LOS PEN­DIEN­TES

Ma­yor in­clu­sión fi­nan­cie­ra y, so­bre to­do, blin­dar­se a los ci­be­ra­ta­ques son los re­tos de la ban­ca en Mé­xi­co.

Milenio - Mercados Milenio - - BAJO LA LUPA - FRAN­CO PI­ÑA

La Ley de Re­for­ma Fi­nan­cie­ra, que se pro­mul­gó en 2014, for­ta­le­ció a la ban­ca me­xi­ca­na e im­pul­só el otor­ga­mien­to del cré­di­to y la in­clu­sión du­ran­te los úl­ti­mos cua­tro años. Sin em­bar­go, no fue su­fi­cien­te pa­ra cum­plir la me­ta de in­cor­po­ra­ción fi­nan­cie­ra tra­za­da pa­ra el cie­rre del se­xe­nio de En­ri­que Pe­ña Nie­to: 40% del Pro­duc­to In­terno Bru­to ( PIB).

En 2014, el fi­nan­cia­mien­to in­terno al sec­tor pri­va­do, me­di­do co­mo por­cen­ta­je del PIB, era de 29% se­gún el Ban­co Mun­dial (BM), lo que con­tras­ta con 140% del blo­que de los paí­ses de la Or­ga­ni­za­ción pa­ra la Coope­ra­ción y el Desa­rro­llo Eco­nó­mi­cos (OCDE). Tres años des­pués, en 2017, es­ta ci­fra subió a 35.6%, re­ve­lan da­tos de la Aso­cia­ción de Ban­cos de Mé­xi­co (ABM).

“Se tra­ta del ni­vel más al­to en la his­to­ria del país. Es­ta ci­fra su­peró el an­te­rior má­xi­mo his­tó­ri­co, que da­ta de 1971, cuan­do al­can­zó 34.1% des­pués del pe­rio­do co­no­ci­do co­mo ‘desa­rro­llo es­ta­bi­li­za­dor’”, di­ce Mar­cos Mar­tí­nez Ga­vi­ca, pre­si­den­te de la ABM.

Pa­ra di­ciem­bre de es­te año, cuan­do ter­mi­ne la ad­mi­nis­tra­ción de Pe­ña Nie­to, “se pre­vé que la in­clu­sión lle­gue a en­tre 37% y 38% del PIB”, de acuer­do con Ri­car­do Del­fín, so­cio Lí­der de Au­di­to­ria en Ser­vi­cios Fi­nan­cie­ros de la con­sul­to­ra KPMG Mé­xi­co.

Los ob­je­ti­vos que plan­tea la Ley de Re­for­ma Fi­nan­cie­ra, que se pu­bli­có y en­tró en vi­gor el 10 de enero de 2014, son in­cre­men­tar la com­pe­ten­cia; fo­men­tar el cré­di­to a tra­vés de la ban­ca de desa­rro­llo; am­pliar el fi­nan­cia­mien­to por me­dio de ins­ti­tu­cio­nes ban­ca­rias pri­va­das; man­te­ner un sis­te­ma só­li­do y pru­den­te, y ha­cer más efi­ca­ces a las au­to­ri­da­des en la ma­te­ria.

“Gra­cias a la re­for­ma, más per­so­nas, em­pre­sas y sec­to­res eco­nó­mi­cos tie­nen ac­ce­so al fi­nan­cia­mien­to, en un en­torno de ma­yor com­pe­ten­cia y, por tan­to, con me­jo­res con­di­cio­nes cre­di­ti­cias”, ase­gu­ra el Sex­to In­for­me de Go­bierno de Pe­ña Nie­to.

El do­cu­men­to re­fie­re que de di­ciem­bre de 2012 a ju­nio de es­te año, la car­te­ra de cré­di­to to­tal de la ban­ca múl­ti­ple al sec­tor pri­va­do au­men­tó de 13.5% a 21.2% del PIB, con un in­cre­men­to en el fi­nan­cia­mien­to a em­pre­sas ( 57%), vi­vien­da ( 30%) y con­su­mo ( 25%).

