TRANS­GÉ­NI­COS EN EL MUN­DO

La agro­bio­tec­no­lo­gía ga­na hec­tá­reas

Manufactura - - MANUFACTURA - Por Víctor Lomelí Án­ge­les

La su­per­fi­cie to­tal de cul­ti­vos con se­mi­llas ge­né­ti­ca­men­te mo­di­fi­ca­das al­re­de­dor del mun­do fue de 185.1 mi­llo­nes de hec­tá­reas en 2016, un 3% su­pe­rior res­pec­to al año pa­sa­do, con un pre­do­mi­nio en eco­no­mías en desa­rro­llo del he­mis­fe­rio sur.

El to­tal equi­va­le a 20% del área cul­ti­va­ble de Chi­na (956 mi­llo­nes de hec­tá­reas) o de Es­ta­dos Uni­dos (937 mi­llo­nes) y más de sie­te ve­ces la su­per­fi­cie de Reino Uni­do (24.4 mi­llo­nes), se­gún el re­por­te de 2016 so­bre el Es­ta­tus Glo­bal de la Co­mer­cia­li­za­ción de Cul­ti­vos Bio­tec­no­ló­gi­cos y Ge­né­ti­ca­men­te Mo­di­fi­ca­dos, ela­bo­ra­do por el Ser­vi­cio In­ter­na­cio­nal pa­ra la Ad­qui­si­ción de Apli­ca­cio­nes Agrio­bio­tec­no­ló­gi­cas (ISAAA).

El do­cu­men­to ex­po­ne que la su­per­fi­cie acu­mu­la­da as­cen­dió a 2,100 mi­llo­nes de hec­tá­reas en te­rri­to­rios de 26 paí­ses, pe­ro solo sie­te son desa­rro­lla­dos. “Es pro­ba­ble que la ten­den­cia a una ma­yor pro­por­ción de cul­ti­vos bio­tec­no­ló­gi­cos en paí­ses en desa­rro­llo con­ti­núe en el cor­to y me­diano pla­zo”, ex­po­ne.

Aña­de que ca­da vez más paí­ses del he­mis­fe­rio sur adop­tan es­te ti­po de cul­ti­vos, co­mo Bra­sil, Ar­gen­ti­na, Pa­ra­guay, Uru­guay y Su­dá­fri­ca. En Mé­xi­co se sem­bra­ron 101,000 hec­tá­reas, 40,000 me­nos que en 2015 de­bi­do al freno en la siem­bra de so­ya trans­gé­ni­ca en re­gio­nes del su­r­es­te, y a una me­nor siem­bra de al­go­dón por la caí­da en el pre­cio in­ter­na­cio­nal. Mé­xi­co, di­ce el do­cu­men­to, tiene ex­pe­rien­cia en bio­tec­no­lo­gía agrí­co­la y cuen­ta con sis­te­mas re­gu­la­do­res pa­ra eva­luar los pro­duc­tos bio­tec­no­ló­gi­cos; sin em­bar­go, “hay pro­pa­gan­da ne­ga­ti­va y pre­jui­cios cul­tu­ra­les” que im­pi­den la adop­ción de es­ta tec­no­lo­gía.

El re­por­te plan­tea ade­más que el uso de es­tas se­mi­llas per­mi­ti­ría con­tra­rres­tar el dé­fi­cit en gra­nos bá­si­cos. El país “de­pen­de ca­da vez más de gran­des y cos­to­sas im­por­ta­cio­nes de maíz pro­ce­den­tes de Es­ta­dos Uni­dos, y me­re­ce la pe­na ex­plo­rar op­cio­nes que re­duz­can es­ta si­tua­ción”.

Los plei­tos con ins­tan­cias ju­di­cia­les, cues­tio­nes so­cio­eco­nó­mi­cas y la múltiple re­vi­sión por par­te de las au­to­ri­da­des, son los prin­ci­pa­les obs­tácu­los pa­ra que los agri­cul­to­res del pla­ne­ta desa­rro­llen cul­ti­vos bio­tec­no­ló­gi­cos, se­ña­ló Gre­gory Jaf­fe, con­sul­tor del Pro­gra­ma de Sis­te­mas de Bio­se­gu­ri­dad (PBS), de­pen­dien­te del Ins­ti­tu­to In­ter­na­cio­nal de In­ves­ti­ga­cio­nes en Po­lí­ti­cas Ali­men­ta­rias (IFPRI, por sus si­glas en in­glés) en un se­mi­na­rio so­bre los re­tos pa­ra la co­mer­cia­li­za­ción de es­tas se­mi­llas, que se reali­zó a fi­na­les de ju­lio en Filipinas.

A es­ca­la glo­bal, los sem­bra­díos tec­no­ló­gi­ca­men­te mo­di­fi­ca­dos se con­cen­tran en 12 paí­ses del con­ti­nen­te ame­ri­cano (46%), 8 de Asia (31%) y el res­to en Eu­ro­pa y Áfri­ca, con un pre­do­mi­nio de cul­ti­vos de so­ya, maíz y al­go­dón ge­né­ti­ca­men­te mo­di­fi­ca­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.