El ace­ro uni­do

Thys­se­nK­rupp y Ta­ta Steel acuer­dan una fu­sión que pro­du­ci­ría si­ner­gias anua­les has­ta de 600 mi­llo­nes de eu­ros.

Milenio - Mercados Milenio - - PULSO DE INVERSIÓN - PA­TRICK MCGEE Y SI­MON MUNDY ©The Fi­nan­cial Ti­mes Ltd, 2017. To­dos los de­re­chos re­ser­va­dos. Es­te con­te­ni­do no de­be ser co­pia­do, re­dis­tri­bui­do o mo­di­fi­ca­do de ma­ne­ra al­gu­na. Mi­le­nio Dia­rio es el úni­co res­pon­sa­ble por la tra­duc­ción del con­te­ni­do y The Fi­nanc

Thys­se­nK­rupp de Ale­ma­nia y Ta­ta Steel de la In­dia acor­da­ron fu­sio­nar sus ope­ra­cio­nes eu­ro­peas pa­ra crear el se­gun­do ma­yor pro­duc­tor de ace­ro del con­ti­nen­te des­pués de Ar­ce­lo­rMit­tal. Des­pués de más de un año de ne­go­cia­cio­nes, las dos com­pa­ñías anun­cia­ron la unión en un me­mo­rán­dum de en­ten­di­mien­to, so­lo se­ma­nas des­pués de que Ta­ta sor­teó un obs­tácu­lo cla­ve al acor­dar con los re­gu­la­do­res de Reino Uni­do aban­do­nar un pro­gra­ma de pen­sio­nes pa­ra su ne­go­cio bri­tá­ni­co.

El acuer­do pre­vé una em­pre­sa con­jun­ta de 50- 50 que pro­du­ci­ría si­ner­gias anua­les has­ta de 600 mi­llo­nes de eu­ros ( mde). El gru­po, que lle­va­rá el nom­bre de Thys­se­nK­rupp Ta­ta Steel, se ma­ne­ja­rá a tra­vés de un hol­ding en los Paí­ses Ba­jos, se­de de la plan­ta de Ta­ta en Ij­mui­den, con­si­de­ra­da una de las más efi­cien­tes de Eu­ro­pa y co­di­cia­da des­de, ha­ce mu­cho tiem­po, por Thys­se­nK­rupp.

El si­tio ho­lan­dés se en­cuen­tra a unos 200 ki­ló­me­tros de la plan­ta ale­ma­na de pro­duc­ción de ace­ro Thys­se­nK­rupp en Duis­burg, que po­dría ser­vir pa­ra ge­ne­rar aho­rros de cos­tos a tra­vés del tra­ba­jo con­jun­to.

Los dos gru­pos di­je­ron que es­pe­ran fir­mar una fu­sión for­mal a prin­ci­pios de 2018, que se com­ple­te a fi­na­les de ese año, de­pen­dien­do de las apro­ba­cio­nes re­gu­la­to­rias, y des­pués de un pe­rio­do de de­bi­da di­li­gen­cia pa­ra exa­mi­nar los li­bros de cada uno.

La nue­va com­pa­ñía com­bi­na­da ge­ne­ra­rá ven­tas pro for­ma de 15,000 mdd, em­plea­rá a cer­ca de 48,000 per­so­nas en 34 ubi­ca­cio­nes y en­via­rá 21 mi­llo­nes de to­ne­la­das de ace­ro al año. Se ten­drán que re­cor­tar 2,000 pues­tos de ad­mi­nis­tra­ción y 2,000 pues­tos en pro­duc­ción de ma­ne­ra equi­ta­ti­va en­tre los dos gru­pos.

Los gru­pos di­je­ron que la red de pro­duc­ción se re­vi­sa­rá en 2020 “con el ob­je­ti­vo de in­te­grar y op­ti­mi­zar la es­tra­te­gia de pro­duc­ción”.

Hein­rich Hie­sin­ger, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de Thys­se­nK­rupp, di­jo que la fu­sión ofre­ce­rá a las dos com­pa­ñías un fu­tu­ro sus­ten­ta­ble y abor­da­rá los re­tos es­truc­tu­ra­les que en­fren­ta el sec­tor si­de­rúr­gi­co eu­ro­peo por el ex­ce­so de ca­pa­ci­dad.

