El cas­ti­go que me­re­cen Sui­za y Ale­ma­nia y Ja­pón y…

Cas­ti­gar so­la­men­te a Mé­xi­co no tie­ne de­ma­sia­do sen­ti­do eco­nó­mi­co: Europa se­gui­rá ven­dien­do sus co­ches a los neo­yor­ki­nos y sus que­sos a los con­su­mi­do­res de San Fran­cis­co

Milenio Hidalgo - - Al Frente -

Se­gún pa­re­ce, la com­pe­ti­ti­vi­dad de nues­tra eco­no­mía se sus­ten­ta en una mano de obra tan ba­ra­ta que po­de­mos com­pen­sar glo­bal­men­te nues­tras co­lo­sa­les de­fi­cien­cias —el es­tre­pi­to­so fra­ca­so del pro­yec­to edu­ca­ti­vo, la fal­ta de cer­te­zas ju­rí­di­cas, la in­se­gu­ri­dad pú­bli­ca, la baja pro­duc­ti­vi­dad y la des­afo­ra­da co­rrup­ción— a pun­ta de pa­gar sa­la­rios ba­jos y des­ban­car así a los paí­ses que pre­ten­den ma­nu­fac­tu­rar ar­tícu­los ex­por­ta­bles y, a la vez, ase­gu­rar dig­nos ni­ve­les de vi­da a sus tra­ba­ja­do­res.

Jus­ta­men­te, una de las que­jas su­pre­mas de The Do­nald, en lo que se re­fie­re al co­mer­cio ex­te­rior, es que mu­chos de los an­ti­guos em­pleos de los Es­ta­dos Uni­dos se han des­lo­ca­li­za­do ha­cia paí­ses co­mo Chi­na y Mé­xi­co don­de el cos­te de la mano de obra es sus­tan­cial­men­te in­fe­rior. Por lo mis­mo, la ba­lan­za co­mer­cial le se­ría muy des­fa­vo­ra­ble a su país: com­pra a los otros mu­cho más de lo que les ven­de. A par­tir de ahí, no só­lo ha can­ce­la­do de un plu­ma­zo y ato­lon­dra­da­men­te su aso­cia­ción al Acuer­do Trans­pa­cí­fi­co de Coope­ra­ción Eco­nó­mi­ca (TPP, por sus si­glas en in­glés) —sin ha­cer ca­so a las ad­ver­ten­cias de que cons­ti­tu­ye un blo­que que, en­tre otras co­sas, pre­ten­de con­tra­rres­tar el im­pa­ra­ble pre­do­mi­nio co­mer­cial de Chi­na— sino que nos avi­sa de me­di­das que van des­de la can­ce­la­ción del Tra­ta­do de Li­bre Co­mer­cio de Amé­ri­ca del Nor­te has­ta la de­cla­ra­ción de una au­tén­ti­ca gue­rra co­mer­cial con el an­ti­guo País de en Me­dio, pa­san­do por la apli­ca­ción de im­pues­tos com­pen­sa­to­rios a los co­ches ale­ma­nes (de has­ta 35 por cien) o la sa­li­da pu­ra y sim­ple de la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de Co­mer­cio.

Pe­ro, a ver, ¿cuál es el país más com­pe­ti­ti­vo del pla­ne­ta? Se­gún el úl­ti­mo Ín­di­ce de Com­pe­ti­ti­vi­dad Glo­bal (ICG) ela­bo­ra­do por el Foro Eco­nó­mi­co Mun­dial, Sui­za tie­ne, por oc­ta­vo año con­se­cu­ti­vo, la eco­no­mía más com­pe­ti­ti­va de to­das, se­gui­da de Sin­ga­pur y, pues sí, de los Es­ta­dos Uni­dos. Y, ¿có­mo es­tán los sa­la­rios en Sui­za? Pues, al­tí­si­mos, se­ño­ras y se­ño­res. A la vez, ¿qué tal es­tá la ba­lan­za co­mer­cial en­tre nues­tro ve­cino del nor­te y la na­ción hel­vé­ti­ca? La Ofi­ci­na del Cen­so de Go­bierno es­ta­dou­ni­den­se nos ofre­ce los si­guien­tes da­tos pa­ra enero de 2017: los ame­ri­ca­nos ex­por­ta­ron mil 724 mi­llo­nes de dó­la­res y los sui­zos ven­die­ron 3 mil 59. O sea, un dé­fi­cit, pa­ra los USA, de mil 335 mi­llo­nes. Si mi­ras las ci­fras de 2016 y de 2015, no hay ni un so­lo mes en el que la ba­lan­za co­mer­cial ha­ya si­do po­si­ti­va pa­ra los es­ta­dou­ni­den­ses. ¿Qué me­di­das to­ma­rá Trump? No ha di­cho na­da, pe­ro uno su­pon­dría que las co­sas ten­drían que cam­biar.

