RE­GLA DE TRES

Milenio - Campus - - OPINIÓN - CARLOS RE­YES

Otras ca­sas de es­tu­dio han op­ta­do por man­te­ner­se al mar­gen de la con­tien­da elec­to­ral”

PO­CA CRE­DI­BI­LI­DAD.

Des­pués de su pro­pues­ta de sen­tar­se a ne­go­ciar con los de­lin­cuen­tes que ope­ran, des­de ha­ce mu­chos años con to­da im­pu­ni­dad en el es­ta­do, las de­cla­ra­cio­nes del rec­tor de la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma de Gue­rre­ro ( UAG­ro), Ja­vier Sal­da­ña Al­ma­zán, no pe­san mu­cho a ni­vel lo­cal, y mu­cho me­nos al in­te­rior de la co­mu­ni­dad uni­ver­si­ta­ria que nun­ca es­tu­vo de acuer­do con esos des­plan­tes me­diá­ti­cos que a fi­nal de cuen­tas po­nen en ries­go la se­gu­ri­dad de quie­nes for­man par­te de esa ins­ti­tu­ción. Lo di­cho por el rec­tor ya le co­bró fac­tu­ra y hay gru­pos de aca­dé­mi­cos que le van a dar se­gui­mien­to muy pun­tual a to­do es­to por­que sa­ben que una cues­tión tan de­li­ca­da no pue­de abor­dar­se a la li­ge­ra.

CAM­BIO DE DI­REC­CIÓN.

Y es que, a pro­pó­si­to de su pri­mer in­for­me de la­bo­res de su se­gun­do pe­rio­do al fren­te de la UAG­ro, Sal­da­ña Al­ma­zán ha­bló aho­ra de ejer­cer un vo­to ra­zo­na­do en el pró­xi­mo pro­ce­so elec­to­ral que se lle­va­rá a ca­bo en el país. Y pi­dió a los can­di­da­tos que re­sul­ten elec­tos, tan­to a ni­vel lo­cal co­mo fe­de­ral, que tra­ba­jen por la go­ber­na­bi­li­dad. Lo que no que­da cla­ro es dón­de se in­ser­tan sus plan­tea­mien­tos de ne­go­ciar la ley y des­pués ha­blar de go­ber­na­bi­li­dad. El pro­ble­ma es que el mes pró­xi­mo se re­nue­van las di­rec­cio­nes ge­ne­ra­les de las uni­da­des aca­dé­mi­cas de la UAG­ro y se­gu­ra­men­te ahí se la van a co­brar los uni­ver­si­ta­rios que no es­tán de acuer­do con el pro­ta­go­nis­mo que ha ejer­ci­do en los úl­ti­mos me­ses el rec­tor. No quie­ren, ni por mu­cho, que se si­ga el mo­de­lo que ter­mi­nó por afec­tar de lleno a la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma del Es­ta­do de Mo­re­los ( UAEMor). Eso es lo que me­nos quie­re la co­mu­ni­dad uni­ver­si­ta­ria gue­rre­ren­se.

BLINDARSE, ME­JOR OP­CIÓN.

Qui­zás por eso, al­gu­nas otras ca­sas de es­tu­dio han op­ta­do por man­te­ner­se al mar­gen de la con­tien­da elec­to­ral, so­bre to­do pa­ra evi­tar sus­pi­ca­cias y ma­los en­ten­di­dos que pon­gan en ries­go la cre­di­bi­li­dad de las ins­ti­tu­cio­nes de edu­ca­ción su­pe­rior. En la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma de Aguascalientes ( UAA), por ci­tar un ejem­plo, el rec­tor Francisco Ja­vier Ave­lar Gon­zá­lez, ce­rró ya las puer­tas a los can­di­da­tos a pues­tos de elec­ción po­pu­lar a ni­vel es­ta­tal y fe­de­ral. La pro­pues­ta ya fue res­pal­da­da por la Fe­de­ra­ción de Es­tu­dian­tes de la ins­ti­tu­ción. Si bien la uni­ver­si­dad tien­de a ser un es­pa­cio pa­ra la plu­ra­li­dad, hay quie­nes pre­fie­ren abs­te­ner­se de abrir las puer­tas a los ac­to­res po­lí­ti­cos por­que a ve­ces re­sul­ta más con­tra­pro­du­cen­te.

