RE­CONS­TRUIR MÉ­XI­CO

Tras los sis­mos ocu­rri­dos el 7 y 19 de sep­tiem­bre, que de­vas­ta­ron di­ver­sas re­gio­nes del país, se ac­ti­van los fon­dos de apo­yo y re­edi­fi­ca­ción.

Milenio - Mercados Milenio - - BAJO LA LUPA - WENDY SO­LIS

To­da­vía no es cla­ro el ta­ma­ño de los da­ños, los cen­sos de lo per­di­do en CDMX, Es­ta­do de Mé­xi­co, Pue­bla, Mo­re­los, Gue­rre­ro, Oa­xa­ca y Chia­pas, tras los sis­mos de sep­tiem­bre pa­sa­do si­guen rea­li­zán­do­se.

La se­cre­ta­ria de Desa­rro­llo Agra­rio, Te­rri­to­rial y Ur­bano (SE­DA­TU), Ro­sa­rio Robles, ha di­cho que, has­ta el mo­men­to, hay 155,000 vi­vien­das da­ña­das, de las cua­les 33,000 son pér­di­da to­tal.

El eje­cu­ti­vo fe­de­ral di­jo que el cos­to de las es­cue­las da­ña­das es de 13,000 mi­llo­nes de pe­sos ( mdp) y que el da­ño a in­mue­bles his­tó­ri­cos es de 8,000 mdp.

Se­gún da­tos de En­ki Re­search, los da­ños ma­te­ria­les po­drían as­cen­der has­ta los 10,000 mi­llo­nes de dó­la­res (mdd).

Tan so­lo de pér­di­das ase­gu­ra­das Air World­wi­de es­ti­ma que hay da­ños de en­tre 730 y los 2,000 mdd.

Po­cos in­mue­bles en Mé­xi­co cuen­tan con un se­gu­ro. Se­gún la Aso­cia­ción Me­xi­ca­na de Ins­ti­tu­cio­nes de Se­gu­ros (AMIS) so­lo 8.6% de las vi­vien­das tie­nen una pó­li­za y 25% a tra­vés de un crédito hi­po­te­ca­rio. En el ca­so de las mi­cro­em­pre­sas so­lo 5% tie­ne co­ber­tu­ra, 15% de las em­pre­sas pe­que­ñas, y ca­si la mi­tad de las me­dia­nas y gran­des po­seen un se­gu­ro que les ayu­de a re­cu­pe­rar­se de un desas­tre na­tu­ral.

El si­guien­te es un lis­ta­do de los fon­dos dis­po­ni­bles en Mé­xi­co y que se ac­ti­va­ron o ac­ti­va­rán pa­ra la re­cons­truc­ción y res­ca­te.

1. Fon­do de Desas­tres Na­tu­ra­les (Fon­den)

Mon­to: 9,000 mdp. En el pre­su­pues­to de 2018 del Fon­den hay otros 6,000 mdp, con lo que se al­can­za­rían los 15,000 mdp, si se con­si­de­ra­ra ne­ce­sa­rio.

Es­te fon­do na­cio­nal, en una pri­me­ra eta­pa, sir­ve pa­ra ne­ce­si­da­des bá­si­cas de los damnificados co­mo co­mi­da, ar­tícu­los de cui­da­do per­so­nal y ro­pa. So­lo una pe­que­ña par­te se des­ti­na a esas ne­ce­si­da­des, pues en gran me­di­da se re­suel­ven con las apor­ta­cio­nes de la po­bla­ción. Los es­ta­dos de Oa­xa­ca y Chia­pas han re­ci­bi­do el apo­yo de es­ta pri­me­ra fa­se. Pa­ra los afec­ta­dos en CDMX, Es­ta­do de Mé­xi­co, Pue­bla y Mo­re­los ape­nas se ac­ti­va­rá el apo­yo ini­cial.

