MÉ­XI­CO ES­TÁ TEN­SO AN­TE LAS ELEC­CIO­NES

El chan­ta­je deT­rump al que­rer can­ce­lar el TLCAN preo­cu­pa y ge­ne­ra in­cer­ti­dum­bre.

Milenio - Mercados Milenio - - OPINIÓN -

En las úl­ti­mas se­ma­nas, el cli­ma eco­nó­mi­co y so­cial se ha de­te­rio­ra­do por di­ver­sos mo­ti­vos: en la par­te eco­nó­mi­ca hay fac­to­res ex­ter­nos — cu­ya re­so­lu­ción no de­pen­de de no­so­tros—, que es­tán afec­tan­do las ex­pec­ta­ti­vas; la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria de Estados Uni­dos (EU) se en­cuen­tra en un pro­ce­so de al­za de la ta­sas de in­te­rés que afec­ta ne­ga­ti­va­men­te a Mé­xi­co por­que nos obli­ga a su­bir­las. El al­za de la ta­sas de in­te­rés en EU for­ta­le­ce el va­lor de su mo­ne­da res­pec­to de to­das las mo­ne­das del mun­do, in­clui­do el pe­so me­xi­cano. Es­to jue­ga en nues­tra con­tra, ya que un dó­lar ca­ro sig­ni­fi­ca pa­ra no­so­tros pre­sio­nes in­fla­cio­na­rias. Ade­más, tan­to la pre­sión co­mo el chan­ta­je de Do­nald Trump ha­cia Mé­xi­co y Canadá de can­ce­lar el Tra­ta­do de Li­bre Co­mer­cio de Amé­ri­ca del Nor­te (TLCAN)si no lle­ga­mos a un acuer­do rá­pi­do con ellos acep­tan­do sus con­di­cio­nes, es al­go que preo­cu­pa y ge­ne­ra in­cer­ti­dum­bre, pues de dar­se el im­pac­to a cor­to pla­zo so­bre nues­tra eco­no­mía se­ría im­por­tan­te.

El en­torno so­cial se es­tá com­pli­can­do ca­da vez más por la po­la­ri­za­ción que crea la con­tien­da po­lí­ti­ca en la po­bla­ción, al en­fren­tar­se a dos mo­de­los to­tal­men­te dis­tin­tos del país que que­re­mos ha­cia el fu­tu­ro. Por una la­do, las pro­pues­tas de Ri­car­do Ana­ya y Jo­sé An­to­nio Mea­de que bus­can cam­bios cua­li­ta­ti­vos, tra­tan­do de con­ser­var las es­truc­tu­ras que funcionan ra­zo­na­ble­men­te bien y apo­yan­do las re­for­mas es­truc­tu­ra­les; y, por el otro, un mo­de­lo que es­tá en con­tra de to­do lo an­te­rior, que qui­sie­ra re­gre­sar al pa­sa­do con re­ce­tas que ya pro­ba­ron su in­efi­ca­cia, pe­ro con un agra­van­te más, y que es que a cien­cia cier­ta na­die co­no­ce cuál es es­te pro­gra­ma por­que quien lo di­ri­ge, lo pre­sen­ta de acuer­do con el au­di­to­rio que lo es­cu­cha.

Mi­llo­nes de me­xi­ca­nos quie­ren un cam­bio, y pa­re­ce ser que no son ca­pa­ces de dis­tin­guir en­tre un cam­bio pa­ra bien o pa­ra mal; quien les ga­ran­ti­ce el cam­bio — el que sea— se­rá su fa­vo­ri­to, sin ha­cer el me­nor aná­li­sis al res­pec­to.

La con­tien­da elec­to­ral tam­bién ha es­ta­do man­cha­da de san­gre, al ha­ber­se da­do más de cien ase­si­na­tos de con­ten­dien­tes a pues­tos de elec­ción po­pu­lar, lo cual es in­di­ca­ti­vo (a mi jui­cio) de que el cri­men or­ga­ni­za­do es­tá to­man­do par­te en es­te pro­ce­so. El en­fren­ta­mien­to con­sis­te en que son dos vi­sio­nes di­fe­ren­tes —la de Ana­ya y la de Mea­de— las que al ser dis­tin­tas bus­can re­for­mas pa­ra me­jo­rar un es­que­ma neo­li­be­ral, que en el ba­lan­ce me­jo­ra el ni­vel y la ca­li­dad de vi­da de mi­llo­nes de me­xi­ca­nos, con­tra un es­que­ma de un so­cia­lis­mo del si­glo XX que fra­ca­só con­tun­den­te­men­te en to­dos los lu­ga­res don­de se im­pu­so, prin­ci­pal­men­te en Amé­ri­ca La­ti­na. En re­su­men, nues­tro pa­no­ra­ma es com­ple­jo y es­ta­re­mos a mer­ced de quien ga­ne las elec­cio­nes el pri­me­ro de ju­lio. Es­toy se­gu­ro de que no im­por­ta quién ga­ne, los cam­bios que se den, pa­ra bien o pa­ra mal, se­rán pro­fun­dos en nues­tro país.

Es­pe­ro que la so­cie­dad ci­vil ten­ga una par­ti­ci­pa­ción más im­por­tan­te en lo que vie­ne, que to­dos los sec­to­res que la con­for­man sean más par­ti­ci­pa­ti­vos y ten­gan mi­ras ge­ne­ro­sas bus­can­do el bie­nes­tar, pe­ro por par­te de to­dos, y que real­men­te re­cha­cen la co­rrup­ción y no so­lo la cri­ti­quen por­que no los ha be­ne­fi­cia­do. Que los que más tie­nen acep­ten el com­pro­mi­so de apor­tar, y los que re­ci­ben de op­ti­mi­zar los re­cur­sos que se les dan, por­que no se tra­ta na­da más de es­ti­rar la mano y pe­dir.

MANUEL SO­MO­ZA Pre­si­den­te Es­tra­te­gias de CI Ban­co por So­mo­za Mu­si.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.