Metco en­dul­za su ca­de­na de va­lor

La em­pre­sa apues­ta por la in­ge­nie­ría me­xi­ca­na pa­ra el desa­rro­llo de sus pro­yec­tos.

Manufactura - - ALIMENTOS -

En la plan­ta de edul­co­ran­tes de Metco, en To­lu­ca, ca­da mi­nu­to des­fi­lan mi­les de so­bres de su pro­duc­to es­tre­lla, Sve­tia, con el que la em­pre­sa ha ga­na­do 57% del seg­men­to co­no­ci­do co­mo es­te­vió­si­dos, que son to­dos aque­llos azú­ca­res ob­te­ni­dos a par­tir de la es­te­via.

En tem­po­ra­da ba­ja, tan so­lo es­ta lí­nea de pro­duc­ción fa­bri­ca 60 mi­llo­nes de so­bres ca­da mes, una can­ti­dad que lle­ga a 90 mi­llo­nes a fin de año. Y lo ha­ce bá­si­ca­men­te con tec­no­lo­gía pro­pia, ase­gu­ra Héc­tor Ál­va­rez, di­rec­tor Co­mer­cial de la em­pre­sa, e hi­jo del fun­da­dor de Metco, del mis­mo nom­bre.

Jo­sé Ma­nuel Her­nán­dez, di­rec­tor de Ma­nu­fac­tu­ra de la com­pa­ñía me­xi­ca­na, di­ce que des­de ha­ce seis años el equi­po de in­ge­nie­ría de la em­pre­sa em­pe­zó a desa­rro­llar sus pro­pias má­qui­nas —mez­cla­do­ras, lle­na­do­ras y se­lla­do­ras, en­tre otras— an­te los pro­ble­mas que en­fren­ta­ba con sus pro­vee­do­res eu­ro­peos: tiem­pos de en­tre­ga que iban de 8 a 12 me­ses, ade­más de de­mo­ras en los ser­vi­cios de man­te­ni­mien­to.

“Mien­tras la de­man­da se­guía cre­cien­do; te­nía­mos que en­con­trar una so­lu­ción”, agre­ga.

El equi­po desa­rro­lló su ma­qui­na­ria en una ter­ce­ra par­te del tiem­po que le lle­va­ba a sus pro­vee­do­res ex­tran­je­ros —pues­to que no hay in­ven­ta­rios, y las ar­man ba­jo pe­di­do—. Hoy, 75% de sus má­qui­nas son pro­pias.

El ca­so de Metco —que, ade­más de Sve­tia, pro­du­ce otros edul­co­ran­tes ba­jos en ca­lo­rías, co­mo Azú­ca­rBC, Mas­ca­ba­do ge­nuino y DB Su­gar, en­tre otros—no es ha­bi­tual en la in­dus­tria ma­nu­fac­tu­re­ra me­xi­ca­na, que se ha dis­tin­gui­do más por com­prar ma­qui­na­ria he­rra­mien­ta que por pro­du­cir­la. Se­gún Gard­ner, des­de 2011 el país sal­tó del lu­gar 12 al 7 en­tre los prin­ci­pa­les con­su­mi­do­res de ma­qui­na­ria, con un mer­ca­do va­lua­do en ca­si 2,500 mi­llo­nes de dó­la­res. Sin em­bar­go, mien­tras que es el cuar­to im­por­ta­dor glo­bal, con 2,187 mdd, su pro­duc­ción se ubi­ca en el lu­gar 29, con 121 mi­llo­nes de dó­la­res.

Metco ha in­ver­ti­do 30 mi­llo­nes de pe­sos en el di­se­ño de tec­no­lo­gía, no so­lo de sus má­qui­nas, sino en pro­yec­tos de in­ves­ti­ga­ción que ha desa­rro­lla­do en con­jun­to con el Ins­ti­tu­to Po­li­téc­ni­co Na­cio­nal y el Co­nacyt —Héc­tor Ál­va­rez ase­gu­ra que la em­pre­sa in­vier­te 8% de sus in­gre­sos en I+D—, gra­cias a lo cual

75% de su ma­qui­na­ria fue desa­rro­lla­da por la em­pre­sa y son 40% más pro­duc­ti­vas que las ex­tran­je­ras.

ha re­gis­tra­do nue­ve pa­ten­tes en desa­rro­llo de pro­duc­tos y pro­ce­sos de em­pa­que, co­mo la de sa­co­cris­ta­li­za­ción, una téc­ni­ca pa­ra mez­clar el azú­car en los sa­cos de tal mo­do que ca­da grano de­be te­ner el mis­mo sa­bor.

