UNO YA... Y LE SE­GUI­RÁN DE­CE­NAS

Milenio Jalisco - - Portada - Car­los Ma­rín cma­rin@mi­le­nio.com

De los cua­tro im­pli­ca­dos en el ca­so Igua­la be­ne­fi­cia­dos ayer (“ba­jo re­ser­va de ley”), so­lo uno ga­na la ca­lle: Luis Al­ber­to Jo­sé Gas­par, El Ton­go, a quien el juez no le ha­lló ele­men­tos pa­ra pro­ce­sar­lo por de­lin­cuen­cia or­ga­ni­za­da. ¿Có­mo lle­gó a la cár­cel? A prin­ci­pios de oc­tu­bre de 2014, po­cos días des­pués de la des­apa­ri­ción de los es­tu­dian­tes (y co­mo par­te de su bús­que­da), la Fis­ca­lía gue­rre­ren­se ob­tu­vo una or­den ju­di­cial pa­ra ca­tear cua­tro do­mi­ci­lios en Igua­la y es­to con­du­jo a su de­ten­ción.

En su de­cla­ra­ción mi­nis­te­rial, di­jo que tra­ba­ja­ba de hal­cón pa­ra Gue­rre­ros Uni­dos, a las ór­de­nes de Osiel Benítez Pa­la­cios, de ocho de la ma­ña­na a ocho de la no­che, y gra­cias a sus di­chos fue­ron cap­tu­ra­dos otros de­lin­cuen­tes.

Su ac­ti­vi­dad fue co­rro­bo­ra­da y del su­je­to se en­car­gó la PGR pa­ra con­sig­nar­lo por de­lin­cuen­cia or­ga­ni­za­da.

Acep­tar ser hal­cón de una or­ga­ni­za­ción cri­mi­nal (y com­pro­bar­se) no bas­ta pa­ra es­tar en la cár­cel, y me­nos si el acu­sa­do ale­ga que fue tor­tu­ra­do.

El Ton­go es el pri­me­ro de 130 que li­bra pro­ce­so por los 43 y que se alis­tan pa­ra re­co­brar pron­to, im­pu­nes, la ca­lle...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.