Alian­zas PAN-PRD, una “cru­za gro­tes­ca”: Ochoa

“Mien­tras otros can­di­da­tos y fue­ras ven la po­lí­ti­ca co­mo ne­go­cio fa­mi­liar, en el PRI la en­ten­de­mos co­mo un com­pro­mi­so de ser­vir”

Milenio Hidalgo - - Política - Redacción/Mé­xi­co

El di­ri­gen­te na­cio­nal del PRI, En­ri­que Ochoa, arre­me­tió con­tra las alian­zas en­tre PAN y PRD, al se­ña­lar que se tra­ta de una “cru­za gro­tes­ca”.

Des­de Na­ya­rit, don­de se con­for­mó una alian­za opo­si­to­ra con­tra el Re­vo­lu­cio­na­rio Ins­ti­tu­cio­nal, el lí­der de los priis­tas sos­tu­vo que lo úni­co que esos par­ti­dos tie­nen en co­mún es su opor­tu­nis­mo y su fal­ta de com­pro­mi­so con la gen­te. “Te­ne­mos fren­te a no­so­tros a un PAN blan­do y ran­cio. A un PAN que tie­ne tan­to frío que bus­ca arri­mar­se al sol. Pe­ro es un sol ago­ni­zan­te, un sol que ya no alum­bra ni la es­qui­na”.

Ochoa ha sos­te­ni­do que las alian­zas que con­for­man PAN y PRD son opor­tu­nis­tas. Pa­ra los co­mi­cios de ju­nio pró­xi­mo so­lo se con­cre­tó una, pe­ro el año pa­sa­do am­bos par­ti­dos coali­ga­dos de­rro­ta­ron al PRI en Ve­ra­cruz, Durango y Quin­ta­na Roo, tres en­ti­da­des que so­lo co­no­cían go­bier­nos priis­tas.

Du­ran­te la to­ma de po­se­sión de Ma­nuel Co­ta co­mo can­di­da­to a la gu­ber­na­tu­ra na­ya­ri­ta, el lí­der na­cio­nal del tri­co­lor que mien­tras otros can­di­da­tos ven la po­lí­ti­ca co­mo ne­go­cio fa­mi­liar, “en el PRI la en­ten­de­mos co­mo un com­pro­mi­so de ser­vir”.

Ello, en re­fe­ren­cia al aban­de­ra­do de la alian­za PAN-PRD, An­to­nio Eche­va­rría Gar­cía, hi­jo del ex gobernador An­to­nio Echa­va­rría, quien fue el pri­me­ro en aban­de­rar una coa­li­ción opo­si­to­ra en to­do el país. Tras su ad­mi­nis­tra­ción, el PRI re­cu­pe­ró la gu­ber­na­tu­ra.

Por eso, Ochoa Re­za se­ña­ló que “es una más de las cru­zas en­tre PAN-PRD que so­lo re­fle­jan una am­bi­ción bru­ta por el po­der, y no le dan bue­nas so­lu­cio­nes a la gen­te”.

Sos­tu­vo que los na­ya­ri­tas sa­ben muy bien que en 1999 se con­for­mó un go­bierno ba­jo una de esas alian­zas. “Los re­sul­ta­dos fue­ron desas­tro­sos. El elec­to­ra­do de Na­ya­rit in­me­dia­ta­men­te vol­vió a con­fiar su vo­to al PRI.

An­te go­ber­na­do­res priis­tas, Ochoa sos­tu­vo que los na­ya­ri­tas “se me­re­cen una nue­va lec­ción en las ur­nas. Una nue­va lec­ción a ma­nos del priis­mo na­ya­ri­ta. La lec­ción que les va­mos a dar el pró­xi­mo 4 de ju­nio. Va­mos a ga­nar”.

Na­ya­rit es el úni­co es­ta­do don­de ha­brá re­no­va­ción de gu­ber­na­tu­ra, don­de PAN y PRD lo­gra­ron con­cre­tar una alian­za opo­si­to­ra al PRI. La can­di­da­tu­ra del hi­jo del ex gobernador y la se­na­do­ra pa­nis­ta Mart­ha Ele­na Gar­cía no de­jó con­for­me a sec­to­res en am­bos par­ti­dos que apo­ya­ban al as­pi­ran­te Po­lo Do­mín­guez, al­cal­de de Te­pic.

Ha­ce al­gu­nos días, des­de Coahuila, el lí­der na­cio­nal del PRI arre­me­tió con­tra el PAN, al se­ña­lar que las dos ad­mi­nis­tra­cio­nes al fren­te del Eje­cu­ti­vo fe­de­ral fue­ron una “do­ce­na trá­gi­ca” mar­ca­da por la in­ca­pa­ci­dad de go­ber­nar.

Ade­más acu­só a ese par­ti­do de sa­car ra­ja po­lí­ti­ca de to­dos los te­mas más de­li­ca­dos, co­mo la de­fen­sa de los migrantes fren­te a las ame­na­zas del pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos, Do­nald Trump. Re­fi­rió que Ac­ción Na­cio­nal se ne­gó al diá­lo­go con otros par­ti­dos pa­ra con­for­mar la de­fen­sa de los migrantes in­do­cu­men­ta­dos que vi­ven en ese país.

En Coahuila, el lí­der priis­ta tam­bién se lan­zó con­tra el as­pi­ran­te pre­si­den­cial de Mo­re­na, An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor, de quien di­jo que no me­re­ce ser co­man­dan­te su­pre­mo de las fuer­zas ar­ma­das, tras sus múl­ti­ples ofen­sas al Ejér­ci­to y la Marina. “Mien­te an­te el pue­blo de Mé­xi­co y ofen­de a las mu­je­res y a los hom­bres que han ser­vi­do con leal­tad en la Marina, en el Ejér­ci­to, en las fuer­zas ar­ma­das. Ló­pez Obra­dor le de­be una dis­cul­pa pú­bli­ca a las fuer­zas ar­ma­das de nues­tro país”, ase­ve­ró.

Des­ta­có que és­tas son ins­ti­tu­cio­nes que tie­nen el más alto ni­vel de cre­di­bi­li­dad y con­fian­za en Mé­xi­co, por lo que no me­re­cen las acu­sa­cio­nes men­ti­ro­sas que re­cu­rren­te­men­te ha­ce el lí­der de Mo­re­na.

ES­PE­CIAL

El lí­der na­cio­nal del PRI, du­ran­te la to­ma de po­se­sión de Ma­nuel Co­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.