La se­gun­da eta­pa co­rres­pon­de a la re­cons­truc­ción de vi­vien­das y re­pa­ra­ción de in­fra­es­truc­tu­ra. En prin­ci­pio, el Fon­den es­tá di­ri­gi­do prin­ci­pal­men­te a “la po­bla­ción de ba­jos in­gre­sos, sin po­si­bi­li­da­des de con­tar con al­gún ti­po de ase­gu­ra­mien­to pú­bli­co o pri­va­do”, di­jo el je­fe de Go­bierno de CDMX, Mi­guel Ángel Man­ce­ra, en una con­fe­ren­cia de pren­sa. Y ex­pli­có que da­da la na­tu­ra­le­za del fon­do, los apo­yos que pue­da re­ci­bir la Ciu­dad de Mé­xi­co pa­ra vi­vien­da, se­rán in­dem­ni­za­cio­nes má­xi­mas de 80,000 pe­sos por fa­mi­lia afec­ta­da. Es­te mon­to es adi­cio­nal a los re­cur­sos que se au­to­ri­cen pa­ra re­pa­ra­ción de in­fra­es­truc­tu­ra pú­bli­ca da­ña­da.

Pa­ra es­ti­mar la can­ti­dad de di­ne­ro que re­ci­be ca­da en­ti­dad fe­de­ra­ti­va da­ña­da, un co­mi­té de eva­lua­ción técnica, con­for­ma­do por la Se­cre­ta­ría de Ha­cien­da y Crédito Pú­bli­co, la de Go­ber­na­ción y la SE­DA­TU, de­ter­mi­na los apo­yos por gra­do de afec­ta­ción.

Pa­ra ga­ran­ti­zar que los re­cur­sos lle­guen a los más ne­ce­si­ta­dos y se uti­li­cen de ma­ne­ra ade­cua­da, se­rán ad­mi­nis­tra­dos por Ba­no­bras a tra­vés de un fi­dei­co­mi­so au­di­ta­do por la Se­cre­ta­ría de la Fun­ción Pú­bli­ca y re­vi­sa­do por la Au­di­to­ría Su­pe­rior de la Fe­de­ra­ción.

2. Bono Ca­tas­tró­fi­co

Mon­to: al­re­de­dor de 150 mdd. En agos­to, el Ban­co Mun­dial, a tra­vés del Ban­co In­ter­na­cio­nal pa­ra la Re­cons­truc­ción y Desa­rro­llo, emi­tió tres bo­nos ca­tas­tró­fi­cos, “que pro­veen a Mé­xi­co pro­tec­ción fi­nan­cie­ra por has­ta 360 mdd con­tra pér­di­das por te­rre­mo­tos y hu­ra­ca­nes tro­pi­ca­les”, di­ce Mi­chel Gál­vez Bautista, ana­lis­ta se­nior de Gru­po Bur­sá­til Me­xi­cano (GBM). El mon­to es­tá di­vi­di­do en tres cla­ses: Cla­se A: 150 mdd a pér­di­das por sis­mos. Cla­se B: 100 mdd pa­ra desas­tres por hu­ra­ca­nes que pro­vie­nen del Atlán­ti­co. Cla­se C: 110 mdd por afec­ta­cio­nes de hu­ra­ca­nes del Pa­cí­fi­co.

Hay li­nea­mien­tos pre­ci­sos pa­ra ac­ti­var los re­cur­sos eco­nó­mi­cos den­tro de es­tos bo­nos. “Al­gu­nas de las con­di­cio­nes pa­ra que se active el fon­do son que el te­rre­mo­to de­be ser ma­yor o igual a 7.8 gra­dos Rich­ter y cum­plir cier­tas con­di­cio­nes geo­grá­fi­cas y de ni­vel de da­ños”, aña­de Gál­vez. Por ello, el bono ca­tas­tró­fi­co se­rá des­ti­na­do a Oa­xa­ca y Chia­pas por el sis­mo del 7 de sep­tiem­bre, que cum­ple con la mag­ni­tud y epi­cen­tro es­ti­pu­la­do en el acuer­do.

Los pro­ce­sos de eva­lua­ción pa­ra de­ter­mi­nar qué por­cen­ta­je del bono se otor­ga­rá, toman un pe­rio­do de 30 días, por lo que se es­pe­ra que an­tes del 10 de oc­tu­bre se den a co­no­cer los de­ta­lles. Los re­cur­sos li­be­ra­dos al fi­dei­co­mi­so se tras­pa­san al Fon­den. “El re­cur­so vie­ne eti­que­ta­do, así que so­lo po­drá ser usa­do en la re­gión pa­ra la cual se asig­nó”, di­ce Gál­vez.

De acuer­do con el es­pe­cia­lis­ta de GBM, hu­bo 37 in­ver­sio­nis­tas glo­ba­les en es­ta transac­ción, 28% de Nor­tea­mé­ri­ca, 43% de Eu­ro­pa oc­ci­den­tal, 21% de Ber­mu­da y 8% Asia-Pa­cí­fi­co.

