SEMIAUTÓNOMO QUE PRO­ME­TE

In­fi­ni­ti ‘in­quie­ta’ a empresas de Ja­lis­co.

Manufactura - - MANUFACTURA - Por Me­lody Ló­pez Pla­zo­la

L a fa­bri­can­te de equipo eléc­tri­co y elec­tró­ni­co, IEA, mi­gró en 2002 a Gua­da­la­ja­ra, Ja­lis­co. De­jó la Ciu­dad de Mé­xi­co con la idea de con­ver­tir­se en pro­vee­dor au­to­mo­triz.

Pa­ra lo­grar­lo, ele­vó 60% su pro­duc­ción de al­ter­na­do­res, dis­tri­bui­do­res y con­den­sa­do­res, y am­plió su ofer­ta en bo­bi­nas con las que hoy par­ti­ci­pa co­mo pro­vee­dor Tier 2 y 3 de empresas ale­ma­nas, es­ta­dou­ni­den­ses y sud­ame­ri­ca­nas, di­ce Ser­gio Cal­de­rón, ge­ren­te ge­ne­ral de la fir­ma.

Hoy, igual que ha­ce 15 años, la em­pre­sa ve una nue­va opor­tu­ni­dad pa­ra cre­cer: la pro­duc­ción del pri­mer vehícu­lo semiautónomo que pre­pa­ra In­fi­ni­ti, la mar­ca de au­to­mó­vi­les de lu­jo de Nis­san.

En ju­nio, Her­man Mor­fín, director de Co­mu­ni­ca­ción Cor­po­ra­ti­va de In­fi­ni­ti di­jo a los me­dios que la mar­ca en­sam­bla­rá “un vehícu­lo prác­ti­ca­men­te semiautónomo… una cros­so­ver de al­ta tec­no­lo­gía, úni­ca en el mun­do”, en la plan­ta que Nis­san cons­tru­ye en Aguas­ca­lien­tes jun­to con Daim­ler. Es­tos vehícu­los, di­ce Cal­de­rón, re­quie­ren equipo es­pe­cia­li­za­do y so­lu­cio­nes de

soft­wa­re que pue­den apro­ve­char los pro­vee­do­res Tier 2 y 3. “Po­de­mos pro­veer a los fa­bri­can­tes de equipo ori­gi­nal [T1] que van a par­ti­ci­par en el ar­ma­do”, se­ña­la.

Ale­xan­dro Bur­gue­ño, director ge­ne­ral del Clús­ter Au­to­mo­triz de Ja­lis­co, que es­tu­vo pre­sen­te en el anun­cio, se­ña­la que ten­ta­ti­va­men­te In­fi­ni­ti —que no es­tu­vo dis­po­ni­ble pa­ra es­te ar­tícu­lo— pro­du­ci­rá es­te vehícu­lo a fi­nes de 2017 con unas 12,000 uni­da­des pa­ra Es­ta­dos Uni­dos, y en 2018 lo ven­de­rá en Mé­xi­co.

Cal­de­rón, de IEA, que for­ma par­te del Clús­ter Au­to­mo­triz de Ja­lis­co; re­co­no­ce que, en un ini­cio, se­rán gran­des empresas co­mo Bosch y Con­ti­nen­tal AG las que ten­gan ma­yor pro­ba­bi­li­dad de par­ti­ci­par en la fa­bri­ca­ción de es­tas uni­da­des.

En la pa­sa­da Ex­po In­dus­trial de la Fe­ria Na­cio­nal de San Mar­cos, am­bas com­pa­ñías de­ja­ron cla­ro que bus­can par­ti­ci­par y abas­te­cer de com­po­nen­tes pa­ra es­tos vehícu­los que fun­cio­nan me­dian­te soft­wa­re de sis­te­ma de asis­ten­cia.

De­fi­ni­ti­va­men­te “sí ha­brá par­ti­ci­pa­ción (de es­tas empresas) y lo ve­re­mos en un cor­to pla­zo” por­que ya es­tán tra­ba­jan­do pa­ra eso con otras ar­ma­do­ras, re­fie­re

Ja­lis­co es la se­gun­da en­ti­dad con más empresas elec­tró­ni­cas, se­gún Promé­xi­co.

sin dar más de­ta­lles. En abril pa­sa­do, la pro­vee­do­ra de au­to­par­tes Bosch Group se aso­ció con Daim­ler pa­ra lo­grar vehícu­los au­tó­no­mos en la si­guien­te dé­ca­da. Con­ti­nen­tal, en tan­to, tiene des­de 2014 una alian­za con BMV pa­ra desa­rro­llar es­ta tec­no­lo­gía.

