MBAs en Mé­xi­co: má más in­clu­yen­tes pe­ro me­nos ren­ta­bles

Ca­da vez hay más ba­lan­ce de gé­ne­ro en los es­tu­dian­tes de es­te pos­gra­do, aun­que ca­da vez es me­nos ob­vio el be­ne­fi­cio eco­nó­mi­co que ge­ne­ra.

Milenio - Mercados Milenio - - PORTADA - FER­NAN­DO FRAN­CO

La igual­dad de gé­ne­ro en los pues­tos de al­ta di­rec­ción en Mé­xi­co pre­sen­ta un re­za­go im­por­tan­te. So­lo 18% de los em­pleos a ni­vel di­rec­ti­vo es ocu­pa­do por una mu­jer, se­gún el re­por­te Wo­men in bu­si­ness 2016, de Grant Thornton. El pro­me­dio mun­dial es de 24%; sin em­bar­go, en paí­ses co­mo Ru­sia lle­ga has­ta 45%.

Si bien fac­to­res co­mo los pre­jui­cios de gé­ne­ro, las obli­ga­cio­nes fa­mi­lia­res y la ma­ter­ni­dad li­mi­tan, en al­gu­nos ca­sos, el po­ten­cial de las mu­je­res en el mun­do de los ne­go­cios, ca­da vez exis­te más in­te­rés de su par­te por con­so­li­dar sus ha­bi­li­da­des de li­de­raz­go; la pre­pa­ra­ción aca­dé­mi­ca es una de ellas.

La par­ti­ci­pa­ción de las mu­je­res en una Maes­tría de Ad­mi­nis­tra­ción de Ne­go­cios (MBA, por su si­gla en in­glés) y los pro­gra­mas aca­dé­mi­cos re­la­cio­na­dos con la al­ta di­rec­ción au­men­tó du­ran­te los úl­ti­mos tres años en Mé­xi­co.

De acuer­do con la Aso­cia­ción Na­cio­nal de Uni­ver­si­da­des e Ins­ti­tu­cio­nes de Edu­ca­ción Su­pe­rior (ANUIES), en el ci­clo 2012-2013 se re­gis­tra­ron 6,086 mu­je­res, es de­cir, 46.6% de la ma­trí­cu­la to­tal de los pos­gra­dos en­fo­ca­dos al li­de­raz­go de ne­go­cios.

Tres años des­pués, en el ci­clo 2015-2016, su­ma­ron 7,448 mu­je­res, equi­va­len­te a 47.7% del pa­drón to­tal de es­tu­dian­tes.

“Sin du­da, las mu­je­res es­tán ga­nan­do te­rreno en es­te ti­po de es­pe­cia­li­za­cio­nes, aun­que aún es un seg­men­to don­de los hom­bres son ma­yo­ría”, co­men­ta Eric Po­rras, di­rec­tor del Pro­gra­ma MBA del EGADE Bu­si­ness School.

En los úl­ti­mos tres años, la ma­trí­cu­la del gé­ne­ro femenino en el EGADE pa­só de 25 a 30%, re­fie­re.

A ni­vel in­ter­na­cio­nal, en las uni­ver­si­da­des más pres­ti­gio­sas, la par­ti­ci­pa­ción de las mu­je­res en la ma­trí­cu­la de los MBA ron­da en­tre 25 y 30%, se­gún ci­fras de MBA Mu­je­res de Mé­xi­co.

Ma­ría Eli­sa Ro­jas, di­rec­to­ra eje­cu­ti­va de Fu­ned, ins­ti­tu­ción que otor­ga fi­nan­cia­mien­to pa­ra es­tu­diar una maes­tría en las uni­ver­si­da­des más re­co­no­ci­das del mun­do, ase­gu­ra que el in­te­rés de las mu­je­res por cur­sar un pos­gra­do re­la­cio­na­do con el li­de­raz­go de ne­go­cios va en au­men­to.

En 1994, un año des­pués de ini­ciar ope­ra­cio­nes, 100% de los es­tu­dian­tes be­ca­dos por Fu­ned fue hom­bre. Pa­ra 2005, 38% de la ma­trí­cu­la ya es­ta­ba con­for­ma­do por las mu­je­res; pa­ra 2015 es­ta par­ti­ci­pa­ción subió a 45%, la más al­ta en 21 años.

“Ac­tual­men­te te­ne­mos una alian­za con AT&T, en el cual bus­ca­mos apo­yar mu­je­res in-

ge­nie­ras en te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes. Tam­bién con­ta­mos con apo­yos adi­cio­na­les pa­ra mu­je­res que deseen es­tu­diar un pro­gra­ma de MBA. Es­tas ini­cia­ti­vas bus­can fo­men­tar su desa­rro­llo y su em­po­de­ra­mien­to”, co­men­ta Ro­jas.

Pos­gra­do, ¿si­nó­ni­mo de me­jor sa­la­rio?