Los re­sul­ta­dos fue­ron po­si­ti­vos, pe­ro hay desafíos, re­co­no­ce Mar­tí­nez Ga­vi­ca, quien tam­bién es pre­si­den­te del Con­se­jo de Ad­mi­nis­tra­ción de Gru­po Fi­nan­cie­ro Santander.

De acuer­do con la ABM, en el pri­mer se­mes­tre del año, la car­te­ra de cré­di­to de la ban­ca en Mé­xi­co cre­ció 11.6%, con lo cual al­can­zó 17 años de cre­ci­mien­to sos­te­ni­do, es de­cir, el ci­clo po­si­ti­vo más lar­go de la his­to­ria.

“He­mos al­can­za­do una ma­du­rez co­mo sis­te­ma que se acre­di­ta en los 17 años de cre­ci­mien­to con­ti­nuo, pe­rio­do en que se han su­pe­ra­do even­tos crí­ti­cos del ex­te­rior, tran­si­cio­nes in­ter­nas e in­clu­so el arri­bo de nue­vas tec­no­lo­gías y re­gu­la­cio­nes”, di­ce el lí­der de los ban­que­ros.

El Re­por­te so­bre el sis­te­ma fi­nan­cie­ro, que pre­sen­tó el Ban­co de Mé­xi­co (Ban­xi­co) du­ran­te los úl­ti­mos días de oc­tu­bre, ase­gu­ra que es­te es só­li­do y es­ta­ble, de­bi­do a que en los úl­ti­mos 20 años cre­ció so­bre ba­ses só­li­das, en par­ti­cu­lar con una me­jo­ra pro­gre­si­va en los temas de re­gu­la­ción y su­per­vi­sión.

La ban­ca múl­ti­ple, con­for­ma­da por 50 ins­ti­tu­cio­nes, no so­lo cuen­ta con ni­ve­les ele­va­dos de sol­ven­cia, tam­bién dis­po­ne de una bue­na ca­pa­ci­dad pa­ra ge­ne­rar in­gre­sos y su ries­go de cré­di­to se ha man­te­ni­do re­la­ti­va­men­te es­ta­ble, men­cio­na Ale­jan­dro Díaz de León, go­ber­na­dor del ban­co cen­tral.

Se­gún el in­for­me de go­bierno, has­ta ju­nio, la ban­ca múl­ti­ple te­nía un Ín­di­ce de Ca­pi­ta­li­za­ción de 15.9% de los ac­ti­vos pon­de­ra­dos por ries­go, una ci­fra su­pe­rior a la de Es­ta­dos Uni­dos ( 14.5%), Ca­na­dá ( 14.6%), el pro­me­dio de los BRICS — Bra­sil, Ru­sia, In­dia, Chi­na y Su­dá­fri­ca— ( 15.1%) y el es­tán­dar in­ter­na­cio­nal de

Ba­si­lea III (10.5%). Ade­más, de di­ciem­bre de 2013 a ju­nio de 2018, el Ín­di­ce de Morosidad de la ban­ca múl­ti­ple ba­jó de 3.4% a 2.2%.

Sin em­bar­go, el re­por­te del Ban­co de Mé­xi­co ad­vier­te que el en­torno de ma­yor in­cer­ti­dum­bre y vo­la­ti­li­dad que se pre­sen­tó en los mer­ca­dos fi­nan­cie­ros, prin­ci­pal­men­te en las ta­sas de in­te­rés y el ti­po de cam­bio, pro­vo­có que se in­cre­men­ta­ra el ries­go de mer­ca­do pa­ra las ins­ti­tu­cio­nes ban­ca­rias.

In­clu­sión, un desafío

Pe­se a la es­ta­bi­li­dad y so­li­dez que pre­sen­ta la ban­ca, hay al­gu­nos re­tos que de­be aten­der pa­ra ban­ca­ri­zar a más per­so­nas en el país.