Mien­tras tan­to, ¿qué po­si­ción ocu­pa Mé­xi­co en el an­te­di­cho ICG? El quin­cua­gé­si­mo

El pre­cio de la mano de obra es un fac­tor pe­ro no es el úni­co ele­men­to de la com­pe­ti­ti­vi­dad

pri­mer si­tio, ama­bles lec­to­res, pre­ce­di­do por Chi­le (33) y Pa­na­má (42). La pre­ca­rie­dad sa­la­rial no nos ha­ce más com­pe­ti­ti­vos a ni­vel glo­bal aun­que nos per­mi­ta, de to­das ma­ne­ras, ser una po­ten­cia ex­por­ta­do­ra. Tam­bién se­ría el ca­so de Chi­na, a pe­sar de su me­jor cla­si­fi­ca­ción en el ta­ble­ro: en el si­tio 28, es su­pe­ra­da por na­cio­nes co­mo Ma­la­sia, Qa­tar y Co­rea del Sur.

Vea­mos qué eco­no­mías fi­gu­ran en­tre las diez más com­pe­ti­ti­vas del mun­do, lue­go de las tres que ya he­mos men­cio­na­do: Paí­ses Ba­jos, Ale­ma­nia, Sue­cia, Reino Uni­do, Ja­pón, Hong Kong y Fin­lan­dia. Y, por cier­to, ¿có­mo es­tá el te­ma de su ba­lan­za co­mer­cial con los Es­ta­dos Uni­dos? To­me­mos só­lo las ci­fras de 2017: su­pe­rá­vits con Ho­lan­da (mil 791 mi­llo­nes) y Hong Kong (3 mil 106); dé­fi­cits con Ale­ma­nia (- 4 mil 882 mi­llo­nes), Sue­cia, Reino Uni­do, Ja­pón (5 mil 472) y Fin­lan­dia. En to­do ca­so, el dé­fi­cit de su ba­lan­za co­mer­cial glo­bal al­can­zó 48 mil mi­llo­nes de dó­la­res en el pri­mer mes de es­te año. De es­ta ci­fra, 3 mil 947 mi­llo­nes de dó­la­res, me­nos de la dé­ci­ma par­te, co­rres­pon­den a Mé­xi­co. De he­cho, nos su­pe­ran Ale­ma­nia y Ja­pón en el apar- ta­do de co­lo­car sus ex­por­ta­cio­nes en el mer­ca­do es­ta­dou­ni­den­se en re­la­ción a lo que les ven­de la gran po­ten­cia.

De to­do es­to se des­pren­den tres conclusiones: en pri­mer lu­gar, Mé­xi­co no es el úni­co país con el que los Es­ta­dos Uni­dos tie­nen un gi­gan­tes­co dé­fi­cit co­mer­cial, ni mu­cho me­nos. En 2016, las ex­por­ta­cio­nes es­ta­dou­ni­den­ses ha­cia la Unión Eu­ro­pea fue­ron de 270 mil mi­llo­nes de dó­la­res; pe­ro las com­pras de pro­duc­tos eu­ro­peos al­can­za­ron los 416 mil mi­llo­nes; o sea, una di­fe­ren­cia de 146 mil mi­llo­nes a fa­vor del Vie­jo Con­ti­nen­te. El su­pe­rá­vit de Mé­xi­co en el mis­mo pe­río­do fue de 63 mil mi­llo­nes. Se­gun­da­men­te, el pre­cio de la mano de obra es un fac­tor pe­ro no es el úni­co ele­men­to. En ter­cer lu­gar, la ma­yo­ría de los paí­ses más com­pe­ti­ti­vos —en­tre los cua­les no fi­gu­ra­mos— lo­gran ven­der­le sus pro­duc­tos a los Es­ta­dos Uni­dos, a pe­sar de pa­gar sa­la­rios muy ele­va­dos y de sos­te­ner ejem­pla­res sis­te­mas de asis­ten­cia so­cial.

Lue­go en­ton­ces, cas­ti­gar so­la­men­te a Mé­xi­co no tie­ne de­ma­sia­do sen­ti­do eco­nó­mi­co: Europa se­gui­rá ven­dien­do sus co­ches a los neo­yor­ki­nos y sus que­sos a los con­su­mi­do­res de San Fran­cis­co. Y, has­ta nue­vo avi­so, las Ma­cBook se­gui­rán lle­van­do la le­yen­da. “De­sig­ned by Ap­ple in Ca­li­for­nia. As­sem­bled in Chi­na”.

Na­tu­ral­men­te, Trump se pue­de pe­lear con el mun­do en­te­ro. Pe­ro, en esa gue­rra no ha­brá ga­na­do­res. A ver si se en­te­ra, de una bue­na vez.

EFRÉN

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.