El club de los pri­vi­le­gia­dos

Tras 10 años de ‘ex­pe­ri­men­tar’ un pro­gra­ma pi­lo­to pa­ra im­por­tar com­po­nen­tes, ape­nas una de­ce­na de em­pre­sas go­za de sus be­ne­fi­cios.

Manufactura - - CLUSTER - POR PURI LU­CE­NA

Un avión de car­ga ate­rri­za en el ae­ro­puer­to de Gua­da­la­ja­ra. En su pan­za guar­da cien­tos de com­po­nen­tes elec­tró­ni­cos. La ma­yo­ría irá al re­cin­to fis­ca­li­za­do, don­de ten­drán que aguar­dar ho­ras an­tes de con­ti­nuar su ca­mino ha­cia la plan­ta ma­nu­fac­tu­re­ra; otros, una es­pe­cie de ele­gi­dos, es­ta­rán en fábrica en so­lo tres ho­ras.

El be­ne­fi­cio es par­te del Sis­te­ma Elec­tró­ni­co pa­ra el Con­trol de In­ven­ta­rios de Im­por­ta­cio­nes Tem­po­ra­les (SECIIT), que ope­ra des­de 2008, con la cer­ti­fi­ca­ción de Ja­bil Cir­cuit de Mé­xi­co, ubi­ca­da en Gua­da­la­ja­ra. “Es un sis­te­ma que crea­mos pa­ra sim­pli­fi­car las ope­ra­cio­nes y dar­les trans­pa­ren­cia”, ex­pli­ca el di­rec­tor de Lo­gís­ti­ca y Re­la­cio­nes con Go­bierno de la em­pre­sa, Cé­sar Castro, su prin­ci­pal im­pul­sor.

La idea se em­pe­zó a in­cu­bar en 2004 pa­ra me­jo­rar los tiem­pos de des­pa­cho adua­nal de las em­pre­sas del Pro­gra­ma de la In­dus­tria Ma­nu­fac­tu­re­ra, Ma­qui­la­do­ra y de Ser­vi­cios de Ex­por­ta­ción (IMMEX). Fi­nal­men­te, el 28 de ju­nio de 2008, tras mu­chas reunio­nes con las au­to­ri­da­des adua­ne­ras, lle­ga­ron las pri­me­ras cer­ti­fi­ca­cio­nes a Ja­bil Cir­cuit y a Flex­tro­nics Tech­no­lo­gies Mé­xi­co.

A Ja­bil, el sis­te­ma le ge­ne­ra aho­rros de ca­si dos mi­llo­nes de dó­la­res al año. “An­tes el des­pa­cho aé­reo tar­da­ba seis ho­ras y cos­ta­ba 50 dó­la­res por guía, por­que te­nía que atra­ve­sar el re­cin­to fis­ca­li­za­do. Aho­ra, la mer­can­cía lle­ga a un área que nos pro­por­cio­nó la Adua­na, don­de hacemos las ope­ra­cio­nes en un má­xi­mo de tres ho­ras. Y nos cues­ta 60% me­nos”, se­ña­la el tam­bién ex­pre­si­den­te de la Ca­nie­ti de Oc­ci­den­te.

Luis Agui­rre, vi­ce­pre­si­den­te de Lo­gís­ti­ca y Re­la­cio­nes Gu­ber­na­men­ta­les de la com­pa­ñía elec­tró­ni­ca San­mi­na-SCI, apun­ta que

la mer­can­cía es­tá des­pa­cha­da en me­nos de tres ho­ras des­de que ate­rri­za el avión. “Eso, cuan­do tie­nes una ame­na­za de pa­ro de pro­duc­ción o con clien­tes del sec­tor mé­di­co o au­to­mo­triz, don­de una en­tre­ga fue­ra de tiem­po tie­ne pe­na­li­za­cio­nes, es im­por­tan­te”, sos­tie­ne. En 2011, an­tes de en­trar al sis­te­ma, la ope­ra­ción les to­ma­ba en­tre 8 y 12 ho­ras, afir­ma Agui­rre, an­tes de men­cio­nar el apoyo que ha su­pues­to en los pro­yec­tos de atrac­ción de in­ver­sión. El aho­rro en cos­tos lo­gís­ti­cos pa­ra San­mi­na-SCI lle­ga a 70%. “Co­mo to­do es­tá au­to­ma­ti­za­do, hay mu­cha in­for­ma­ción que se va avan­zan­do de for­ma pre­via al arri­bo de la car­ga”, se­ña­la.

