“Par­ti­dos se acu­san de to­do”, cri­ti­ca Mar­ván

Milenio Monterrey - - Metrópoli - Or­lan­do Mal­do­na­do/ La es­pe­cia­lis­ta dic­tó una con­fe­ren­cia en el Tec­no­ló­gi­co de Mon­te­rrey. La ex con­se­je­ra del INE exi­gió res­pon­sa­bi­li­dad a los ins­ti­tu­tos.

l triun­fo del can­di­da­to “in­de­pen­dien­te” des­per­tó mu­chas ex­pec­ta­ti­vas. Jai­me Rodríguez Cal­de­rón era el pri­me­ro en la his­to­ria que triun­fa­ba en una elec­ción es­ta­tal. Ha­bía ro­to el mo­no­po­lio de los par­ti­dos y po­dría ser­vir de ejem­plo pa­ra las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les. Co­lo­ca­ba a Nue­vo León a la van­guar­dia po­lí­ti­ca na­cio­nal. Ha­bía mo­ti­vos su­fi­cien­tes pa­ra pre­su­mir.

Al­gu­nos se sen­tían or­gu­llo­sos. Le qui­tó lo in­vic­to a la se­na­do­ra Ál­va­rez, su­pues­ta­men­te la más po­pu­lar de los po­lí­ti­cos del es­ta­do. Sa­cu­dió a los di­ri­gen­tes de los par­ti­dos: lle­gó a la gu­ber­na­tu­ra un can­di­da­to sin par­ti­do, aun­que era difícil bo­rrar sus ex­pe­rien­cias priis­tas des­pués de una mi­li­tan­cia de más de 30 años, so­bre to­do su per­fil con­tes­ta­ta­rio y las ma­ñas de “ope­ra­dor” elec­to­ral.

Lla­mó la aten­ción que, des­de el anun­cio de su triun­fo elec­to­ral, El Bron­co tu­vie­ra la au­da­cia de in­cor­po­rar­se a la lu­cha por la su­ce­sión pre­si­den­cial, en el 2018. Con la mis­ma au­to­su­fi­cien­cia se pre­sen­tó en un de­ba­te de la FIL de Gua­da­la­ja­ra pa­ra pro­mo­ver su po­si­ble can­di­da­tu­ra:“ni le ti­ro ni quie­ro ser, de­cía, pe­ro si la gen­te en el país me pide que com­pi­ta, sí voy a com­pe­tir”.

Po­co des­pués tu­vo una reunión con otros in­de­pen­dien­tes co­mo Man­ce­ra, Ga­bino Cué, En­ri­que Al­fa­roy Jor­ge Cas­ta­ñe­da. Di­jo: “Mé­xi­co ne­ce­si­ta que “to­me­mos el to­ro por los cuer­nos, yo no le sa­co a ese te­ma”. Tam­bién se pro­mo­cio­nó el 6 de no­viem­bre, al par­ti­ci­par en el Fo­ro Mar­ke­ting so­bre cam­pa­ñas po­lí­ti­cas.

Ro­ge­lio Sa­da, un res­pe­ta­do po­lí­ti­co, con­si­de­ra­ba que lo su­ce­di­do en Nue­vo León era una res­pues­ta “de­ri­va­da del har­taz­go por la enor­me co­rrup­ción que es­tá ope­ran­do”. Eduar­do Gar­za T Junco, de Cain­tra, ade­más de es­pe­rar que se pu­sie­ra en mar­cha una po­lí­ti­ca in­dus­trial pa­ra Nue­vo León, ex­pli­ca­ba que el triun­fo ha­bla­ba “del de­seo re­for­za­do de la par­ti­ci­pa­ción ciu­da­da­na.” Jo­sé Ma­rio Gó­mez so­li­ci­ta­ba que cum­plie­ra los com­pro­mi­sos que hi­zo en la cam­pa­ña: “Man­te­ner el diá­lo­go, in­te­grar un ga­bi­ne­te con los me­jo­res hom­bres y mu­je­res”. Gil­ber­to Vi­lla­rreal Guz­mán, pre­si­den­te de la Ca­na­co, se­ña­la­ba que los re­sul­ta­dos de­mos­tra­ron que los nue­vo­leo­ne­ses que­rían un cam­bio en la for­ma de go­ber­nar.

