Im­por­tan­te, abrir puer­tas al ejer­ci­cio co­reo­grá­fi­co pa­ra in­cur­sio­nar en la vi­deo­dan­za so­cial

Milenio - Campus - - RINCÓN CULTURAL -

Los pro­ce­sos crea­ti­vos, ten­den­cias y con­di­cio­nes ac­tua­les pa­ra ha­cer vi­deo­dan­za en Mé­xi­co fue­ron abor­da­dos por los crea­do­res Ro­cío Becerril Da­vid Páez y Vi­vian Cruz en un con­ver­sa­to­rio rea­li­za­do el pasado vier­nes en la Bi­blio­te­ca de Mé­xi­co, en el mar­co de la Mues­tra Mul­ti­dis­ci­pli­na­ria de Vi­deo­Dan­za ( MUMVI 2018).

La co­reó­gra­fa y bai­la­ri­na Ro­cío Becerril des­ta­có que an­te la si­tua­ción ac­tual del país es ne­ce­sa­rio que la ac­ción de la vi­deo­dan­za se di­ri­ja ha­cia los es­pa­cios so­cia­les.

“Es im­por­tan­te que se abran puer­tas al ejer­ci­cio co­reo­grá­fi­co pa­ra in­cur­sio­nar en la vi­deo­dan­za so­cial, un gé­ne­ro que a Mé­xi­co le ha­ce mu­cha fal­ta”, di­jo la au­to­ra del pro­yec­to La Li­bre­ta Ver­de de Ne­llie, se­lec­cio­na­do por Epro­dan­za, INBA- Se­cre­ta­ría de Cul­tu­ra.

Con­si­de­ró que tam­bién es fun­da­men­tal que los crea­do­res cuen­ten con las con­di­cio­nes de se­gu­ri­dad ne­ce­sa­rias pa­ra gra­bar sus pro­pues­tas, lo que im­pli­ca re­vi­sar y tra­mi­tar per­mi­sos pa­ra ga­ran­ti­zar lo­ca­cio­nes con­fia­bles.

Miem­bro del Sis­te­ma Na­cio­nal de Crea­do­res de Ar­te del Fonca, 2010 a 2013, Ro­cío Becerril apro­ve­chó la oca­sión pa­ra mos­trar par­te de su tra­ba­jo con la pro­yec­ción de frag­men­tos de Tren. En­tre la tie­rra co­mo en el cuer­po, pro­yec­to in­ter­ac­ti­vo y mul­ti­dis­ci­pli­na­rio, que aglu­ti­na vi­deo­dan­za, es­cul­tu­ra, pin­tu­ra y ani­ma­ción pa­ra re­fle­xio­nar so­bre el es­pa­cio poé­ti­co e in­ten­so que ofre­cen las vías, las es­ta­cio­nes y los va­go­nes de tren.

El pro­duc­tor Da­vid Páez ha­bló de su ex­pe­rien­cia co­mo rea­li­za­dor de vi­deos y la cer­ca­na la­bor que se ne­ce­si­ta te­ner con co­reó­gra­fos y bai­la­ri­nes pa­ra plas­mar la sen­si­bi­li­dad ar­tís­ti­ca en la vi­deo­dan­za.

Pa­ra el di­rec­tor au­dio­vi­sual es in­dis­pen­sa­ble pen­sar en el len­gua­je y el dis­cur­so ar­tís­ti­co de la pie­za: “Es pen­sar en el ojo del es­pec­ta­dor por­que la dan­za pen­sa­mos des­de el es­ce­na­rio. Hay que se­guir esa sen­si­bi­li­dad y esa es­cu­cha y lo que se quie­re de­cir pa­ra ge­ne­rar o plan­tear un dis­cur­so pro­pio que se con­ju­gue con lo que tie­ne que de­cir la dan­za”, di­jo Da­vid Páez.

La dis­ci­pli­na plas­ma la sen­si­bi­li­dad de la dan­za en un me­dio fíl­mi­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.