La em­pre­sa es un tan­to au­to­di­dac­ta si des­cu­bre que gra­cias a ello pue­de re­du­cir cos­tos y en­con­trar efi­cien­cias. Por ejem­plo, Her­nán­dez ase­gu­ra que las má­qui­nas que ha di­se­ña­do su de­par­ta­men­to de in­ge­nie­ría son 40% más pro­duc­ti­vas que las ex­tran­je­ras, pues han adap­ta­do la tec­no­lo­gía a las ne­ce­si­da­des de su lí­nea de pro­duc­ción. La em­pre­sa ha he­cho alian­zas con pro­vee­do­res me­xi­ca­nos pa­ra el en­sam­ble y la fa­bri­ca­cion de la ma­qui­na­ria, “pe­ro la in­ge­nie­ría es nues­tra”, agre­ga.

Héc­tor Ál­va­rez ase­gu­ra que la em­pre­sa quie­re desa­rro­llar una ca­de­na de va­lor de pro­vee­do­res me­xi­ca­nos, no so­lo pa­ra abas­te­cer los equi­pos de plan­ta, sino tam­bién los in­su­mos.

Por ejem­plo, uno de sus pro­yec­tos más em­pren­de­do­res en el me­diano pla­zo es apo­yar con ase­so­ría de ne­go­cios y financiamiento a agri­cul­to­res me­xi­ca­nos pa­ra que siem­bren la plan­ta es­te­via en Mé­xi­co.

El di­rec­ti­vo ase­gu­ra que es­tán en fa­se de prue­bas pa­ra me­dir el desem­pe­ño de la plan­ta ba­jo las con­di­cio­nes cli­ma­to­ló­gi­cas de Mi­choa­cán y Chia­pas, y sa­ber si hay al­gu­na al­te­ra­ción en el sa­bor o las pro­pie­da­des. El pro­yec­to pue­de con­cre­tar­se en 2 o 3 años.

His­tó­ri­ca­men­te, Metco ha im­por­ta­do es­te in­su­mo de Bra­sil, a tra­vés de su pro­vee­dor, Pu­reCir­cle, que ofre­ce una pu­re­za de 98%; y el ob­je­ti­vo es al­can­zar ese mis­mo gra­do cuan­do lo siem­bren en Mé­xi­co, agre­ga Jo­sé Ma­nuel Her­nán­dez.

“Nues­tra idea es que su­ce­da”, con­clu­ye Héc­tor Ál­va­rez.

Con su pro­duc­to Sve­tia, la fir­ma me­xi­ca­na tie­ne 57% del mer­ca­do de es­te­vió­si­dos en Mé­xi­co. Tex­to: Ri­car­do Gar­cía / Fo­tos: Is­rael P. Ve­ga

Lí­nea de pro­duc­ción de so­bres, que, en tem­po­ra­da al­ta, fa­bri­ca has­ta 90 mi­llo­nes de pie­zas.

de ca­da año. De igual ma­ne­ra, el área de in­ves­ti­ga­ción y desa­rro­llo (ID) de la fir­ma me­xi­ca­na de edul­co­ran­tes, a la que des­ti­na has­ta 8% de sus in­gre­sos, ha re­gis­tra­do un to­tal de nue­ve pa­ten­tes que van des­de el di­se­ño y lan­za­mien­to al mer­ca­do de nue­vos pro­duc­tos, has­ta la in­cor­po­ra­ción de pro­ce­sos de pro­duc­ción in­ter­nos muy no­ve­do­sos.

El De­par­ta­men­to de In­ge­nie­ría de Metco ha desa­rro­lla­do ma­qui­na­ria pro­pia con el fin de adap­tar y me­jo­rar di­ver­sas par­tes del pro­ce­so, no úni­ca­men­te en el en­so­bre­ta­do, sino des­de las tol­vas y re­vol­ve­do­ras, de tal mo­do que la plan­ta tra­ba­ja a un 70% de su ca­pa­ci­dad en tem­po­ra­da re­gu­lar, y has­ta un 95% en tem­po­ra­da al­ta, que tie­ne lu­gar en los úl­ti­mos me­ses

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.