A ju­nio de 2017 (úl­ti­mo da­to dis­po­ni­ble), 22 de ca­da 100 mu­ni­ci­pios ca­re­cían de ac­ce­so al sis­te­ma fi­nan­cie­ro, es de­cir, 549 ayun­ta­mien­tos. En es­tos ha­bi­ta 1.6% de la po­bla­ción adul­ta en Mé­xi­co, se­gún re­ve­ló la no­ve­na edi­ción del Re­por­te Na­cio­nal de In­clu­sión Fi­nan­cie­ra, que ela­bo­ró la Co­mi­sión Na­cio­nal Ban­ca­ria y de Va­lo­res (CNBV).

Es­to sig­ni­fi­ca que en es­tas lo­ca­li­da­des no se te­nía una su­cur­sal ban­ca­ria, un co­mi­sio­nis­ta, un ca­je­ro au­to­má­ti­co o una Ter­mi­nal Pun­to de Ven­ta pa­ra rea­li­zar ope­ra­cio­nes ban­ca­rias bá­si­cas.

De acuer­do con la CNBV, en Mé­xi­co se con­si­de­ran tres in­di­ca­do­res pa­ra me­dir la in­clu­sión fi­nan­cie­ra: el nú­me­ro de pun­tos de ac­ce­so por ca­da 10,000 adul­tos; el por­cen­ta­je de mu­ni­ci­pios que cuen­ta con, al me­nos, un pun­to de ac­ce­so a los ser­vi­cios fi­nan­cie­ros, y el por­cen­ta­je de la po­bla­ción adul­ta con, al me­nos, un pun­to de ac­ce­so.

De ju­nio de 2016 a ju­nio de 2017, el in­di­ca­dor de pun­tos de ac­ce­so cre­ció de 11.5 a 12 por ca­da 10,000 adul­tos.

El por­cen­ta­je de mu­ni­ci­pios con al me­nos un pun­to de ac­ce­so avan­zó de 72 a 73%, y el de adul­tos que ha­bi­tan en mu­ni­ci­pios con al me­nos un pun­to de ac­ce­so per­ma­ne­ció en 98%, de­ta­lla el Re­por­te Na­cio­nal de In­clu­sión

Fi­nan­cie­ra de Ban­xi­co.

Ci­ber­se­gu­ri­dad, otro re­to

Las ins­ti­tu­cio­nes ban­ca­rias y no ban­ca­rias tam­bién se en­fren­tan al ci­ber­cri­men, que se ha con­ver­ti­do en “un do­lor de ca­be­za” pa­ra el sec­tor fi­nan­cie­ro, di­ce Héc­tor Blas Gri­si Che­ca, pre­si­den­te eje­cu­ti­vo y di­rec­tor ge­ne­ral de Gru­po Fi­nan­cie­ro Santander Mé­xi­co.

Mé­xi­co es el quin­to país más sus­cep­ti­ble de ser ata­ca­do por ci­ber­de­lin­cuen­tes y el se­gun­do en Amé­ri­ca La­ti­na, de acuer­do con la fir­ma de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes y se­gu­ri­dad Mer Group.

En lo que va del año, di­ver­sas ins­ti­tu­cio­nes fi­nan­cie­ras fue­ron blan­co de ata­ques. En enero, Ban­co­mext es­tu­vo a pun­to de per­der 110 mi­llo­nes de dó­la­res ( mdd). Se­gún un re­por­te pre­sen­ta­do por la fir­ma es­ta­dou­ni­den­se Fi­reE­ye, el in­ten­to de gol­pe fue per­pe­tra­do por un gru­po co­reano co­no­ci­do co­mo APT38, cu­yo mo­dus

ope­ran­di pu­do ser de­tec­ta­do a tiem­po. En­tre abril y ma­yo, cin­co ins­ti­tu­cio­nes (In­bur­sa, Ba­nor­te, Ban­jer­ci­to, la ca­ja de aho­rro Las Huas­te­cas y la Ca­sa de Bol­sa Kus­pit) su­frie­ron ata­ques ci­ber­né­ti­cos, un su­ce­so que ge­ne­ró pér­di­das por 300 mi­llo­nes de pe­sos (mdp) se­gún el go­ber­na­dor de Ban­xi­co.

