial (OMM)— Gue­rre­ro, Oa­xa­ca, Ve­ra­cruz y Yu­ca­tán fue­ron los es­ta­dos con ma­yor gra­do de sequía, se­gún re­gis­tros de Co­na­gua. Es­to pro­vo­có gra­ves da­ños a los cul­ti­vos co­mo los de Ro­lan­do. La sequía en Ve­ra­cruz afec­tó 29,950 hec­tá­reas de cul­ti­vos. “An­tes la siem­bra co­men­za­ba en los pri­me­ros días de ju­lio —al ini­cio de las llu­vias—; sin em­bar­go, hoy no es po­si­ble por­que la sequía se pro­lon­ga”, co­men­ta el eji­da­ta­rio.

“Es ab­sur­do creer que no exis­te el cam­bio cli­má­ti­co y que el te­ma sea eco­nó­mi­co pa­ra no res­pe­tar el Acuer­do de Pa­rís, sin per­ca­tar­se de que se es­tá afec­tan­do los mer­ca­dos de pro­duc­ción”, re­sal­ta Ro­dri­go Do­men­zain, di­rec­tor ge­ne­ral de Amar Hi­dro­po­nia, cu­ya pro­duc­ción de chi­le ha­ba­ne­ro, ba­sa­do en es­ta téc­ni­ca, mi­gró en­tre 2015 y 2016 de Gue­rre­ro a Quin­ta­na Roo, don­de el cli­ma es me­nos ex­tre­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.