Va­le­riaVa Moy

Milenio Edo de México - - Portada - VA­LE­RIA MOY* @Va­le­riaMoy *Di­rec­to­ra del Imco

“Tie­nen que ser lo­ca­les s las de­ci­sio­nes de pa­ra ce­rra ce­rrar bre­chas”

La

di­fe­ren­cia re­gio­nal en Mé­xi­co no es no­ve­dad, la de­sigual­dad en­tre el nor­te y el sur del país lle­va te­jién­do­se tan­tos años que a na­die sor­pren­de­rá la di­fi­cul­tad que im­pli­ca des­en­re­dar esa ma­de­ja de com­ple­ji­dad. Los in­di­ca­do­res eco­nó­mi­cos han mos­tra­do ca­da vez con ma­yor pre­ci­sión la mag­ni­tud de la dis­pa­ri­dad. El PIB de los úl­ti­mos cin­co años ha cre­ci­do en Ba­ja Ca­li­for­nia Sur, Quin­ta­na Roo y Aguas­ca­lien­tes a 7.4%, 4.4% y 4% en pro­me­dio anual, res­pec­ti­va­men­te. Las dis­mi­nu­cio­nes se han con­cen­tra­do en tres es­ta­dos del sur: Chia­pas, Ta­bas­co y Gue­rre­ro que han de­cre­ci­do ca­da año en pro­me­dio -1.7%, -4.8%, -5.4%.

Más allá del PIB, la po­bre­za se con­cen­tra en el sur. En Gue­rre­ro, Oa­xa­ca y Chia­pas más de la mi­tad de la po­bla­ción se en­cuen­tra en si­tua­ción de po­bre­za la­bo­ral. En con­tras­te, en las dos Ba­ja Ca­li­for­nias y en Nue­vo León la po­bre­za ape­nas ro­za el 20%. Los es­ta­dos con ma­yor de­sigual­dad de in­gre­sos tam­bién se con­cen­tran en el sur: Oa­xa­ca, Cam­pe­che y Chia­pas tie­nen el ma­yor coe­fi­cien­te de Gi­ni del país. Gue­rre­ro y Oa­xa­ca es don­de hay más po­bla­ción —en por­cen­ta­je— ocu­pa­da de ma­ne­ra in­for­mal.

No so­lo los in­di­ca­do­res tí­pi­ca­men­te eco­nó­mi­cos co­mo los men­cio­na­dos evi­den­cian la dis­pa­ri­dad. El Ín­di­ce de Pro­gre­so So­cial, ela­bo­ra­do a ni­vel es­ta­tal por Mé­xi­co, ¿Có­mo Va­mos? mues­tra que los es­ta­dos con ma­yor pro­gre­so —de­fi­ni­do me­dian­te la uti­li­za­ción de 57 in­di­ca­do­res de bie­nes­tar— se en­cuen­tran en el cen­tro y nor­te del país: Nue­vo León, Que­ré­ta­ro y Aguas­ca­lien­tes, en ese or­den. Los más re­za­ga­dos son Chia­pas, Oa­xa­ca y Gue­rre­ro.

La se­ma­na pa­sa­da, el Ins­ti­tu­to Me­xi­cano pa­ra la Com­pe­ti­ti­vi­dad pu­bli­có el Ín­di­ce de Com­pe­ti­ti­vi­dad Es­ta­tal (ICE), que mues­tra — aun­que des­de di­fe­ren­te pers­pec­ti­va— la mis­ma reali­dad: en el mis­mo país con­vi­ven va­rios Mé­xi­cos con reali­da­des pro­fun­da­men­te di­fe­ren­tes. La com­pe­ti­ti­vi­dad de los es­ta­dos se de­fi­ne, de acuer­do con el IMCO, co­mo la ca­pa­ci­dad pa­ra for­jar, atraer y re­te­ner ta­len­to e in­ver­sión. El ICE se di­vi­de a su vez en diez sub­ín­di­ces que eva­lúan te­mas des­de re­la­cio­nes in­ter­na­cio­na­les has­ta sis­te­ma po­lí­ti­co pa­san­do por in­no­va­ción. Las di­fe­ren­cias re­gio­na­les tam­bién es­tán ahí. De acuer­do con un sis­te­ma de pun­tos la Ciu­dad de Mé­xi­co, Que­ré­ta­ro, Aguas­ca­lien­tes, Nue­vo León y Ja­lis­co son los es­ta­dos más com­pe­ti­ti­vos. Hay te­mas, co­mo el de in­no­va­ción, en el que Que­ré­ta­ro re­ba­sa a la Ciu­dad de Mé­xi­co; o Yu­ca­tán que re­ba­sa a los de­más en te­mas re­la­cio­na­dos con el es­ta­do de de­re­cho.

To­da po­lí­ti­ca es lo­cal. Si que­re­mos ir ce­rran­do esas bre­chas, lo­gran­do que los es­ta­dos re­za­ga­dos avan­cen, las de­ci­sio­nes tie­nen que ser lo­ca­les. La po­lí­ti­ca pú­bli­ca, in­clu­so con sus ge­ne­ra­li­da­des, ten­drá que re­co­no­cer las enor­mes di­fe­ren­cias que pre­va­le­cen en los di­fe­ren­tes rin­co­nes del país pa­ra po­der ser efec­ti­va. Los pro­ble­mas ge­ne­ra­dos du­ran­te años no se re­sol­ve­rán con so­lu­cio­nes sen­ci­llas. El pro­ble­ma de ac­ce­so a ener­gé­ti­cos del sur no se so­lu­cio­na con una re­fi­ne­ría. La fal­ta de in­fra­es­truc­tu­ra no la re­sol­ve­rá un tren de­fi­ci­ta­rio. Y un ae­ro­puer­to con el que no se am­plía la ca­pa­ci­dad ae­ro­por­tua­ria no ha­rá al país más com­pe­ti­ti­vo. Hay mu­chos ín­di­ces que mues­tran las di­fe­ren­cias y su­gie­ren so­lu­cio­nes pa­ra abor­dar­las. Oja­lá se re­vi­sa­ran en Pa­la­cio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.