Ge­rar­do Gutiérrez Can­dia­ni, del Con­se­jo Coor­di­na­dor Em­pre­sa­rial, afir­ma­ba que las can­di­da­tu­ras in­de­pen­dien­tes se re­ve­la­ban co­mo “una op­ción le­gí­ti­ma y va­lio­sa fren­te a los par­ti­dos po­lí­ti­cos”. Emi­lio Cor­de­ro, de In­dex, preo­cu­pa­do por la in­dus­tria ma­qui­la­do­ra, se pro­nun­cia­ba en fa­vor de apo­yos a la in­dus­tria. Marco Tu­lio Val­dés, de la Unión Re­gio­mon­ta­na de Trans­por­tis­tas, es­ta­ba tras me­xi­ca­nos que so­li­ci­ta­ban re­du­cir de las ta­ri­fas en el pe­ri­fé­ri­co y te­ner cos­tos lo­gís­ti­cos más com­pe­ti­ti­vos. Los res­tau­ran­te­ros, por su par­te, en­tre­ga­ron un plie­go pe­ti­to­rio so­li­ci­tan­do la re­duc­ción de trá­mi­tes a la mi­tad.

En un alar­de de ma­du­rez cí­vi­ca y dis­ci­pli­na par­ti­dis­ta, un gru­po de dis­tin­gui­dos priis­tas, con ros­tros que re­fle­ja­ban cual­quier co­sa me­nos la de­rro­ta, aca­tó la exi­gen­cia de la can­di­da­ta de la coa­li­ción en el sen­ti­do de que na­die se de­cla­ra­ra ga­na­dor has­ta que se die­ran a co­no­cer los re­sul­ta­dos ofi­cia­les. So­li­da­rios has­ta el fi­nal es­tu­vie­ron Il­de­fon­so Gua­jar­do, Héc­tor Gutiérrez, Mar­ce­la Gue­rra y Eduar­do Bai­ley. “Por en­ci­ma del in­te­rés personal, es­tá el bie­nes­tar de la gen­te de Nue­vo León”, de­cía Ivonne al acep­tar el triun­fo de El Bron­co, de quien deseó que hi­cie­ra “el me­jor go­bierno que me­re­ce nues­tra en­ti­dad.”

Por la par­te pa­nis­ta, el can­di­da­to Fe­li­pe de Je­sús Can­tús sa­bía que los re­sul­ta­dos no le fa­vo­re­cían. “Lu­ché por un cam­bio”, ase­gu­ra­ba, “a ve­ces se pa­gan fac­tu­ras aje­nas”. La acep­ta­ción de la de­rro­ta que­dó im­plí­ci­ta en el anun­cio de triun­fos elec­to­ra­les en los mu­ni­ci­pios san­tos: Pe­dro, Ca­ta­ri­na y Ni­co­lás.

El 8 de ju­nio de 2015 se anun­ció el triun­fo de Jai­me Rodríguez Cal­de­rón, can­di­da­to in­de­pen­dien­te a la gu­ber­na­tu­ra, con 48.864% de los vo­tos, de acuer­do con el Si­pre. De in­me­dia­to re­ci­bi­ría las fe­li­ci­ta­cio­nes del pre­si­den­te Peña Nie­to, del ex go­ber­na­dor Me­di­na de la Cruz, de los or­ga­nis­mos em­pre­sa­ria­les y de los can­di­da­tos de­rro­ta­dos que le desea­ron bue­na suer­te.

Ex­trac­tos del ca­pí­tu­lo so­bre el go­bierno de Jai­me Rodríguez Cal­de­rón, del li­bro Los Go­ber­na­do­res de Nue­vo León, del Rei­na­do al Es­ta­do (1597 – 2017), pró­xi­mo a apa­re­cer en las edi­cio­nes de la UANL. PRI­ME­RA PAR­TE. De­re­chos­po­lí­ti­cos­de­las­mu­je­res: ela­rri­bo­deMé­xi­coa­la­pa­ri­dad, a los alum­nos del Tec de Mon­te­rrey, la tam­bién con­se­je­ra de la Co­mi­sión Es­ta­tal Elec­to­ral (CEE) des­cri­bió ejem­plos de có­mo los par­ti­dos po­lí­ti­cos no cum­plen con el te­ma de la pa­ri­dad.

“La fi­lo­so­fía de lo que es­tá de­trás de la pa­ri­dad lo que di­ce es que hom­bres y mu­je­res lle­ga­mos a es­te mun­do en dos pa­que­tes di­fe­ren­tes, inexo­ra­ble­men­te di­fe­ren­tes, y que no hay re­pre­sen­ta­ción po­si­ble si no es­ta­mos pre­sen­tes en los ór­ga­nos de go­bierno en la mis­ma pro­por­ción de có­mo lle­ga­mos a es­te mun­do: mi­tad mu­je­res, mi­tad hom­bres. “Tam­bién a la pa­ri­dad le ha­lla­ron el có­mo no cum­plir­la, por ejem­plo, lo que ha­cen (los par­ti­dos), es más, soy par­te de la ma­fia, por lla­mar­lo así, que per­mi­tió que eso así ocu­rrie­ra, por­que en es­to hay que ir cons­tru­yen­do acuerdos po­lí­ti­cos, por ejem­plo, los Ayun­ta­mien­tos di­je­ron: ‘¡Sí, mi­tad y mi­tad, pe­ro yo ya le pro­me­tí a don Cho­ni­to la re­gi­du­ría cin­co y có­mo le voy a de­cir que va ser el re­gi­dor nú­me­ro seis!’”, ex­pli­có la con­se­je­ra de la CEE.