Bur­gue­ño coin­ci­de con Cal­de­rón en que am­bas com­pa­ñías pue­den sa­lir be­ne­fi­cia­das. “No pue­do com­par­tir el nom­bre de la que se per­fi­la pa­ra par­ti­ci­par en su pro­duc­ción, pe­ro ya fue pro­vee­dor de Chrys­ler y Nis­san con sen­so­res, au­to­no­mía y chips elec­tró­ni­cos”, cuen­ta.

En 2016, Bosch —que tam­po­co es­tu­vo dis­po­ni­ble— am­plió en Mé­xi­co su pro­duc­ción de sen­so­res pa­ra Ford, Chrys­ler y Nis­san.

“La tec­no­lo­gía de sen­so­res, sis­te­mas de pro­xi­mi­dad y de­más ele­men­tos con los que par­ti­ci­pa­mos en la in­dus­tria de au­tó­no­mos se ha­ce en plan­tas eu­ro­peas. Aquí [Ja­lis­co] con­ta­mos con el Cen­tro de In­ves­ti­ga­ción y Desa­rro­llo, el más gran­de en La­ti­noa­mé­ri­ca y de dón­de apro­ve­cha­mos el ta­len­to pa­ra el desa­rro­llo de ideas”, ase­gu­ra por se­pa­ra­do, David Pi­ne­da Deóm, de la uni­dad de ne­go­cio de In­ves­ti­ga­ción y Desa­rro­llo enCon­ti­nen­tal, quien no con­fir­mó la par­ti­ci­pa­ción de la em­pre­sa al su­mi­nis­tro de In­fi­ni­ti.

De mo­men­to, di­ce Bur­gue­ño, las empresas ja­lis­cien­ses del sec­tor elec­tró­ni­co pue­den par­ti­ci­par co­mo fa­bri­can­tes de ta­ble­ros, dio­dos se­mi­con­duc­to­res y com­po­nen­tes de se­gu­ri­dad.

“Es­ta cros­so­ver de al­ta tec­no­lo­gía es uno de los mo­ti­vos por los que en el Par­que In­dus­trial Co­li­nas de Lagos se han rea­li­za­do in­ver­sio­nes fuertes por par­te de empresas pro­vee­do­ras japonesas y ale­ma­nas”, aña­de.

Bal­ta­zar Ro­drí­guez, ex­per­to en tec­no­lo­gía de IBM Mé­xi­co, re­co­no­ce que es­te vehícu­lo im­pul­sa­rá a la in­dus­tria lo­cal. “Ja­lis­co tiene la ven­ta­ja de con­tar con va­rias ra­mas li­ga­das al sec­tor au­to­mo­triz, en­tre ellas la de au­to­par­tes, pe­ro tam­bién de soft­wa­re, de desa­rro­llo tec­no­ló­gi­co y de la nu­be, que pue­den po­ten­ciar sus ca­pa­ci­da­des”, co­men­ta.

Da­tos del Ine­gi in­di­can que en Ja­lis­co exis­ten unas 90 empresas de­di­ca­das a la fa­bri­ca­ción de equipo y ac­ce­so­rios eléc­tri­cos y de cómpu­to y otros com­po­nen­tes, con un va­lor de pro­duc­ción de 24,525 mi­llo­nes de pe­sos.

El con­duc­tor de­be es­tar pen­dien­te, ya que en ca­so de un pro­ble­ma el au­to ce­de el con­trol de for­ma au­to­má­ti­ca. Un au­to­mó­vil semiautónomo pue­de fun­cio­nar solo me­dian­te un soft­wa­re de sis­te­ma de asis­ten­cia. Con­tro­la el arran­que y di­rec­ción (man­tie­ne la uni­dad en el ca­rril), re­gu­la la ve­lo­ci­dad y fre­na pa­ra guar­dar la dis­tan­cia en­tre au­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.