LOS INGENIEROS LAS DESEAN

Las empresas más po­pu­la­res en­tre ellos.

Manufactura - - MANUFACTURA - Por Zyan­ya Ló­pez

Un vier­nes por la tar­de de ha­ce sie­te años, Jor­ge Ber­mú­dez re­ci­bió una lla­ma­da te­le­fó­ni­ca. Un re­clu­ta­dor de Goo­gle, fir­ma tec­no­ló­gi­ca en la que siem­pre an­he­ló tra­ba­jar, se in­tere­só en su per­fil. Cin­co en­tre­vis­tas des­pués, el re­cién egre­sa­do del Tec de Mon­te­rrey ob­tu­vo su pri­mer em­pleo.

La ca­rre­ra del in­ge­nie­ro in­dus­trial ini­ció co­mo coor­di­na­dor de cuen­tas y ana­lis­ta de la in­dus­tria, pues­to en el que se de­di­ca­ba a or­ga­ni­zar las cam­pa­ñas pu­bli­ci­ta­rias de los anun­cian­tes, rea­li­zar in­ves­ti­ga­ción de mer­ca­do, com­pe­ten­cia y usua­rio, pa­ra en­ri­que­cer las pro­pues­tas de ven­ta.

En los años que lle­va la­bo­ran­do pa­ra el ‘Em­plea­dor más atrac­ti­vo de Mé­xi­co’, se­gún el ran­king de la con­sul­to­ra Uni­ver­sum Glo­bal, ha ob­te­ni­do cin­co as­cen­sos. El úl­ti­mo, ha­ce un par de años, mar­có su ca­rre­ra pro­fe­sio­nal.

“Me abrie­ron las puer­tas de YouTu­be […] Hoy li­de­ro los equi­pos res­pon­sa­bles en Mé­xi­co y Co­lom­bia de lan­zar nue­vos pro­duc­tos, cre­cer au­dien­cias y ofre­cer nue­vos con­te­ni­dos pa­ra los más de mil mi­llo­nes de usua­rios que tiene la pla­ta­for­ma”, ase­gu­ra el jo­ven de 29 años.

El me­jor em­plea­dor

Goo­gle no es una em­pre­sa con­ven­cio­nal y no tiene ni la me­nor in­ten­ción de ser­lo, ase­gu­ra Ri­car­do Za­mo­ra, ge­ren­te de Co­mu­ni­ca­ción de la fir­ma en Mé­xi­co, quien de­fi­ne a la tec­no­ló­gi­ca co­mo una com­pa­ñía lle­na de per­so­nas cu­rio­sas, apa­sio­na­das y crea­ti­vas, en la que se va­lo­ra el ta­len­to más que la ex­pe­rien­cia.

Es­ta úl­ti­ma ca­rac­te­rís­ti­ca es la que más lla­ma la aten­ción de los 10,492 es­tu­dian­tes de in­ge­nie­ría en­cues­ta­dos por Uni­ver­sum Glo­bal en 2016, a quie­nes se les pi­dió ele­gir a las empresas en las que les gus­ta­ría tra­ba­jar. Más de 20% apun­tó a Goo­gle, que ade­más de otor­gar opor­tu­ni­da­des de for­ma­ción y desa­rro­llo pro­fe­sio­nal, les per­mi­te uti­li­zar su crea­ti­vi­dad.

“Los es­tu­dian­tes de in­ge­nie­ría tie­nen la in­quie­tud de so­lu­cio­nar pro­ble­mas. Ellos quie­ren desa­rro­llar pro­yec­tos, uti­li­zar sus ha­bi­li­da­des crea­ti­vas y co­no­ci­mien­tos teó­ri­cos pa­ra en­con­trar res­pues­tas in­no­va­do­ras. Los jó­ve­nes odian la ru­ti­na y las empresas co­mo Goo­gle lo tie­nen cla­ro”, ex­pli­ca Ed­mun­do Ba­rre­ra, director de la Fa­cul­tad de In­ge­nie­ría de la Uni­ver­si­dad La Sa­lle.

