IM­PUES­TO AL CAR­BONO

Gra­var las emi­sio­nes de car­bono pa­ra abor­dar el cam­bio cli­má­ti­co, no tie­ne po­si­bi­li­dad in­me­dia­ta de con­ver­tir­se en ley en EU.

Milenio - Mercados Milenio - - NEWS -

Car­los Cur­be­lo, miem­bro re­pu­bli­cano de la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes, lan­zó un pro­yec­to de ley que exi­ge un nue­vo im­pues­to a las emi­sio­nes a una ta­sa de 24 dó­la­res por to­ne­la­da de dió­xi­do de car­bono, un au­men­to de 2% anual so­bre la in­fla­ción, apli­ca­do a mi­nas de car­bón, re­fi­ne­rías, plan­tas de pro­ce­sa­mien­to de gas y al­gu­nas ins­ta­la­cio­nes de pro­duc­ción in­dus­trial e im­por­ta­ción.

El di­ne­ro se uti­li­za­ría pa­ra abo­lir el im­pues­to fe­de­ral so­bre la ga­so­li­na, que per­ma­ne­ce sin cam­bios des­de 1993 a 18.4 cen­ta­vos por ga­lón es­ta­dou­ni­den­se (3.7854 li­tros), y pro­por­cio­nar un flu­jo de in­gre­sos pa­ra in­ver­tir en ca­rre­te­ras y puen­tes, con can­ti­da­des más pe­que­ñas pa­ra sub­si­dios a los ho­ga­res de ba­jos in­gre­sos, pro­tec­ción con­tra las inun­da­cio­nes e in­ves­ti­ga­ción en la in­no­va­ción de ener­gía lim­pias.

El con­gre­sis­ta de Flo­ri­da des­cri­bió su plan co­mo una “so­lu­ción gran­de y so­bria pa­ra abor­dar al­gu­nos de los ma­yo­res desafíos de nues­tro país”, en­tre ellos la ne­ce­si­dad de re­pa­rar y mo­der­ni­zar las ca­rre­te­ras, los puen­tes y los ae­ro­puer­tos.

Sin em­bar­go, su pro­pues­ta no tie­ne po­si­bi­li­da­des in­me­dia­tas de con­ver­tir­se en ley. En una re­so­lu­ción con­tra­ria en la Cá­ma­ra se ar­gu­men­tó que “un im­pues­to al car­bono se­ría en de­tri­men­to de las fa­mi­lias y em­pre­sas es­ta­dou­ni­den­ses, y no es­tá en el me­jor de los in­tere­ses pa­ra EU”. La re­so­lu­ción del “sen­ti­do del Con­gre­so” se apro­bó en la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes por 229 vo­tos a fa­vor y 180 en con­tra. So­lo seis miem­bros re­pu­bli­ca­nos, en­tre ellos Cur­be­lo, vo­ta­ron en con­tra, mien­tras que sie­te de­mó­cra­tas vo­ta­ron a fa­vor.

A pe­sar de la hos­ti­li­dad ha­cia el pro­yec­to de ley de Cur­be­lo, su ini­cia­ti­va de­mos­tró que, si bien el apo­yo a un im­pues­to al car­bono en la de­re­cha po­lí­ti­ca de EU es dé­bil, to­da­vía no se ex­tin­gue por com­ple­to.

El ex­pre­si­den­te Geor­ge W. Bush ha­bló en 2008 a fa­vor de un in­cen­ti­vo “pon­de­ra­do de car­bono” que “ha­ría me­nos cos­to­sas las fuen­tes de ener­gía de ba­ja emi­sión, en com­pa­ra­ción con las fuen­tes de ma­yor emi­sión”.

El año pa­sa­do, los im­por­tan­tes re­pu­bli­ca­nos Geor­ge Shultz y Ja­mes Ba­ker, quie­nes tra­ba­ja­ron res­pec­ti­va­men­te co­mo se­cre­ta­rios de Es­ta­do pa­ra los pre­si­den­tes Ro­nald Rea­gan y Geor­ge W. Bush, lan­za­ron un plan pa­ra re­gí­me­nes neu­tra­les de im­pues­to a las ga­nan­cias so­bre el car­bono, que se de­vol­ve­ría a los ciu­da­da­nos co­mo pa­gos de di­vi­den­dos pa­ra ele­var sus in­gre­sos.

Su ar­gu­men­to si­gue la ló­gi­ca que se de­ri­va de Adam Smith y que es acep­ta­da por los eco­no­mis­tas. Las emi­sio­nes por la que­ma de com­bus­ti­bles fó­si­les re­pre­sen­tan un cos­to ex­terno que no asu­men los con­su­mi­do­res, con el re­sul­ta­do de que “la mano in­vi­si­ble de Adam Smith no lo­gra­rá di­ri­gir ha­cia un re­sul­ta­do efi­cien­te”, de acuer­do con Greg Man­kiw, quien es­cri­bió en un do­cu­men­to pa­ra el Eas­tern Eco­no­mic Jour­nal.