Ade­más, la sim­pli­fi­ca­ción de las ope­ra­cio­nes pro­vo­ca que no ha­ga fal­ta agen­te adua­nal. Ja­bil Cir­cuit tie­ne apo­de­ra­do y la mer­can­cía entra con avi­so elec­tró­ni­co. Es­to les aho­rra ca­si un mi­llón de dó­la­res al año. Y al no te­ner que pa­sar la mer­can­cía de im­por­ta­ción por el re­cin­to fis­ca­li­za­do, de­jan de gas­tar otros 750,000 dó­la­res.

El di­rec­ti­vo tam­bién des­glo­sa la ven­ta­ja en tiem­pos: mien­tras en el puerto de Man­za­ni­llo el des­pa­cho tar­da­ba en­tre cin­co y seis días, el Sis­te­ma les per­mi­te ha­cer­lo en un má­xi­mo de 48 ho­ras. Los cos­tos han ba­ja­do de 200 a en­tre 30 y 40 dó­la­res. Aun­que no to­das pres­cin­den del agen­te adua­nal. San­mi­na lo man­tie­ne y tam­bién ha­bla de aho­rros. “Ha ha­bi­do un an­tes y un des­pués des­de que lo em­pe­za­mos a aplicar en 2011”, se­ña­la Luis Agui­rre.

Sin em­bar­go, ca­si una dé­ca­da des­pués de echar a an­dar el SECIIT, ape­nas hay diez em­pre­sas cer­ti­fi­ca­das y cin­co en pro­ce­so. Pa­ra Castro, el prin­ci­pal problema es la fal­ta de co­no­ci­mien­to por par­te de las em­pre­sas, y re­co­no­ce que ha­ce fal­ta ‘evan­ge­li­zar’ a otras com­pa­ñías pa­ra su­mar­las a es­te es­que­ma, ya que se­gún el es­pe­cia­lis­ta hay po­ten­cial pa­ra lle­gar a en­tre 200 y 300 ma­nu­fac­tu­re­ras.

La en­tra­da al club

For­mar par­te de es­te pro­gra­ma no es di­fí­cil pa­ra las em­pre­sas IMMEX: es necesario con­tar con una cer­ti­fi­ca­ción en ma­te­ria de IVA e IESP en el ru­bro AA o AAA, un sis­te­ma cor­po­ra­ti­vo ERP (co­mo Ora­cle o SAP), po­seer un sis­te­ma de con­trol de in­ven­ta­rios que ten­ga re­por­tes ex­clu­si­vos pa­ra el SAT y cum­plir con al me­nos uno de los si­guien­tes re­qui­si­tos: te­ner 1,000 tra­ba­ja­do­res, ma­qui­na­ria con un va­lor mí­ni­mo de 30 mi­llo­nes de dó­la­res o co­ti­zar en Bol­sa.

“El pun­to es el per­fil de es­te ti­po de em­pre­sas, que son me­dia­nas y gran­des, que ne­ce­si­tan rea­li­zar im­por­ta­cio­nes tem­po­ra­les (que no pa­gan aran­cel) y que quie­ren te­ner un con­trol de sus ope­ra­cio­nes de ma­ne­ra muy pre­ci­sa y evi­tan­do la ma­yor can­ti­dad de erro­res”, ex­pli­ca Jo­sé An­to­nio Ávi­la, di­rec­tor de Cer­ti­fi­ca­cio­nes y Au­di­to­ría de Gru­po Bu­fe­te In­ter­na­cio­nal, un des­pa­cho de con­sul­to­ría y abo­ga­dos.

Una de las claves del aho­rro es que se eli­mi­na la ne­ce­si­dad de rea­li­zar el com­pro­ban­te de va­lor elec­tró­ni­co (COVE) cuan­do la mer­can­cía cru­za la fron­te­ra, o la ho­ja de cálcu­lo

Las mer­can­cías en el ae­ro­puer­to evi­tan pa­sar por el re­cin­to fis­ca­li­za­do.

Ja­bil Cir­cuit aho­rra dos mi­llo­nes de dó­la­res anua­les gra­cias al sis­te­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.