VE­TO MI­GRA­TO­RIO EN EU DI­SUA­DE A TU­RIS­TAS

La pri­me­ra or­den de Trump hi­zo ba­jar las re­ser­vas 6.5%; el sec­tor em­plea a más de 7.7 mi­llo­nes de tra­ba­ja­do­res

Milenio Hidalgo - - Fronteras -

Las frus­tra­das ór­de­nes de ve­to del pre­si­den­te Do­nald Trump con­tra re­fu­gia­dos y ciu­da­da­nos de paí­ses de ma­yo­ría mu­sul­ma­na han he­cho que los tu­ris­tas ex­tran­je­ros per­ci­ban un Es­ta­dos Uni­dos me­nos re­cep­ti­vo y pue­den ases­tar un gol­pe a un sec­tor que da tra­ba­jo a más de 7.7 mi­llo­nes de per­so­nas.

La con­sul­to­ra For­ward Keys in­for­mó es­te mes que, tras el pri­mer ve­to mi­gra­to­rio, las re­ser­vas de tu­ris­tas en EU co­men­za­ron a caer 6.5%, mien­tras que con el anun­cio de que se ela­bo­ra­ría otra prohi­bi­ción re­vi­sa­da pa­ra evi­tar la sus­pen­sión de la Jus­ti­cia, los des­cen­sos se re­pi­tie­ron, es­ta vez 4%.

Si­tios web de re­ser­vas de bi­lle­tes de avión co­mo Ka­yak o Hop­per han de­tec­ta­do tam­bién caí­das en las ven­tas de vue­los des­de la vic­to­ria elec­to­ral de Trump. Pe­ro esas caí­das han si­do más acen­tua­das con la emi­sión de los dos de­cre­tos pre­si­den­cia­les (el 27 de enero y el 6 de mar­zo) pa­ra sus­pen­der tem­po­ral­men­te el pro­gra­ma de aco­gi­da de re­fu­gia­dos y las lle­ga­das a EU des­de seis paí­ses de ma­yo­ría mu­sul­ma­na.

Esos ve­tos mi­gra­to­rios han si­do sus­pen­di­dos tem­po­ral­men­te por los tri­bu­na­les, lo que no ha im­pe­di­do que via­je­ros de to­do el mun­do fue­ra de las na­cio­nes afec­ta­das sus­pen­dan via­jes a EU por mie­do a que se les com­pli­que la en­tra­da en los con­tro­les mi­gra­to­rios de ae­ro­puer­tos.

Hos­te­lling In­ter­na­tio­nal USA, una or­ga­ni­za­ción no lu­cra­ti­va que ges­tio­na hos­ta­les en to­do el país, ha re­ci­bi­do can­ce­la­cio­nes de re­ser­vas de gran­des gru­pos de jó­ve­nes a Nue­va York de paí­ses no afec­ta­dos por el ve­to de Trump por mie­do a que aque­llos con do­ble na­cio­na­li­dad sean in­te­rro­ga­dos o no pue­dan en­trar a EU.

Mi­chael W. McCor­mick, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de la aso­cia­ción de agencias de via­jes de ne­go­cios GBTA, ase­gu­ra que el se­gun­do ve­to “es mu­cho más li­mi­ta­do y cla­ro”, y se­ña­la que “to­da res­tric­ción a los via­je­ros de­be es­tar ba­sa­da en la se­gu­ri­dad y no de­be im­pe­dir los via­jes de ma­ne­ra in­ne­ce­sa­ria”.

En la mis­ma lí­nea se ex­pre­sa, en una en­tre­vis­ta Patricia Ro­jas-Un­gár, vi­ce­pre­si­den­ta de Re­la­cio­nes Gu­ber­na­men­ta­les de la pa­tro­nal US Tra­vel As­so­cia­tion, que ce­le­bra la redacción de la se­gun­da or­den eje­cu­ti­va re­vi­sa­da en mar­zo so­bre el ve­to. En su opi­nión, “un re­fuer­zo de la se­gu­ri­dad” es ne­ce­sa­rio y el go­bierno de Trump ha si­do “más pru­den­te” en la redacción del se­gun­do ve­to re­vi­sa­do, pe­ro queda por ver si los tu­ris­tas, es­pe­cial­men­te los eu­ro­peos, de­jan de la­do sus preo­cu­pa­cio­nes.

En el úl­ti­mo tri­mes­tre del año 2016, la ri­que­za ge­ne­ra­da por el tu­ris­mo ca­yó 3.3%, se­gún da­tos del go­bierno pu­bli­ca­dos es­ta se­ma­na, una pri­me­ra ci­fra ofi­cial que in­clu­ye la elec­ción de Trump en no­viem­bre. Se­gún pro­yec­cio­nes de la con­sul­to­ra Tou­rism Eco­no­mics, la re­tó­ri­ca y po­lí­ti­cas ais­la­cio­nis­tas de Trump po­drían di­sua­dir de via­jar a EU a 6.3 mi­llo­nes de ex­tran­je­ros, lo que ex­tra­po­la­do al gas­to me­dio de los vi­si­tan­tes equi­val­dría a per­der 30 mil mdd anua­les en in­gre­sos.

Un du­ro gol­pe pa­ra una in­dus­tria que ge­ne­ra 1.77 bi­llo­nes de dó­la­res en EU, que si­gue a la ca­be­za del ran­king de paí­ses que más via­je­ros y di­ne­ro atraen, por de­lan­te de com­pe­ti­do­res co­mo Es­pa­ña, Fran­cia o Chi­na.La re­tó­ri­ca de Trump con­tra re­fu­gia­dos, mu­sul­ma­nes o a favor de un mu­ro en la fron­te­ra con Mé­xi­co no pa­re­ce es­tar be­ne­fi­cian­do a un sec­tor, el del tu­ris­mo, con un gran po­ten­cial de ge­ne­rar em­pleos, es­pe­cial­men­te por­que so­lo des­de 2011, con la crea­ción de “Brand USA”, EU se pro­mo­cio­na en el ex­te­rior co­mo des­tino.

“La per­cep­ción es tan fuer­te co­mo la rea­li­dad. La per­cep­ción de bien­ve­ni­da es im­por­tan­te y de­be­mos de­jar cla­ro que los tu­ris­tas son bienvenidos al país, que tie­nen las puer­tas abier­tas”, opi­nó Ro­jas-Un­gár.

Trump, un em­pre­sa­rio tu­rís­ti­co, co­no­ce muy bien la im­por­tan­cia de la per­cep­ción de bien­ve­ni­da y lo com­pe­ti­ti­vo del mer­ca­do mun­dial del sec­tor.

CALEB JO­NES/AP

Las me­di­das del pre­si­den­te de EU ya afec­tan al sec­tor tu­rís­ti­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.