Ha­ce ca­si una dé­ca­da, El ex­pre­si­den­te del Con­se­jo de Ase­so­res Eco­nó­mi­cos de Geor­ge W. Bush sos­tu­vo que la “for­ma sen­ci­lla de so­lu­cio­nar la fa­lla del mer­ca­do” era co­brar a las per­so­nas “los cos­tos ex­ter­nos que im­po­nen a los de­más”.

Mu­chos de­fen­so­res del me­dio am­bien­te ar­gu­men­tan que si a los con­su­mi­do­res se les per­mi­te crear emi­sio­nes de ga­ses de efec­to in­ver­na­de­ro que im­po­nen cos­tos a otros, sin pa­gar nin­gu­na com­pen­sa­ción, en reali­dad re­ci­ben un sub­si­dio par­cial pa­ra usar esos com­bus­ti­bles.

El ar­gu­men­to so­bre qué es y qué no es un sub­si­dio muy rá­pi­do se vuel­ve un te­ma fi­lo­só­fi­co. ¿La exen­ción de im­pues­tos so­bre el gas­to de ca­pi­tal pa­ra los pro­duc­to­res de pe­tró­leo es un sub­si­dio, si tam­bién es­tá dis­po­ni­ble pa­ra los fa­bri­can­tes? ¿ El cos­to de man­te­ner una flo­ta de la ma­ri­na de EU apos­ta­da en la pe­nín­su­la ará­bi­ga pa­ra ga­ran­ti­zar la se­gu­ri­dad del su­mi­nis­tro tam­bién cuen­ta co­mo un sub­si­dio pa­ra los pro­duc­to­res y con­su­mi­do­res de pe­tró­leo? Es fá­cil ver có­mo los la­dos con­tra­rios en el de­ba­te de la ener­gía pue­den lle­gar a nú­me­ros muy di­fe­ren­tes.

In­clu­so si se acep­ta el prin­ci­pio de que las emi­sio­nes de car­bono a las que no se les apli­ca un im­pues­to equi­va­len a un sub­si­dio efec­ti­vo.

El de­ba­te en EU so­bre el cos­to so­cial del car­bono da una idea de có­mo las es­ti­ma­cio­nes pue­den va­riar tan­to.

Las es­ti­ma­cio­nes so­bre la es­ca­la de los sub­si­dios ex­plí­ci­tos e im­plí­ci­tos so­bre el su­mi­nis­tro de ener­gía ba­sa­da en el car­bono en to­do el mun­do va­rían mu­cho en­tre los eco­no­mis­tas.

La Agen­cia In­ter­na­cio­nal de la Ener­gía cal­cu­ló que los sub­si­dios glo­ba­les pa­ra el con­su­mo de com­bus­ti­bles fó­si­les tu­vie­ron un va­lor de 260,000 mdd en 2016. Ese fue el ni­vel más ba­jo en una dé­ca­da, pe­ro aún es­tá por en­ci­ma del va­lor de 140,000 mdd de sub­si­dios pa­ra la ener­gía re­no­va­ble en la ge­ne­ra­ción de elec­tri­ci­dad.

Se­gún las de­fi­ni­cio­nes más ge­ne­ra­les, los sub­si­dios efec­ti­vos que se es­ti­man pa­ra los com­bus­ti­bles fó­si­les en to­do el mun­do tu­vie­ron un va­lor de 5.3 mi­llo­nes de mdd en 2015, al­re­de­dor de 6.5% del Pro­duc­to In­terno Bru­to mun­dial, de acuer­do con el Fon­do Mo­ne­ta­rio In­ter­na­cio­nal.

Un im­pues­to so­bre el car­bono po­dría ser, en pa­la­bras de Man­kiw ha­ce más de una dé­ca­da, “la po­lí­ti­ca más di­rec­ta y me­nos in­va­si­va pa­ra abor­dar las preo­cu­pa­cio­nes del me­dio am­bien­te”. Pe­ro mien­tras no exis­ta uno, los par­ti­da­rios de otras po­lí­ti­cas so­bre el cli­ma pue­den ar­gu­men­tar que la ba­ra­ja se in­cli­na a fa­vor de los com­bus­ti­bles fó­si­les y que se de­be ha­cer al­go pa­ra res­ta­ble­cer el equi­li­brio.

“Un im­pues­to al car­bono se­ría en de­tri­men­to de las fa­mi­lias y em­pre­sas es­ta­dou­ni­den­ses, y no es­tá en el me­jor de los in­tere­ses pa­ra EU”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.