Por an­ti­se­mi­ta, de­jan la Unes­co EU e Is­rael

LA EN­TI­DAD RE­QUIE­RE UNA “RE­FOR­MA FUN­DA­MEN­TAL”: WASHINGTON Acu­san al or­ga­nis­mo cul­tu­ral de la ONU de “fa­vo­re­cer a los pa­les­ti­nos”

Milenio Jalisco - - Fronteras - Adam Plow­right-AFP/Pa­rís DPA/Washington

Es­ta­dos Uni­dos e Is­rael anun­cia­ron su re­ti­ro de la Or­ga­ni­za­ción de las Na­cio­nes Uni­das pa­ra la Edu­ca­ción, la Cien­cia y la Cul­tu­ra (Unes­co), acu­sán­do­la de an­ti­is­rae­lí, lo que pro­vo­có crí­ti­cas en la ins­ti­tu­ción.

Tras va­rios años de ten­sio­nes con la Unes­co, con se­de en Pa­rís y ac­tual­men­te en pro­ce­so de elec­ción de un nue­vo di­rec­tor ge­ne­ral, la vo­ce­ra del de­par­ta­men­to de Es­ta­do de EU, Heat­her Nauert, anun­ció que Washington pre­vé de­jar la or­ga­ni­za­ción. “Es­ta de­ci­sión no se to­mó a la li­ge­ra, y re­fle­ja la preo­cu­pa­ción de Es­ta­dos Uni­dos con los cre­cien­tes atra­sos en los pa­gos (de con­tri­bu­cio­nes) a la Unes­co, la ne­ce­si­dad de una re­for­ma fun­da­men­tal en la or­ga­ni­za­ción y el con­ti­nuo ses­go contra Is­rael”, di­jo Nauert. La sa­li­da se ha­rá efec­ti­va el 31 de di­ciem­bre de 2018, se­gún las nor­mas de la Unes­co.

Tras el anun­cio, Is­rael in­di­có ha­rá lo pro­pio, ca­li­fi­can­do a la Unes­co de “tea­tro del ab­sur­do don­de se de­for­ma la his­to­ria en lu­gar de pre­ser­var­la”. “En­tra­mos en una nue­va era en las Na­cio­nes Uni­das: la era en que, cuan­do se dis­cri­mi­ne a Is­rael, ha­brá que asu­mir las con­se­cuen­cias”, di­jo el em­ba­ja­dor is­rae­lí an­te la ONU, Danny Da­non.

EU ya ha­bía ad­ver­ti­do en ju­lio que re­vi­sa­ría sus la­zos con la Unes­co, El pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos, Donald Trump, da­rá a co­no­cer hoy su de­ci­sión con re­la­ción al acuer­do nu­clear con Irán, anun­ció la por­ta­voz de la Ca­sa Blanca, Sa­rah San­ders.

El anun­cio se­rá a las 12:45 ho­ras, en me­dio de las es­pe­cu­la­cio­nes so­bre una po­si­ble sa­li­da de Washington del acuer­do.

El pac­to fir­ma­do en 2015 en Vie­na (Aus­tria), tras años de ne­go­cia­cio­nes, pre­ten­de evi­tar que Irán fa­bri­que una bom­ba ató­mi­ca. A cam­bio, Es­ta­dos Uni­dos se com­pro­me­te a le­van­tar las san­cio­nes im­pues­tas a la re­pú­bli­ca is­lá­mi­ca.

Trump tie­ne has­ta el do­min­go pa­ra in­for­mar al Con­gre­so si el go­bierno de Tehe­rán cum­ple con las con­di­cio­nes del tra­ta­do. Se tra­ta de un pro­ce­di­mien­to so­la­men­te in­terno, dis­pues­to por el ex pre­si­den­te Ba­rack Oba­ma pa­ra otor­gar ca­pa­ci­dad de de­ci­sión al Con­gre­so es­ta­du­ni­den­se.

Se cree que Trump pue­de rehu­sar­se a cer­ti­fi­car el pac­to, con lo que el Con­gre­so de­be­rá de­ci­dir en un pla­zo de 60 días si vuel­ve a apli­car san­cio­nes contra Irán. Esa me­di­da su­po­ne una vio­la­ción del pac­to por par­te de EU y equi­val­dría a una sa­li­da del mis­mo. tras ta­char de “afren­ta a la his­to­ria” su de­ci­sión de de­cla­rar al cas­co an­ti­guo de He­brón, en Cis­jor­da­nia ocu­pa­da, “zo­na pro­te­gi­da” del pa­tri­mo­nio mun­dial.

EU ya ha­bía aban­do­na­do la Unes­co en­tre 1984 y 2003, lue­go de que el en­ton­ces pre­si­den­te Ro­nald Rea­gan la acu­sa­ra de una ma­la ges­tión fi­nan­cie­ra y de man­te­ner un ses­go an­ti­es­ta­du­ni­den­se en al­gu­nas de sus po­lí­ti­cas. El país re­gre­só en 2003, cuan­do era pre­si­den­te Geor­ge W. Bush, pe­ro en 2011 sus­pen­dió su par­ti­ci­pa­ción fi­nan­cie­ra por la ad­mi­sión de Pa­les­ti­na co­mo Es­ta­do miem­bro.

La ti­tu­lar de la Unes­co, Iri­na Bo­ko­va, di­jo “la­men­tar pro­fun­da­men­te” la de­ci­sión de EU de re­ti­rar­se de la or­ga­ni­za­ción, sien­do fue in­for­ma­da por una car­ta del se­cre­ta­rio de Es­ta­do de EU, Rex Ti­ller­son”, di­jo Bo­ko­va en un co­mu­ni­ca­do. “La uni­ver­sa­li­dad es esen­cial pa­ra la mi­sión de la Unes­co, pa­ra cons­truir la paz y la se­gu­ri­dad in­ter­na­cio­na­les fren­te al odio y la vio­len­cia, con la de­fen­sa de los de­re­chos hu­ma­nos y de la dig­ni­dad hu­ma­na. Es una pér­di­da pa­ra la fa­mi­lia de la ONU. Es una pér­di­da pa­ra el mul­ti­la­te­ra­lis­mo”, aña­dió Bo­ko­va y evo­có una se­rie de me­di­das to­ma­das por la Unes­co jun­to con EU pa­ra com­ba­tir el an­ti­se­mi­tis­mo, co­mo el tra­ba­jo con el di­fun­to Sa­muel Pi­sar, em­ba­ja­dor ho­no­ra­rio y en­via­do es­pe­cial pa­ra la en­se­ñan­za del Ho­lo­caus­to, a fin de com­par­tir la his­to­ria del ex­ter­mi­nio ju­dío por Adolf Hitler, con la Cá­te­dra Unes­co pa­ra la Edu­ca­ción en el Ge­no­ci­dio en la Universidad del Sur de Ca­li­for­nia y con la con­sa­gra­da a la al­fa­be­ti­za­ción en Penn Sta­te.

A es­tas re­pro­ba­cio­nes se su­ma­ron Fran­cia, don­de es­tá la se­de de la Unes­co, y el ti­tu­lar de la ONU, An­to­nio Gu­te­rres, que sub­ra­yó “el des­ta­ca­do pa­pel” de EU en la Unes­co des­de su fun­da­ción en 1946. Mos­cú tam­bién la­men­tó “una tris­te no­ti­cia”.

Los anun­cios de EU e Is­rael se dan en un mo­men­to de­ci­si­vo de la elec­ción del su­ce­sor de Iri­na Bo­ko­va, que de­be re­sol­ver­se hoy.

PHI­LIP­PE WOJAZER/REUTERS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.