OTRO MÁS A CAM­PA­ÑA.

Lue­go de años al fren­te de la rec­to­ría de la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma del Es­ta­do de Hi­dal­go ( UAEH), don­de nun­ca tu­vo los pro­ble­mas sin­di­ca­les que se han re­gis­tra­do en los úl­ti­mos me­ses, Hum­ber­to Ve­ras Go­doy, de­jó esa ins­ti­tu­ción en 2016 pa­ra ocu­par un car­go di­rec­ti­vo en la ANUIES, a unos me­ses de con­cluir su ges­tión al fren­te de esa ca­sa de es­tu­dios. Y pa­re­cía que es­ta­ría du­ran­te mu­cho tiem­po en su nue­vo pues­to. Al me­nos así lo de­jó en­tre­ver a su lle­ga­da. Pe­ro ha­ce unos me­ses pa­só a la Se­cre­ta­ría de Go­ber­na­ción co­mo Di­rec­tor Ge­ne­ral de Par­ti­ci­pa­ción Ciu­da­da­na pa­ra la Pre­ven­ción So­cial de la Vio­len­cia y la De­lin­cuen­cia. Y pa­re­cía que ahí ter­mi­na­ría el sexenio. Pe­ro ha­ce unos días, anun­ció su in­cor­po­ra­ción a la po­lí­ti­ca y as­pi­ra a una dipu­tación lo­cal. Jus­to aho­ra que Ge­rar­do Sosa Cas­te­lán, quien le dio el vis­to bue­no­pa­ra es­tar en la rec­to­ría de la UAEH, ya es par­te de Mo­re­na, el par­ti­do que pos­tu­la aho­ra a Ve­ras Go­doy.

UNO DE MU­CHOS.

Y aun­que quie­ran ha­cer­lo ver co­mo una coin­ci­den­cia, se no­ta a le­guas que la vo­lun­tad de ese gru­po que con­tro­la la UAEH des­de ha­ce dé­ca­das pe­só en la elec­ción de can­di­da­tos. Por­que ade­más del ex­rec­tor de la UAEH, Ro­xa­na Mon­tea­le­gre Sal­va­dor, Ra­fael Garnica Alon­so y Jor­ge Ma­yor­ga Ol­ve­ra son cer­ca­nos a Sosa Cas­te­lán tam­bién van al con­gre­so lo­cal y fue­ron im­pues­tos, a pe­sar de que no pun­tea­ron las en­cues­tas que el pro­pio par­ti­do Mo­re­na reali­zó pa­ra de­sig­nar a sus can­di­da­tos. Au­na­do a ello, hay que re­cor­dar que la ac­tual di­ri­gen­te sin­di­cal de la UAEH, Ly­dia García Anaya va co­mo can­di­da­ta a dipu­tada fe­de­ral y tam­bién es par­te de la ne­go­cia­ción rea­li­za­da por Mo­re­na con la cú­pu­la de la ins­ti­tu­ción hi­dal­guen­se. Lo que preo­cu­pa aho­ra a la co­mu­ni­dad de la UAEH es el po­der po­lí­ti­co que abier­ta­men­te ha re­cu­pe­ra­do Sosa Cas­te­lán de ca­ra a los pro­ble­mas ju­rí­di­cos que en­fren­ta la ins­ti­tu­ción por aque­llo del au­di­tor in­terno que se ha que­ri­do im­po­ner des­de el Eje­cu­ti­vo hi­dal­guen­se.

AVAN­CES CLA­ROS.

