Ja­pón: del boom in­ver­sor au­to­mo­triz al ener­gé­ti­co

Milenio Hidalgo - - Al Frente - BÁR­BA­RA AN­DER­SON bar­ba­ra.an­der­son@milenio.com Twitter: @ba_an­der­son

No hay nin­gún otro país don­de la in­ver­sión ja­po­ne­sa crez­ca tan­to co­mo con Mé­xi­co”, di­ce re­vi­san­do sus ano­ta­cio­nes el em­ba­ja­dor ja­po­nés, Aki­ra Ya­ma­da.

Des­de ha­ce cin­co años, han lle­ga­do a un rit­mo de 100 nue­vas em­pre­sas por año.

Se­gún da­tos de la embajada, mien­tras en 2012 ha­bía 546 em­pre­sas, en 2014 es­ca­la­ron has­ta 814 y en enero de es­te año lle­gó la fir­ma nú­me­ro mil: la ace­re­ra JFE-Steel.

De he­cho, so­mos el país con ma­yor can­ti­dad de em­pre­sas ja­po­ne­sas ins­ta­la­das: mil ver­sus 700 en Bra­sil y 50 en Ar­gen­ti­na.

Has­ta aho­ra nue­ve de ca­da 10 em­pre­sas ja­po­ne­sas que in­vier­ten en el país (tan­to de ma­ne­ra di­rec­ta o vía sus fi­lia­les en EU) han si­do del sec­tor au­to­mo­triz. Ac­tual­men­te uno de ca­da tres vehícu­los que ex­por­ta­mos son de una ar­ma­do­ra ja­po­ne­sa.

“Si bien se man­ten­drá el rit­mo en es­te sec­tor, a pe­sar de la nue­va ad­mi­nis­tra­ción en EU, aho­ra va a cre­cer la in­ver­sión ja­po­ne­sa en el sec­tor ener­gé­ti­co y de ser­vi­cios”, afir­ma Ya­ma­da, quien lle­va dos años y me­dio en el país, con lo que ha vis­to de cer­ca el boom de fir­mas ni­po­nas en el país.

Co­mo mues­tra, a fi­nes de fe­bre­ro Pe­mex fir­mó el pri­mer con­tra­to de li­cen­cia pa­ra ex­plo­ra­ción y ex­trac­ción de hi­dro­car­bu­ros de su his­to­ria con dos so­cios: la es­ta­du­ni­den­se Che­vron y la ja­po­ne­sa INPEX Cor­po­ra­tion. Se tra­ta de un con­tra­to a 30 años en el gol­fo de Mé­xi­co. Sin du­da INPEX co­men­za­rá —co­mo lo hi­cie­ron las ar­ma­do­ras Nis­san, Hon­da, To­yo­ta o Maz­da— a im­por­tar pro­vee­do­res ja­po­ne­ses pa­ra que se su­men a es­ta ca­de­na de va­lor.

El po­ten­cial de in­ver­sio­nes a me­diano pla­zo tam­bién se pue­de me­dir por dos nue­vos ac­to­res que tam­bién se su­ma­ron en el úl­ti­mo mes: el ban­co ja­po­nés Mi­zuho (es­pe­cia­li­za­do en cré­di­tos pre­ci­sa­men­te al sec­tor au­to­mo­triz) y la ae­ro­lí­nea ANA, que inau­gu­ró su vuelo dia­rio unien­do las ca­pi­ta­les de am­bos paí­ses.

“Más allá de lo que su­ce­da con la re­la­ción con EU, las po­ten­cia­li­da­des de Mé­xi­co no van a cam­biar y creo que el país pue­de se­guir desa­rro­llán­do­se de una ma­ne­ra di­ná­mi­ca y es­ta­ble. Yo soy muy op­ti­mis­ta”, di­ce Ya­ma­da, quien es­tá en me­dio de los pre­pa­ra­ti­vos del 120 aniver­sa­rio de la pri­me­ra in­mi­gra­ción ja­po­ne­sa a Amé­ri­ca La­ti­na, que fue a Chia­pas.

En mo­men­tos don­de el pro­tec­cio­nis­mo ha vuel­to a la pa­les­tra en Amé­ri­ca del Nor­te y en Eu­ro­pa, va­le la pe­na re­cor­dar los ini­cios de es­ta re­la­ción bi­la­te­ral.

“Pa­ra Ja­pón, Mé­xi­co es im­por­tan­te por­que fue nues­tro pri­mer so­cio co­mer­cial en tér­mi­nos igua­li­ta­rios”, re­cuer­da el em­ba­ja­dor so­bre el Acuer­do de Amis­tad y Co­mer­cio que fir­ma­ron en 1888 el em­pe­ra­dor Mei­ji y el pre­si­den­te Porfirio Díaz. “Des­pués de mu­chos tra­ta­dos eu­ro­peos don­de en­trá­ba­mos de ma­ne­ra de­sigual. Tan im­por­tan­te fue pa­ra mi país, que se le dio a Mé­xi­co el me­jor te­rreno en To­kio pa­ra su embajada, a so­lo 5 mi­nu­tos de las ofi­ci­nas del pri­mer mi­nis­tro y del Se­na­do”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.