Los di­plo­má­ti­cos se pre­pa­ran pa­ra Trump

El cre­ci­mien­to que lo­gró el re­pu­bli­cano en las úl­ti­mas en­cues­tas alar­mó a Eu­ro­pa y Asia, que no se han pre­pa­ra­do si Hi­llary Clin­ton pier­de las elec­cio­nes en no­viem­bre.

Milenio - Mercados Milenio - - NEWS - GEOFF DYER

Ape­sar de los re­sul­ta­dos del pri­mer de­ba­te o de que el can­di­da­to re­pu­bli­cano a la pre­si­den­cia de Es­ta­dos Uni­dos ( EU), Do­nald Trump, ape­nas es­tu­vo pre­sen­te en Nue­va York cuan­do los lí­de­res mun­dia­les des­cen­die­ron en la ONU, fue te­ma cons­tan­te en las con­ver­sa­ción en el mar­co de la Asam­blea Ge­ne­ral de es­te año.

“To­do el mun­do se po­ne ner­vio­so de que en reali­dad pue­da ga­nar”, di­jo un al­to fun­cio­na­rio eu­ro­peo en Nue­va York. “Ha­ría ver al Bre­xit co­mo al­go fá­cil pa­ra ha­cer fren­te”.

Mu­chos go­bier­nos en Eu­ro­pa, Asia y Amé­ri­ca La­ti­na se mues­tran abier­ta­men­te crí­ti­cos so­bre al­gu­nas pos­tu­ras de po­lí­ti­ca ex­te­rior de Trump, y el pre­si­den­te francés, Fra­nçois Ho­llan­de fue tan le­jos co­mo pa­ra de­cir el mes pa­sa­do que el can­di­da­to re­pu­bli­cano “ha­ce que a uno le den náu­seas”.

Sin em­bar­go, has­ta ha­ce po­co tra­ba­ja­ban ba­jo el su­pues­to de que Hi­llary Clin­ton ga­na­ría có­mo­da­men­te las elec­cio­nes. Aho­ra, con Clin­ton con una ven­ta­ja en las en­cues­tas me­nor, los di­plo­má­ti­cos de­ben que ha­cer ajus­tes pa­ra una elec­ción don­de la vic­to­ria de Trump es, al me­nos, una po­si­bi­li­dad.

“Has­ta ha­ce po­co, la prin­ci­pal pregunta que nos ha­cía­mos era qué ti­po de im­pac­to ten­dría la re­tó­ri­ca de cam­pa­ña en el go­bierno de Clin­ton, en tér­mi­nos de acuer­dos co­mer­cia­les, in­ter­ven­ción mi­li­tar, y otros te­mas. Pe­ro las en­cues­tas nos di­cen que por lo me­nos de­be­mos ana­li­zar que él tie­ne po­si­bi­li­da­des de ga­nar”, di­jo un fun­cio­na­rio aus­tra­liano.

Si las opi­nio­nes de Trump ha­cia Ru­sia han si­do el as­pec­to más po­lé­mi­co de su en­fo­que de po­lí­ti­ca ex­te­rior en EU, en Eu­ro­pa y Asia son sus mor­da­ces crí­ti­cas a las alian­zas tra­di­cio­na­les las que re­ci­bie­ron la ma­yor aten­ción. En va­rias eta­pas de su cam­pa­ña, el can­di­da­to re­pu­bli­cano su­gi­rió que po­si­ble­men­te EU no de­fen­de­ría a los alia­dos de la OTAN y di­jo que Was­hing­ton de­be pa­sar me­nos tiem­po en la de­fen­sa de Ja­pón y de Co­rea del Sur.

Los di­plo­má­ti­cos en Was­hing­ton di­cen que en el pe­rio­do pre­vio a la con­ven­ción re­pu­bli­ca­na de ju­lio, los re­pre­sen­tan­tes de la cam­pa­ña de Trump, in­clu­yen­do el co­pre­si­den­te, Sam Clo­vis, y el entonces di­rec­tor de cam­pa­ña, Paul Ma­na­fort, les di­je­ron que las de­cla­ra­cio­nes de Trump so­bre los alia­dos po­lí­ti­cos de EU eran me­nos pro­pues­tas de po­lí­ti­cas y más de­cla­ra­cio­nes de aper­tu­ras de ne­go­cia­ción.