La se­ma­na pró­xi­ma, ade­lan­tan al­gu­nos rec­to­res, du­ran­te la ce­le­bra­ción de la Quin­cua­gé­si­ma Se­sión Ordinaria del Con­se­jo de Uni­ver­si­da­des Pú­bli­ca e Ins­ti­tu­cio­nes Afi­nes ( CUPIA), a rea­li­zar­se en la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma de Ciu­dad Juárez ( UACJ) se da­rán a co­no­cer avan­ces im­por­tan­tes de lo que se­rá la pro­pues­ta que las uni­ver­si­da­des, en el seno de la Aso­cia­ción Na­cio­nal de Uni­ver­si­da­des e Ins­ti­tu­cio­nes de Edu­ca­ción Su­pe­rior ( ANUIES), han ve­ni­do tra­ba­jan­do en los úl­ti­mos me­ses en torno al fu­tu­ro de es­te ni­vel edu­ca­ti­vo. La pro­pues­ta que se­rá en­tre­ga­da a los can­di­da­tos a la Pre­si­den­cia de la Re­pú­bli­ca ya es­tá en la eta­pa fi­nal y ver­sa­rá so­bre cua­tro o cin­co ejes te­má­ti­cos que los rec­to­res es­pe­ran pue­dan ser­vir co­mo una guía pa­ra los pró­xi­mos seis años de go­bierno y más allá. Vi­sión a lar­go pla­zo, co­mo acos­tum­bran las uni­ver­si­da­des.

AFI­NAN DE­TA­LLES.

Lo que tam­bién se es­tu­dia ya muy a de­ta­lle es el in­mi­nen­te en­cuen­tro en­tre los rec­to­res y los as­pi­ran­tes pre­si­den­cia­les. Ya se ha es­ta­ble­ci­do con­tac­to con ca­da uno de los can­di­da­tos pa­ra vi­sua­li­zar la agen­da y de­ter­mi­nar en qué fe­chas pue­dan acu­dir a com­pa­re­cer a las ofi­ci­nas de Te­na­yu­ca, co­mo ha si­do cos­tum­bre en los úl­ti­mos años. La idea ini­cial es que se desaho­gue la agen­da en un par de días, cuan­do mu­cho tres, aun­que eso de­pen­de­rá del tiem­po del que dis­pon­gan los as­pi­ran­tes. Tam­bién se es­tu­dia el for­ma­to que ten­drán los en­cuen­tros. Hay quie­nes apo­yan la idea de que ha­ya cuan­do me­nos un es­pa­cio de me­dia ho­ra pa­ra in­ter­cam­biar pre­gun­tas y res­pues­tas. La aper­tu­ra a los me­dios es otro pun­to que se dis­cu­te. Y es que, ha­ce seis años, el afo­ro no fue su­fi­cien­te, así que eso ha­brá que to­mar­lo muy en cuen­ta tam­bién.

DE­POR­TE EN LA UAEM.

Otro even­to que arran­ca la pró­xi­ma se­ma­na es la edi­ción nú­me­ro 22 de la Uni­ver­sia­da Na­cio­nal, la cual se rea­li­za­rá es­te año en la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma del Es­ta­do de Mé­xi­co ( UAEM), a par­tir del 27 de abril al 12 de ma­yo. Las ins­ti­tu­cio­nes de edu­ca­ción su­pe­rior par­ti­ci­pa­rán en 26 disciplinas y se es­pe­ra la asis­ten­cia de 8 mil 300 atletas de to­do el país. El es­fuer­zo que va a en­fren­tar la uni­ver­si­dad mexiquense es de des­ta­car­se por­que en las úl­ti­mas edi­cio­nes, por el pe­so y el gas­to que re­pre­sen­ta, mu­chas ins­ti­tu­cio­nes se han he­cho a un la­do y no han que­ri­do al­ber­gar la jus­ta de­por­ti­va. Por eso se aplau­de que el rec­tor, Jor­ge Ba­rre­ra Ba­ca, en­ca­be­ce es­te pro­yec­to que se­gu­ra­men­te sal­drá a flo­te con la sa­tis­fac­ción de to­dos los asis­ten­tes a la jus­ta uni­ver­si­ta­ria.

La Uni­ver­sia­da Na­cio­nal se rea­li­za­rá es­te año en la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma del Es­ta­do de Mé­xi­co.

LAS OPI­NIO­NES del rec­tor de la UAG­ro, Ja­vier Sal­da­ña Al­ma­zán, so­bre ne­go­ciar con de­lin­cuen­tes fue­ron im­po­pu­la­res en­tre la co­mu­ni­dad

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.