Ab­sur­do sa­la­rio pre­si­den­cial

Si­deaus­te­ri­dad­se­tra­ta,Ló­pe­zO­bra­dor­bienpu­do­fi­jar­se un­sa­la­rio­mu­cho­me­nor.

Milenio Hidalgo - - Portada - CAR­LOS MA­RÍN cma­rin@mi­le­nio.com

¿Qué tal si co­mo ada­lid de la aus­te­ri­dad AMLO se fi­ja­ra un sa­la­rio de 5 o 10 mil pe­sos?

A par­tir hoy, mar­tes 6 de no­viem­bre de 2018, en­tra en vi­gor y por desgracia la nueva Ley Fe­de­ral de Re­mu­ne­ra­cio­nes de los Ser­vi­do­res Pú­bli­cos, re­gla­men­ta­ria de los ar­tícu­los 75 y 127 de la Cons­ti­tu­ción.

Por ins­truc­ción de la Cá­ma­ra de Dipu­tados, ayer se pu­bli­có en el Dia­rio Ofi­cial de la Fe­de­ra­ción la ab­sur­da ini­cia­ti­va que en el úl­ti­mo ter­cio del cal­de­ro­na­to pre­sen­tó el en­ton­ces se­na­dor pe­rre­dis­ta Pa­blo Gó­mez (aho­ra diputado), que en San Lá­za­ro que­dó arrum­ba­da, pe­ro que des­em­pol­vó la le­gis­la­tu­ra ac­tual pa­ra que, tal cual, fue­se ma­yo­ri­tea­da por las ban­ca­das lo pez obra­dor is tas.

La nueva ley no so­lo con­tie­ne pi­fias ta­les co­mo ha­blar de un "Dis­tri­to Fe­de­ral" o un "Ins­ti­tu­to Fe­de­ral Elec­to­ral ", que ya no exis­ten, sino erro­res con­cep­tua­les que con­tra­vie­nen la Cons­ti­tu­ción, en es­pe­cial de­va­luar de ma­ne­ra im­plí­ci­ta las­que se su­po­ne muy al­tas res­pon­sa­bi­li­da­des del Pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca.

Ya muy sa­bi­do es que, en nom­bre de la "aus­te­ri­dad republicana", An­drés Manuel Ló­pez Obra­dor se asig­nó por sí y an­te sí un in­gre­so men­sual de 108 mil pe­sos, y que hi­zo su­ya la idea de Felipe Calderón de que nin­gún ser­vi­dor pú­bli­co ga­ne más que el Pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca.

Más allá de que no sea cla­ro si ese in­gre­so es an­tes o des­pués de pa­gar im­pues­tos por el equi­va­len­te a ca­si la ter­ce­ra par­te y de que Ló­pez Obra­dor pres­cin­da de las Guar­dias y del Es­ta­do Ma­yor Pre­si­den­cia­les, su in­gre­so real in­clui­rá lo que gas­te en co­mi­da, trans­por­te, ga­so­li­na, te­lé­fono, ser­vi­cios mé­di­cos (co­mo je­fe má­xi­mo del Ejér­ci­to y la Ma­ri­na, po­drá dis­po­ner de los es­pe­cia­lis­tas y de las ins­ta­la­cio­nes hos­pi­ta­la­rias de las fuer­zas ar­ma­das), así co­mo su se­gu­ri­dad (por li­mi­ta­da o am­plia que crea re­que­rir­la).

Con la nueva ley se ofi­cia­li­za la de­pre­cia­ción del car­go de Je­fe del Po­der Eje­cu­ti­vo Fe­de­ral, pe­ro es­to se com­pren­de me­jor si se lee y re­lee el ar­tícu­lo 127 cons­ti­tu­cio­nal: "Los ser­vi­do­res pú­bli­cos de la Fe­de­ra­ción, de las en­ti­da­des fe­de­ra­ti­vas, de los mu­ni­ci­pios y de las de­mar­ca­cio­nes te­rri­to­ria­les de la Ciu­dad de Mé­xi­co, de sus en­ti­da­des y de­pen­den­cias, así co­mo de sus ad­mi­nis­tra­cio­nes pa­ra­es­ta­ta­les y pa­ra­mu­ni­ci­pa­les, fi­dei­co­mi­sos pú­bli­cos, ins­ti­tu­cio­nes y or­ga­nis­mos au­tó­no­mos, y cual­quier otro en­te pú­bli­co, re­ci­bi­rán una re­mu­ne­ra­ción ade­cua­da e irre­nun­cia­ble por el des em­pe­ño de su fun­ción, em­pleo, car­go o co­mi­sión, que de­be­rá ser pro­por­cio­na la sus res­pon­sa­bi­li­da­des ".

Con Calderón tu­ve opor­tu­ni­dad de enu­me­rar­le to­dos los be­ne­fi­cios de que go­za­ba y que abun­da­ban ser­vi­do­res pú­bli­cos que me­re­cían te­ner un ma­yor sa­la­rio que él. No le gus­tó. Si­go pen­san­do que un je­fe o sub­je­fe de po­li­cía en Ma­ta­mo­ros o Cu­lia­cán; en la Tie­rra Ca­lien­te de Mi­choa­cán, Guerrero y el Edomex; los jue­ces y ma­gis­tra­dos que resuelven asun­tos de de­lin­cuen­cia or­ga­ni­za­da, pro­cu­ra­do­res y sub­pro­cu­ra­do­res me­re­cen co­brar más di­ne­ro que el Pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca.

¿Qué tal si co­mo ada­lid de la aus­te­ri­dad AMLO se fi­ja­ra un sa­la­rio de cin­co o diez mil pe­sos…?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.