3. Fon­do de Aten­ción a los Desas­tres Na­tu­ra­les (Fo­na­dem)

Mon­to: 9,500 mdp. Es­te es de uso ex­clu­si­vo pa­ra la CDMX con el que, de acuer­do con el je­fe de go­bierno, se po­drá aten­der gran par­te de las la­bo­res de re­cons­truc­ción.

El Fo­na­den na­ce en 2014 y es­ti­pu­la que 30% de los re­ma­nen­tes del gas­to de la ad­mi­nis­tra­ción lo­cal se des­ti­nen a un fon­do pa­ra la aten­ción de con­tin­gen­cias y emer­gen­cias epi­de­mio­ló­gi­cas y desas­tres na­tu­ra­les.

Al cie­rre de es­ta edición ya ha­bían si­do li­be­ra­dos 3,500 mdp pa­ra dar ini­cio a las ope­ra­cio­nes.

4. Fi­dei­co­mi­so Fuer­za Mé­xi­co

El Con­se­jo Coor­di­na­dor Em­pre­sa­rial ( CCE) creó es­te fi­dei­co­mi­so tras el se­gun­do sis­mo.

Juan Pa­blo Cas­ta­ñón, pre­si­den­te del CCE, ex­pli­ca que es­tos re­cur­sos “se van a des­ti­nar a la re­cons­truc­ción de vi­vien­das y es­cue­las. Va­mos a en­trar co­mo com­ple­men­to de las obras que el go­bierno ha­ga pa­ra la re­cons­truc­ción”.

El em­pre­sa­rio agre­ga que re­ci­ben do­na­ti­vos eco­nó­mi­cos y en especie, y que hay di­ver­sas em­pre­sas de cons­truc­ción apo­yan­do.

Es­te fi­dei­co­mi­so ope­ra­rá a tra­vés de Na­cio­nal Fi­nan­cie­ra. “Ten­dre­mos nues­tros pro­pios pla­nes de cons­truc­ción que cum­plan tres con­di­cio­nes: trans­pa­ren­cia, ca­li­dad y ra­pi­dez”, di­ce Cas­ta­ñón.

Al cie­rre de es­ta edición, el CCE aún no anun­cia­ba los fon­dos ini­cia­les de es­te fi­dei­co­mi­so.

5. Bono ca­tas­tró­fi­co de AL y El Ca­ri­be

Si bien es­te fon­do no apo­ya­rá a es­ta emer­gen­cia, es útil que exis­ta. Gál­vez de GBM di­ce que “se es­tá ha­cien­do un es­tu­dio en con­jun­to, con los paí­ses de la Alian­za del Pa­cí­fi­co (Chi­le, Co­lom­bia, Pe­rú y Mé­xi­co), que es­tá en la fa­se de mo­de­la­ción de te­rre­mo­tos, pa­ra es­ti­mar pér­di­das po­ten­cia­les sís­mi­cas de los paí­ses miem­bros”.

El Ban­co Mun­dial di­ce que la re­gión de Amé­ri­ca La­ti­na y El Ca­ri­be tie­ne una de las ta­sas más ba­jas de co­ber­tu­ra de se­gu­ros, y que la di­fe­ren­cia en­tre pér­di­das ase­gu­ra­das y eco­nó­mi­cas en la re­gión son sig­ni­fi­ca­ti­vas. “Por ello, se es­pe­ra que du­ran­te el cuar­to tri­mes­tre de 2017 el or­ga­nis­mo pre­sen­te una nue­va pro­pues­ta pa­ra una po­si­ble emi­sión de un bono ca­tas­tró­fi­co pa­ra los paí­ses miem­bros de la Alian­za del Pa­cí­fi­co”.

Son va­rios los fren­tes con los que el país cuen­ta pa­ra la re­cons­truc­ción, pe­ro to­da­vía fal­ta cla­ri­dad de los mon­tos exac­tos. Aún así, se su­ma­rán tam­bién lo re­cau­da­do por fi­dei­co­mi­sos pri­va­dos. La es­pe­ran­za es que sean su­fi­cien­tes pa­ra le­van­tar vi­vien­da e in­fra­es­truc­tu­ra de ca­li­dad.

Sa­cu­di­dos. Des­pués de los dos sis­mos el nú­me­ro de vi­vien­das da­ña­das ha­cien­de a 155,000.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.