En ju­lio, la pla­ta­for­ma de in­ter­cam­bio de mo­ne­das vir­tua­les, Bit­coin, in­for­mó que tam­bién fue ata­ca­da por es­te fe­nó­meno, sin re­gis­trar pér­di­das. En días pa­sa­dos, la ase­gu­ra­do­ra AXA re­co­no­ció una afec­ta­ción si­mi­lar, por lo cual, las au­to­ri­da­des le­van­ta­ron una aler­ta ro­ja a los par­ti­ci­pan­tes del Sis­te­ma de Pa­gos Elec­tró­ni­cos In­ter­ban­ca­rios (SPEI). La em­pre­sa no dió a co­no­cer el mon­to de las pér­di­das, pe­ro se­gún fuen­tes, po­drían ser de en­tre 45 y 55 mdp.

La com­pe­ten­cia

Las Fin­tech bus­can ofre­cer al­gu­nos de los ser­vi­cios que ofer­ta la ban­ca tra­di­cio­nal, pe­ro a un me­nor pre­cio. An­te su cre­ci­mien­to ex­po­nen­cial, el sec­tor ban­ca­rio ve a es­tas em­pre­sas de in­no­va­ción co­mo un desafío pa­ra su ope­ra­ción.

En Mé­xi­co hay 238 Fin­tech, lo cual po­si­cio­na al país co­mo el eco­sis­te­ma más gran­de de Amé­ri­ca La­ti­na, in­clu­so por arri­ba de Bra­sil, que tie­ne 230, se­gún el Radar Fin­no­vis­ta.

El va­lor tran­sac­cio­nal de las em­pre­sas fi­nan­cie­ras con ba­se tec­no­ló­gi­ca cre­ce­rá 17% en pro­me­dio anual du­ran­te los pró­xi­mos cin­co años en Mé­xi­co, pa­ra su­mar 68,201 mdd en 2022, se­gún el Re­por­te Na­cio­nal de In­clu­sión Fi­nan­cie­ra.

La evo­lu­ción de es­tas em­pre­sas lle­vó a apro­bar la Ley Fin­tech es­te año. Ha­ce unas se­ma­nas, la Se­cre­ta­ría de Ha­cien­da, el Ban­co de Mé­xi­co y la CNBV emi­tie­ron las pri­me­ras re­glas se­cun­da­rias pa­ra re­gu­lar a es­ta in­dus­tria, las cua­les se en­fo­ca­ron en la pre­ven­ción del la­va­do de di­ne­ro. Aún así, fal­tan di­ver­sas nor­mas pa­ra com­ple­men­tar es­te pro­ce­so, que bus­ca ma­yor com­pe­ten­cia en pro del con­su­mi­dor.

La ban­ca en Mé­xi­co es­tá só­li­da y bien ca­pi­ta­li­za­da, es sol­ven­te y tie­ne un ín­di­ce de morosidad con­tro­la­do, lo cual con­tri­bu­yó a te­ner una ma­yor in­clu­sión fi­nan­cie­ra me­dian­te un ma­yor cré­di­to. Sin em­bar­go, tie­ne re­tos por en­fren­tar, co­mo ace­le­rar la ban­ca­ri­za­ción pa­ra lle­gar a la pe­ne­tra­ción del fi­nan­cia­mien­to de 40% del PIB, la pro­me­sa de es­ta ad­mi­nis­tra­ción.

“He­mos al­can­za­do una ma­du­rez que se acre­di­ta en los 17 años de cre­ci­mien­to, pe­rio­do en el que han arri­ba­do nue­vas tec­no­lo­gías y re­gu­la­cio­nes”.

Mar­cos Mar­tí­nez Ga­vi­ca, pre­si­den­te de la ABM.

Re­sul­ta­dos po­si­ti­vos. Ale­jan­dro Díaz de León, go­ber­na­dor de Ban­xi­co, ad­vier­te que la in­cer­ti­dum­bre y vo­la­ti­li­dad en los mer­ca­dos, in­cre­men­ta el ries­go pa­ra los ban­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.