Trump se­gún 27 psi­quia­tras

Milenio Jalisco - - Al Frente - AL­FRE­DO C. VI­LLE­DA www.twit­ter.com/ac­vi­lle­da

Aca­so no ha­ya ad­je­ti­vo más sen­ci­llo de lan­zar a Donald Trump, al me­nos des­de que se con­vir­tió en una fi­gu­ra po­lí­ti­ca, que el de “lo­co”. Diag­nós­ti­co que qui­zá no po­cas ve­ces sal­ga de gen­te con si­mi­la­res ca­rac­te­rís­ti­cas o cua­dros peo­res, pe­ro que ha to­ma­do ca­da vez más fuer­za con­for­me avan­za la ges­tión del je­fe de la Ca­sa Blanca, con el de­ta­lle de que de­ja de ser anec­dó­ti­co pa­ra pa­sar a la ca­te­go­ría de preo­cu­pan­te da­do el po­der que de­ten­ta, uno con al­can­ce mun­dial.

De­jan­do de la­do el he­cho de que uno de ca­da tres es­ta­du­ni­den­ses cree que la sa­lud men­tal de su pre­si­den­te es “po­bre”, el psi­quia­tra fo­ren­se Bandy Lee, de la Es­cue­la de Me­di­ci­na de Ya­le, ha con­sul­ta­do a 27 es­pe­cia­lis­tas en sa­lud men­tal pa­ra edi­tar el li­bro The Dan­ge­rous Ca­se of Donald

Trump, en el que más allá de coin­ci­dir en que a na­die con una ines­ta­bi­li­dad men­tal co­mo la del man­da­ta­rio de­bie­ran con­fiár­se­le po­de­res de vi­da o muer­te, co­mo los que in­clu­ye la pre­si­den­cia, tam­bién exhiben qué tan vo­lá­ti­les han lle­ga­do a ser el per­so­na­je y el ame­ri­can way of li­fe.

Así lo per­ci­be Nick Pa­che­lli en su no­ta de Es­qui­re, don­de de­ta­lla que el au­tor del li­bro or­ga­ni­zó una se­rie de con­fe­ren­cias en las que los ex­per­tos re­co­no­cie­ron que Trump no es el úni­co pre­si­den­te en mos­trar sín­to­mas de en­fer­me­dad men­tal, pues ya en 2006 un es­tu­dio en­con­tró que la mi­tad de los go­ber­nan­tes de Es­ta­dos Uni­dos en el pa­sa­do su­frían al­gún tras­torno, pe­ro sí es el pri­me­ro que re­pre­sen­ta una ame­na­za sig­ni­fi­ca­ti­va an­te la cual ur­ge ac­tuar.

“He­do­nis­ta en ex­tre­mo”, “nar­ci­sis­ta ma­ligno”, “po­see­dor de una pe­li­gro­sa co­lec­ción de los más des­truc­ti­vos sín­to­mas psi­quiá­tri­cos pa­ra un lí­der” e “in­ne­ga­ble so­ció­pa­ta” son al­gu­nas de las con­clu­sio­nes a las que han lle­ga­do los ex­per­tos reuni­dos por Lee, quien ar­gu­men­ta que es­te li­bro exis­te pa­ra cam­biar el cur­so de las con­ver­sa­cio­nes pú­bli­cas so­bre la sa­lud men­tal de Trump, es de­cir, pa­sar de las dia­tri­bas y se­ña­la­mien­tos por sus “lo­cu­ras”, “ni­ñe­rías” o “pa­ya­sa­das” a cen­trar­se en la “per­pe­tua­ción de una nor­ma­li­dad ma­lig­na”.

El au­tor ad­vier­te que to­dos es­tos sig­nos y com­por­ta­mien­tos no van a des­apa­re­cer, sino a em­peo­rar, y recomienda que así co­mo ca­da ofi­cial mi­li­tar es eva­lua­do men­tal­men­te, de­be pro­ce­der­se igual con el co­man­dan­te en je­fe. Ya.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.