Dieck cri­ti­có ade­más que sea

La ex con­se­je­ra del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal Elec­to­ral (INE), Ma­ría Mar­ván La­bor­de, aler­tó por la gue­rra en­tre los par­ti­dos po­lí­ti­cos en los tri­bu­na­les por la pro­mo­ción en me­dios. Por ello, pi­dió a los ins­ti­tu­tos po­lí­ti­cos ac­tuar con res­pon­sa­bi­li­dad en el pro­ce­so elec­to­ral del 2018.

Tras im­par­tir la con­fe­ren­cia “Pa­no­ra­mas del Sis­te­ma Elec­to­ral ha­cia el 2018” en la Fe­ria In­ter­na­cio­nal del Li­bro, la tam­bién coor­di­na­do­ra del área de De­re­cho Elec­to­ral del Ins­ti­tu­to de In­ves­ti­ga­cio­nes Ju­rí­di­cas de la UNAM, cri­ti­có que años atrás los par­ti­dos po­lí­ti­cos “sean tan cí­ni­cos” pa­ra de­nun­ciar­se la pro­pia mu­jer la que for­mu­le sus pro­pios “com­ple­jos” y es­to le im­pi­da par­ti­ci­par en la vi­da po­lí­ti­ca del es­ta­do. In­clu­si­ve des­ta­có ese es uno de los pro­ble­mas más gra­ves y que pro­vo­ca la po­ca par­ti­ci­pa­ción de es­te sec­tor de la po­bla­ción. “La in­vi­ta­ción es muy sen­ci­lla: Apos­te­mos a re­ven­tar de una vez mu­tua­men­te por las mis­mas ile­ga­li­da­des. “Tris­te­men­te ni las au­to­ri­da­des por to­das ese glo­bo de pre­jui­cios con el que nos asus­ta­mos so­los y nos asus­ta­mos so­las, y lo­gre­mos el fin útil y ma­te­rial de la ley que es la re­pre­sen­ta­ción pa­ri­ta­ria de las mu­je­res en los ór­ga­nos de re­pre­sen­ta­ción del Es­ta­do me­xi­cano”, con­clu­yó.

El Con­gre­so apro­bó en la Ley Elec­to­ral que de los 51 mu­ni­ci­pios en Nue­vo León, los par­ti­dos de­be­rán de­sig­nar a 26 mu­je­res pa­ra al­cal­días y a 25 hom­bres pa­ra cum­plir con la pa­ri­dad.

No obs­tan­te, hu­bo po­lé­mi­ca por­que, al ser úni­ca­men­te por can­ti­dad de mu­ni­ci­pios y no de po­bla­ción, se pre­su­po­ne que en los ayun­ta­mien­tos me­tro­po­li­ta­nos po­drían pos­tu­lar a pu­ros hom­bres. ad­mi­nis­tra­ti­vas ni los tri­bu­na­les se atre­ven a de­se­char que­jas por frí­vo­las, y creo que eso nos es­tá ha­cien­do mu­chí­si­mo da­ño en la po­lí­ti­ca, por­que lo que es­ta­mos vien­do de ma­ne­ra cons­tan­te es que to­dos los días un par­ti­do lle­va al INE una que­ja di­cien­do: ‘¡El par­ti­do del fren­te es un tram­po­so!’, y el par­ti­do del fren­te ha­ce lo mis­mo, son tan cí­ni­cos nues­tros par­ti­dos que le lla­man pa­gar­les la cortesía. “Lo que ha­cen es ge­ne­rar en el pú­bli­co una sen­sa­ción, pri­me­ro de que la au­to­ri­dad elec­to­ral no sir­ve y no pue­de con­tro­lar a los par­ti­dos, y se­gun­do, que en reali­dad no es­ta­mos cons­tru­yen­do una de­mo­cra­cia, la irres­pon­sa­bi­li­dad que es­to tie­ne es, pa­ra mí, una de las gran­des preo­cu­pa­cio­nes pa­ra el 2018”, di­jo.

En te­mas de fi­nan­cia­mien­to pú­bli­co, se mos­tró a fa­vor de la re­duc­ción del re­cur­so a los par­ti­dos po­lí­ti­cos y se mos­tró en con­tra de que lo qui­ten en su to­ta­li­dad.

RO­BER­TO ALA­NÍS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.