Ocho de ca­da 10 me­xi­ca­nos ven en la maes­tría una he­rra­mien­ta pa­ra cum­plir sus ob­je­ti­vos la­bo­ra­les. Es­pe­cí­fi­ca­men­te, 45% con­si­de­ra que un pos­gra­do es el pa­sa­por­te di­rec­to pa­ra ga­nar más di­ne­ro, de acuer­do con una encuesta de Tra­ba­jan­do.com.

“Te­ner una MBA sí ase­gu­ra un me­jor fu­tu­ro la­bo­ral”, ase­gu­ra Ma­ría Eli­sa Ro­jas de Fu­ned.

De los be­ca­rios que es­ta ins­ti­tu­ción ha apo­ya­do, 73% con­si­guió em­pleo en me­nos de seis me­ses, 79% tri­pli­có su in­gre­so anual y 78% me­jo­ró su po­si­ción la­bo­ral.

Sin em­bar­go, to­do in­di­ca que, aun cuan­do es ren­ta­ble es­tu­diar un MBA, los be­ne­fi­cios eco­nó­mi­cos tien­den a ser me­no­res.

De acuer­do con el Ran­king Glo­bal MBA que ela­bo­ra el Fi­nan­cial Ti­mes, el in­cre­men­to sa­la­rial de una per­so­na con es­ta es­pe­cia­li­za­ción es­tá en de­cli­ve, par­ti­cu­lar­men­te des­pués de la cri­sis de 2008 que de­to­nó en Es­ta­dos Uni­dos.

En 2000, la re­mu­ne­ra­ción de un pro­fe­sio­nis­ta con MBA au­men­tó, en pro­me­dio, 139% con res­pec­to a su sa­la­rio pre­vio al pos­gra­do. En 2008 cre­ció 109%; sin em­bar­go, en los úl­ti­mos tres años el in­cre­men­to fue me­nor a 100%.

El Net­wor­king es cla­ve

Se­gún una encuesta de Gra­dua­te Ma­na­ge­ment Ad­mis­sion Coun­cil, una MBA ge­ne­ra ma­yor pro­yec­ción en el mer­ca­do la­bo­ral. De las em­pre­sas en­cues­ta­das a ni­vel mun­dial, 96% con­si­de­ra que una es­cue­la de ne­go­cios crea más va­lor a sus ope­ra­cio­nes.

Sin em­bar­go, a pe­sar del in­te­rés que una MBA des­pier­ta en­tre los em­pre­sa­rios, es­tu­diar­la no bas­ta. ¿Por qué?

Fe­de­ri­co de Vi­cen­te, di­rec­tor en Pa­ge Per­son­nel, da un dato re­ve­la­dor: 60% del éxi­to pro­fe­sio­nal de una per­so­na que es­tu­dió una es­pe­cia­li­za­ción obe­de­ce a los co­no­ci­mien­tos ob­te­ni­dos, 40% res­tan­te, a la red de re­la­cio­nes que cons­tru­yó, el lla­ma­do net­wor­king.

Ello im­pli­ca que los be­ne­fi­cios de es­tu­diar una MBA no son in­me­dia­tos: “su va­lor se ge­ne­ra a lo lar­go de la vi­da pro­fe­sio­nal y no al mi­nu­to uno de ter­mi­nar­la”, ex­pre­sa.

¿En dón­de es­tu­dio?

Op­cio­nes pa­ra cur­sar una MBA o un pos­gra­do de ne­go­cios hay mu­chas, tan­to a ni­vel na­cio­nal co­mo in­ter­na­cio­nal.

Pa­ra to­mar la me­jor de­ci­sión del plan de es­tu­dios que se re­quie­re, lo pri­me­ro que se de­be te­ner cla­ro es el ob­je­ti­vo.

Sin em­bar­go, tam­bién se de­be con­si­de­rar que un pro­gra­ma de es­te ni­vel no es eco­nó­mi­co. Su cos­to de­pen­de de fac­to­res co­mo el pres­ti­gio de la ins­ti­tu­ción, la du­ra­ción, si tie­ne un plan de in­ter­cam­bio con uni­ver­si­da­des ex­tran­je­ras y su mo­da­li­dad: presencial, se­mi­pre­sen­cial y on­li­ne.

En Mé­xi­co, una MBA tie­ne un cos­to de en­tre 300,000 y 860,000 pe­sos. Sin em­bar­go, en el ex­tran­je­ro se re­quie­ren has­ta 200,000 dó­la­res.

“La de­ci­sión, ade­más del ob­je­ti­vo, es­tá en fun­ción de los re­cur­sos dis­po­ni­bles, de la dis­po­ni­bi­li­dad de tiem­po, la li­ber­tad pa­ra via­jar, los pla­nes pro­fe­sio­na­les y las me­tas per­so­na­les”, co­men­ta Fe­de­ri­co de Vi­cen­te.

