In­ter­nas del Tu­te­lar de Me­no­res protestan por su­pues­tos abu­sos

Di­ver­sas fuer­zas de se­gu­ri­dad se mo­vi­li­zan an­te los co­na­tos de dis­tur­bio al in­te­rior

Milenio Monterrey - - Metrópoli - Eduar­do Men­die­ta/

Un gru­po de in­ter­nas del Tu­te­lar Fe­me­nil de Me­no­res pro­tes­tó por su­pues­tas res­tric­cio­nes en el uso del te­lé­fono, pre­po­ten­cia de una su­per­vi­so­ra y la fal­ta de me­di­ca­men­tos.

Las pro­tes­tas fue­ron ca­li­fi­ca­das co­mo un in­ten­to de motín y desató la mo­vi­li­za­ción de pa­tru­llas de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca y Fuer­za Ins­ti­tu­cio­nal del Es­ta­do, así co­mo de ele­men­tos mu­ni­ci­pa­les y de Pro­tec­ción Ci­vil de Mon­te­rrey.

Des­de las 12:00 de es­te miér­co­les, un gru­po de in­ter­nas del Cen­tro de Reha­bi­li­ta­ción Ado­les­cen­te, ubi­ca­do so­bre ave­ni­da Cons­ti­tu­yen­tes de Nue­vo León gri­ta­ron con­sig­nas con­tra una per­so­na lla­ma­da Ra­quel, iden­ti­fi­ca­da co­mo su­per­vi­so­ra de ce­la­do­ras.

Fa­mi­lia­res de al­gu­nas de ellas in­di­ca­ron que el tra­to y pre­po­ten­cia de esa per­so­na lle­va­ron a las re­clu­sas a pro­tes­tar a gri­tos por res­trin­gir los te­lé­fo­nos y lla­ma­das a fa­mi­lia­res así co­mo por la fal­ta de me­di­ci­nas.

Tras la mo­vi­li­za­ción poli­cia­ca, só­lo que­da­ron tres pa­tru­llas res­guar­dan­do las ins­ta­la­cio­nes en la ave­ni­da Cons­ti­tu­yen­tes de Nue­vo León y Mi­guel Ale­mán.

Fa­mi­lia­res de las in­ter­nas acu­die­ron a pre­gun­tar lo que pa­sa­ba, pe­ro ex­pli­ca­ron la pre­po­ten­cia con que se les tra­ta a sus pa­rien­tes re­clui­das. “(Al in­te­rior) hay mu­chas en­fer­mas y no les po­nen aten­ción, el mé­di­co no las atien­de. Has­ta que no fui a ha­blar a De­re­chos Hu­ma­nos, me la lle­va­ron (a re­vi­sar). No so­lo es la cues­tión de los te­lé­fo­nos” se­ña­ló una mu­jer que se acer­có a las pro­xi­mi­da­des del lu­gar. “Unos gri­ta­ron que las que­rían ma­tar, no sa­be­mos qué pa­só, di­cen que no quie­ren a Ra­quel, que es la en­car­ga­da de la po­li­cías y las ce­la­do­ras ahí aden­tro, ya fui a De­re­chos Hu­ma­nos por­que no les ha­cía ca­so, por pre­po­ten­cia, yo ten­go una hi­ja”, di­jo una mu­jer que ha­bi­ta en el mu­ni­ci­pio de

Au­to­ri­da­des ca­li­fi­ca­ron la ma­ni­fes­ta­ción co­mo un in­ten­to de motín de las in­ter­nas Las me­no­res lan­za­ron con­sig­nas en con­tra de una su­per­vi­so­ra de ce­la­do­ras

San Ni­co­lás de los Gar­za.

Otra fa­mi­liar, que tie­ne a su hi­ja re­clui­da en es­te cen­tro fe­me­nil de readap­ta­ción, re­si­den­te de Cié­ne­ga de Flo­res, afir­mó que ni si­quie­ra cuen­tan con las me­di­ci­nas ne­ce­sa­rias, por lo que op­ta por traér­se­las del Se­gu­ro So­cial. “(Que­re­mos) que se les per­mi­ta ac­ce­so a los te­lé­fo­nos cuan­do se pon­gan mal de sa­lud, que ha­ya mé­di­cos, por­que no hay, y que ha­ya me­di­ci­nas, por­que yo les trai­go me­di­ci­nas del Se­gu­ro por­que mi hi­ja pa­de­ce de he­mo­rra­gias, tie­ne un mio­ma en la ma­triz, ha­ce ra­to me hi­cie­ron ca­so por­que fui a De­re­chos Hu­ma­nos. “Tie­ne ocho me­ses aquí re­clui­da des­de que tra­je­ron a los fa­mi­lia­res, son pu­ras mu­je­res, creo que va ha­ber un tras­la­do de seis per­so­nas, y di­cen que si se ha­cía ese tras­la­do se iba a ha­cer un motín”, co­men­tó la ma­dre de la re­clu­sa que pre­fi­rió omi­tir su nom­bre.

RO­BER­TO ALA­NÍS

Fa­mi­lia­res de las jó­ve­nes se acer­ca­ron al lu­gar pa­ra sa­ber de la si­tua­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.