“No va­mos a po­ner en efec­to nin­gu­na me­di­da en la em­pre­sa con­jun­ta que no hu­bié­ra­mos adop­ta­do no­so­tros”, di­jo Hie­sin­ger. “Al con­tra­rio, al com­bi­nar nues­tras ac­ti­vi­da­des de ace­ro, las car­gas de cada so­cio son me­no­res de las que se­rían so­bre una ba­se in­de­pen­dien­te”.

La in­dus­tria de pro­duc­ción de ace­ro se en­cuen­tra des­con­cer­ta­da tras el co­lap­so de sus pre­cios por el ex­ce­so de ex­por­ta­cio­nes ba­ra­tas de Chi­na.

De acuer­do con UBS, la ren­ta­bi­li­dad por to­ne­la­da en­tre las si­de­rúr­gi­cas eu­ro­peas se des­plo­mó des­de un pun­to má­xi­mo de 215 eu­ros en las ganan- cias an­tes de in­te­rés, im­pues­tos, de­pre­cia­ción y amor­ti­za­ción en el ter­cer tri­mes­tre de 2008, a 46 eu­ros por to­ne­la­da en el pri­mer tri­mes­tre de 2016. A prin­ci­pios de es­te año, la ren­ta­bi­li­dad era de al­re­de­dor de 83 eu­ros por to­ne­la­da.

Pa­ra Thys­se­nK­rupp el acuer­do es una opor­tu­ni­dad pa­ra se­pa­rar la vo­lá­til ope­ra­ción de pro­duc­ción de ace­ro de su ne­go­cio más lu­cra­ti­vo de bie­nes de ca­pi­tal, que in­clu­ye la fa­bri­ca­ción de as­cen­so­res, sub­ma­ri­nos y au­to­par­tes.

Pa­ra Ta­ta, el anun­cio fi­na­li­za la in­cer­ti­dum­bre en torno a su ope­ra­ción bri­tá­ni­ca que se agi­tó en mar­zo del año pa­sa­do, cuan­do la em­pre­sa di­jo que buscaría ven­der el ne­go­cio des­pués de una se­rie de fuer­tes pér­di­das. Esas de­ci­sio­nes se hi­cie­ron ba­jo Cy­rus Mistry, a quien des­pi­die­ron en oc­tu­bre de su car­go co­mo pre­si­den­te del hol­ding Ta­ta Sons.

Su su­ce­sor, Na­ta­ra­jan Chan­dra­se­ka­ran, di­jo que Ta­ta Sons aho­ra bus­ca apo­yar la ex­pan­sión de Ta­ta Steel en su mer­ca­do in­terno de la In­dia.

Kous­hik Chat­ter­jee, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de Ta­ta Steel, di­jo que la unión le per­mi­ti­rá “un desapa­lan­ca­mien­to con­si­de­ra­ble” del ba­lan­ce de Ta­ta Steel.

Los ana­lis­tas res­pal­dan el acuer­do. En Be­ren­berg, Lon­dres, Ales­san­dro Aba­te, di­jo que si Thys­se­nK­rupp pue­de lle­var a ca­bo la fu­sión y con­ver­tir­se en un pro­duc­tor de bie­nes in­dus­tria­les pu­ro, mar­ca­ría “una de las trans­for­ma­cio­nes cor­po­ra­ti­vas más com­ple­jas en la his­to­ria del sec­tor si­de­rúr­gi­co de la Unión Eu­ro­pea”.

Pa­ra Ta­ta, agre­gó Aba­te, se­rá “una sa­li­da glo­rio­sa de lo que pro­ba­ble­men­te sea el acuer­do de fu­sio­nes y ad­qui­si­cio­nes más do­lo­ro­so en la his­to­ria si­de­rúr­gi­ca de la Unión Eu­ro­pea”, una re­fe­ren­cia a su com­pra en 2007 de Co­rus, un acuer­do en mal mo­men­to por unos 7,600 mde que hi­zo que Ta­ta pa­sa­ra de ser la si­de­rúr­gi­ca nú­me­ro 56 del mun­do a ocu­par la po­si­ción nú­me­ro seis.

6 ES EL NÚ­ME­RO QUE OCU­PA LA SI­DE­RÚR­GI­CA TA­TA STEEL EN EL MUN­DO.

On­da ex­pan­si­va. El mons­truo ace­re­ro em­plea­rá a cer­ca de 48,000 per­so­nas y se ubi­ca­rá en Ij­mui­den, Ho­lan­da, hoy plan­ta de Ta­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.