Sin em­bar­go, en las úl­ti­mas se­ma­nas, las em­ba­ja­das en Was­hing­ton re­ci­bie­ron ins­truc­cio­nes de com­pren­der las prio­ri­da­des de Trump en la Ca­sa Blan­ca y quié­nes se­rían los al­tos fun­cio­na­rios del go­bierno.

“Nos di­je­ron que ne­ce­si­ta­mos una pla­nea­ción mu­cho más de­ta­lla­da acer­ca de lo que po­dría sig­ni­fi­car la ad­mi­nis­tra­ción Trump, las po­lí­ti­cas es­pe­cí­fi­cas que de­be­mos es­pe­rar y quié­nes se­rían los ac­to­res cla­ve”, di­jo un fun­cio­na­rio asiá­ti­co. “Pe­ro in­clu­so en es­ta eta­pa, eso es ca­si im­po­si­ble de de­cir”.

Una de las com­pli­ca­cio­nes de es­ta elec­ción pa­ra los go­bier­nos ex­tran­je­ros es la rup­tu­ra en­tre Trump y gran par­te de la cla­se di­ri­gen­te de la po­lí­ti­ca ex­tran­je­ra re­pu­bli­ca­na, un sec­tor que apo­ya de ma­ne­ra más abier­ta a Hi­llary Clin­ton. La ma­yo­ría de los pe­que­ños gru­pos de ase­so­res de po­lí­ti­ca ex­te­rior que tra­ba­jan con Trump son mu­cho me­nos co­no­ci­dos, lo que le da a los di­plo­má­ti­cos en Was­hing­ton po­ca idea de la for­ma de pen­sar de la cam­pa­ña.

Trump re­ci­bió al­gu­nos elo­gios de un lí­der con el que se reunió en Nue­va York, el pre­si­den­te egip­cio, Ab­del Fa­tah al-Si­si, quien di­jo que el can­di­da­to re­pu­bli­cano “sin du­da” se­rá un lí­der fuer­te. Cuan­do se le pre­gun­tó acer­ca de la pro­pues­ta de Trump de prohi­bir la en­tra­da de mu­sul­ma­nes a EU, al-Si­si di­jo que “du­ran­te las cam­pa­ñas elec­to­ra­les se ha­cen mu­chas de­cla­ra­cio­nes y se di­cen mu­chas co­sas; sin em­bar­go, más tar­de, cuan­do se go­bier­na el país las co­sas son un po­co di­fe­ren­tes”.

El ex­pri­mer mi­nis­tro bri­tá­ni­co, Tony Blair, ad­vir­tió so­bre las con­se­cuen­cias de que EU se re­ti­re de su pa­pel glo­bal de la for­ma que tan a me­nu­do pro­po­ne Trump. “¿Pue­den ima­gi­nar un par­ti­do de futbol don­de el ár­bi­tro se re­ti­ra a los ves­ti­do­res? Al prin­ci­pio to­do el mun­do di­rá ‘ge­nial’, pe­ro des­pués de un tiem­po, es el caos”, di­jo Blair en un even­to de Reuters en Nue­va York. Agre­gó que Clin­ton es al­guien con una “gran sa­bi­du­ría, sen­ti­do co­mún e in­te­gri­dad”.

El pri­mer mi­nis­tro chino, Li Ke­qiang, to­mó la ru­ta di­plo­má­ti­ca. “No im­por­ta a quién eli­jan. Creo que las re­la­cio­nes de Chi­na y EU cre­ce­rán de for­ma cons­tan­te y en una di­rec­ción po­si­ti­va”, di­jo en el Eco­no­mic Club de Nue­va York.

¿Quién va por de­lan­te?

Lí­de­res mun­dia­les fue­ra de Es­ta­dos Uni­dos no ha­bían he­cho una es­tra­te­gia an­te el po­si­ble triun­fo de Do­nald Trump has­ta aho­ra que los nú­me­ros en­tre can­di­da­tos se acer­ca­ron más.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.