Un be­ne­fi­cio im­por­tan­te que da ha­cer una maes­tría en el ex­tran­je­ro es la red de con­tac­tos in­ter­na­cio­na­les que se rea­li­zan, los cua­les pue­den ser cla­ves en el desa­rro­llo pro­fe­sio­nal, des­ta­ca la di­rec­to­ra eje­cu­ti­va de Fu­ned.

Mé­xi­co, bue­na op­ción

De acuer­do con la ANUIES, en el ci­clo 20152016 se re­gis­tró una ma­trí­cu­la en MBA y pos­gra­dos re­la­cio­na­dos con la al­ta di­rec­ción de 15,606 es­tu­dian­tes, 19% más que ha­ce tres años. El nú­me­ro de egre­sa­dos fue de 6,166 per­so­nas, de 250 uni­ver­si­da­des (al­gu­nas se du­pli­can en los es­ta­dos).

“Mé­xi­co tie­ne uni­ver­si­da­des de pres­ti­gio pa­ra es­tu­diar un MBA re­co­no­ci­do a ni­vel in­ter­na­cio­nal. Nues­tro país re­pre­sen­ta una plataforma pa­ra abrir una red glo­bal de con­tac­tos de di­ver­sas in­dus­trias, sec­to­res y na­cio­nes”, co­men­ta Eric Po­rras, di­rec­tor del Pro­gra­ma MBA del EGADE.

De acuer­do con el ran­king de Ex­pan­sión, en­tre las uni­ver­si­da­des que ofre­cen los me­jo­res MBA en Mé­xi­co son: IPADE Bu­si­ness School, ITAM, EGADE Bu­si­ness School, Uni­ver­si­dad Anáhuac, Uni­ver­si­dad de las Amé­ri­cas y la UNAM.

El IPADE es la úni­ca ins­ti­tu­ción con­si­de­ra­da en el Glo­bal MBA 2016 que ela­bo­ra el Fi­nan­cial Ti­mes, el cual lis­ta las me­jo­res MBA de tiem­po com­ple­to en el mun­do. De un lis­ta­do de 98 uni­ver­si­da­des, se po­si­cio­nó en el lu­gar 80.

Ex­por­tar más ta­len­to, un re­to

Si bien en Mé­xi­co exis­ten ins­ti­tu­cio­nes re­co­no­ci­das pa­ra es­tu­diar una es­pe­cia­li­za­ción, en el ex­tran­je­ro hay un nú­me­ro im­por­tan­te de uni­ver­si­da­des con al­to re­co­no­ci­mien­to lis­tas pa­ra for­mar hom­bres y mu­je­res de ne­go­cios.

In­sead, en Fran­cia; Har­vard, en Es­ta­dos Uni­dos; Lon­don Bu­si­ness School, en Londres, y la Uni­ver­si­dad de Pen­sil­va­nia, en Es­ta­dos Uni­dos, son so­lo al­gu­nos de los nom­bres que más fi­gu­ran en el plano edu­ca­ti­vo.

No obs­tan­te, son po­cos los es­tu­dian­tes que cru­zan las fron­te­ras en bus­ca de me­jo­rar su fu­tu­ro la­bo­ral.

De acuer­do con Fu­ned, por ca­da 1,000 mi­llo­nes de dó­la­res de Pro­duc­to In­terno Bru­to, Mé­xi­co so­lo en­vía a 1.5 jó­ve­nes a es­tu­diar una maes­tría presencial de tiem­po com­ple­to en las uni­ver­si­da­des de ma­yor pres­ti­gio en el mun­do. Na­cio­nes con las que com­pe­ti­mos eco­nó­mi­ca­men­te re­gis­tran has­ta 30. Nues­tro país de­be en­viar a 5,000 es­tu­dian­tes por año; ac­tual­men­te son me­nos de 1,000.

Pre­fie­ren presencial

Aun cuan­do la vi­da dia­ria deja po­co tiem­po pa­ra rea­li­zar ac­ti­vi­da­des adi­cio­na­les, a la par de un avan­ce ace­le­ra­do de la tec­no­lo­gía, el grue­so de la ma­trí­cu­la de los pro­gra­mas de una MBA es presencial, co­men­ta el di­rec­tor de di­rec­tor en Pa­ge Per­son­nel.

Si bien los pla­nes de es­tu­dio se­mi­pre­sen­cia­les y vía in­ter­net ga­nan te­rreno, la ma­yo­ría de los es­tu­dian­tes apues­tan, aún, por to­mar cla­ses de ma­ne­ra di­rec­ta. La ten­den­cia pa­ra los pró­xi­mos años no pa­re­ce cam­biar.

Que­re­mos más es­tu­dian­tes, mu­je­res y hom­bres. Al año 1,000 me­xi­ca­nos cur­san un MBA en las más pres­ti­gio­sas uni­ver­si­da­des del mun­do, pe­ro de­be­rían ser 5,000 anua­les pa­ra es­tar a la par con paí­ses con los que com­pe­ti­mos eco­nó­mi­ca­men­te, se­gún da­tos de Fu­ned.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.