Sin em­bar­go, no to­dos los re­cién egre­sa­dos bus­can al­gu­na opor­tu­ni­dad en com­pa­ñías

“Tie­nen la in­quie­tud de so­lu­cio­nar pro­ble­mas y quie­ren uti­li­zar su crea­ti­vi­dad en sus pro­yec­tos”.

in­ter­na­cio­na­les. Pa­blo Ló­pez, ge­ren­te de Uni­ver­sum Glo­bal en Mé­xi­co, di­ce que 17% de los es­tu­dian­tes son­dea­dos es­tá con­ven­ci­do de su­mar­se a los 128,616 em­plea­dos que, has­ta el pri­mer se­mes­tre de 2017, re­gis­tró Pe­mex, de acuer­do con el re­por­te fi­nan­cie­ro en­via­do a la Bol­sa Me­xi­ca­na de Va­lo­res (BMV). Es­te in­te­rés co­lo­ca a la pe­tro­le­ra en el se­gun­do lu­gar del ran­king.

Y aun­que su repu­tación no es tan al­ta co­mo la de otras empresas, los jó­ve­nes opi­nan que ofre­ce la se­gu­ri­dad y las re­mu­ne­ra­cio­nes com­pe­ti­ti­vas que bus­can en una or­ga­ni­za­ción.

Los es­tu­dian­tes de in­ge­nie­ría es­tán dis­pues­tos a mo­ver­se geo­grá­fi­ca­men­te, por lo que apun­tan a po­si­cio­nes den­tro de empresas co­mo Pe­mex, que tiene pre­sen­cia en to­do el país y cuen­ta con di­ver­sas alian­zas en el plano in­ter­na­cio­nal. Ade­más, la opor­tu­ni­dad de cam­biar de re­si­den­cia im­pli­ca un in­cre­men­to sa­la­rial.

La pe­tro­le­ra tiene pro­gra­mas de re­clu­ta­mien­to y alian­zas con ins­ti­tu­cio­nes edu­ca­ti­vas, co­mo la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal Au­tó­no­ma de Mé­xi­co (UNAM): “Te­ne­mos con­ve­nio fir­ma­do con Pe­mex pa­ra la rea­li­za­ción de pro­yec­tos y la se­lec­ción de be­ca­rios, quie­nes se for­man teó­ri­ca­men­te con ins­truc­to­res es­pe­cia­li­za­dos en in­ge­nie­ría, pe­ro tam­bién ad­quie­ren ha­bi­li­da­des de li­de­raz­go, co­mu­ni­ca­ción y pla­nea­ción”, ex­pli­ca Lau­ra Mon­to­ya, ti­tu­lar de la Di­rec­ción Ge­ne­ral de Orien­ta­ción y Aten­ción Edu­ca­ti­va.

Pa­ra 16% de los es­tu­dian­tes de in­ge­nie­ría, Mi­cro­soft es un lu­gar per­fec­to pa­ra tra­ba­jar por su pro­pues­ta de edu­ca­ción con­ti­nua y su fi­lo­so­fía in­no­va­do­ra.

“Los jó­ve­nes de nues­tro país que quie­ren ser par­te de la trans­for­ma­ción en­con­tra­ron en la com­pa­ñía un lu­gar con la me­jor tec­no­lo­gía y con gran­des men­to­res que les sir­ven de ejem­plo, prin­ci­pal­men­te a los mi­llen­nials, quie­nes son los más in­quie­tos y es­tán dis­pues­tos a apren­der”, co­men­ta Ale­jan­dra Pacz­ka, di­rec­to­ra de Re­cur­sos Hu­ma­nos en Mi­cro­soft Mé­xi­co.

Ade­más, pa­ra mu­chos es­tu­dian­tes, tra­ba­jar en es­te ti­po de com­pa­ñías les per­mi­te ad­qui­rir co­no­ci­mien­tos y ha­bi­li­da­des que fa­ci­li­ta­rán su ca­mino co­mo em­pren­de­do­res, di­ce Ló­pez. Y agre­ga que ya no se tra­ta de sa­tis­fa­cer las ne­ce­si­da­des de una ge­ne­ra­ción, sino de la fuer­za la­bo­ral que do­mi­na­rá en los pró­xi­mos años. De no ha­cer­lo, las empresas per­de­rán com­pe­ti­ti­vi­dad y pre­sen­cia en el mer­ca­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.