¿NOS AFEC­TA LA RE­FOR­MA FIS­CAL DE TRUMP?

A Mé­xi­co le con­vie­ne que la eco­no­mía de nues­tro ve­cino crez­ca, aun­que pue­de te­ner da­ños co­la­te­ra­les.

Milenio - Mercados Milenio - - PULSO DE INVERSIÓN - MA­NUEL SO­MO­ZA

Es di­fí­cil opi­nar en es­te mo­men­to so­bre una re­for­ma fis­cal —que aún no es­tá apro­ba­da—; sin em­bar­go, sí se pue­den ha­cer al­gu­nas ob­ser­va­cio­nes so­bre lo que hoy se co­no­ce.

En pri­mer lu­gar, des­de mi óptica y en un ho­ri­zon­te a cor­to pla­zo, es­ta re­for­ma ayu­da­rá al cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co de Es­ta­dos Uni­dos (EU). El he­cho de ba­jar im­pues­tos siem­pre ayu­da al pro­ce­so eco­nó­mi­co ya que los in­di­vi­duos ten­drán más in­gre­so dis­po­ni­ble pa­ra in­cre­men­tar su con­su­mo o sus aho­rros; es­to por sí mis­mo es un es­tí­mu­lo pa­ra la eco­no­mía. Del la­do cor­po­ra­ti­vo tam­bién los be­ne­fi­cios son evi­den­tes: me­jo­res uti­li­da­des, más fon­dos pa­ra nue­vas in­ver­sio­nes, ad­qui­rir equi­pos más efi­cien­tes tan­to ope­ra­ti­va co­mo tec­no­ló­gi­ca­men­te; tam­bién le da­rá más opor­tu­ni­da­des a las em­pre­sas de ca­pi­ta­li­zar­se y cre­cer, et­cé­te­ra.

La re­for­ma tam­bién in­clu­ye una ba­ja sus­tan­ti­va de im­pues­tos pa­ra re­pa­triar fon­dos que mu­chas em­pre­sas tie­nen do­mi­ci­lia­dos fue­ra de EU, por­que si hoy los re­gre­san pa­ga­rían un impuesto de 35%, y, en la nue­va pro­pues­ta, lo po­drían ha­cer pa­gan­do so­lo 10%. En re­su­men, es­ta ini­cia­ti­va po­dría in­cre­men­tar el PIB en 0.5% en los pró­xi­mos años.

El pro­ble­ma a lar­go pla­zo es que to­do lo que los in­di­vi­duos y em­pre­sas de­ja­rán de pa­gar al go­bierno fe­de­ral sig­ni­fi­ca que es­tos se­rán fon­dos, que el ya de por sí en­deu­da­do go­bierno de­ja­rá de re­ci­bir, por lo que se­rá inevi­ta­ble que su dé­fi­cit fis­cal, que ya es al­to, au­men­te, amén de que tam­bién la deu­da pú­bli­ca ten­drá que se­guir su­bien­do.

La ad­mi­nis­tra­ción de Trump tie­ne co­mo ar­gu­men­to que el cre­ci­mien­to per se ge­ne­ra­rá más im­pues­tos a fu­tu­ro, y que de es­ta ma­ne­ra el cos­to se­rá au­to­fi­nan­cia­ble, lo cual es­tá por ver­se.

A Mé­xi­co le con­vie­ne que la eco­no­mía de nues­tro ve­cino crez­ca en for­ma ro­bus­ta y sos­te­ni­da, aun­que a cor­to pla­zo, pue­de te­ner pa­ra no­so­tros al­gu­nos da­ños co­la­te­ra­les. El más evi­den­te es — de lle­var­se a ca­bo es­to— que el dó­lar ten­de­rá a re­va­luar­se, no so­lo con­tra el pe­so me­xi­cano, sino con­tra ca­si to­das las mo­ne­das del mun­do.

Nues­tro país per­de­rá al­go de com­pe­ti­ti­vi­dad si la ta­sa cor­po­ra­ti­va se ba­ja en EU de 35% ac­tual a 20%. Mé­xi­co tie­ne una ta­sa cor­po­ra­ti­va de 30% y no es­ta­mos en es­te mo­men­to pre­pa­ra­dos ni po­de­mos re­du­cir los im­pues­tos; nues­tras fi­nan­zas pú­bli­cas no es­tán en el me­jor mo­men­to. Ade­más, si los cor­po­ra­ti­vos es­ta­dou­ni­den­ses re­gre­san en for­ma ma­si­va sus fon­dos del ex­te­rior, es­to for­ta­le­ce­rá al dó­lar.

De apro­bar­se la ini­cia­ti­va, la Re­ser­va Fe­de­ral se­rá más agre­si­va con el al­za de ta­sas, lo que se tra­du­ce en ma­yor for­ta­le­ci­mien­to del dó­lar.

MA­NUEL SO­MO­ZA Pre­si­den­te Es­tra­te­gias de CI Ban­co por So­mo­za Mu­si.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.