Re­des so­cia­les no son fac­tor de in­fi­de­li­dad, ad­vier­te Yar­to

Milenio Monterrey - - El tema - Adín Cas­ti­llo/ Las pa­re­jas res­pon­sa­bi­li­zan a las re­des de sus pro­ble­mas.

Aun­que in­clu­yó a las re­des so­cia­les y nue­vas tec­no­lo­gías co­mo un fac­tor pa­ra el in­cre­men­to en el ín­di­ce de di­vor­cios, el pro­fe­sor in­ves­ti­ga­dor de la U-ERRE, Ma­nuel Yar­to, di­jo que es­to no es un fac­tor de­ter­mi­nan­te, y atri­bu­yó el pro­ble­ma de raíz a un cam­bio en la for­ma de ver a las per­so­nas y al amor.

El ca­te­drá­ti­co di­jo que no se pue­de sa­ta­ni­zar a las re­des so­cia­les res­pon­sa­bi­li­zán­do­las com­ple­ta­men­te de los pro­ble­mas de pa­re­ja, pues exis­ten más asun­tos de fon­do que pro­vo­can es­tas si­tua­cio­nes. “Las re­des es­tán sir­vien­do co­mo ins­tru­men­to pe­ro no son el fac­tor,

“La gen­te con­si­de­ra más fá­cil en­ga­ñar, pe­ro en la red se de­jan mu­chos ras­tros”, ase­gu­ra

el fac­tor del di­vor­cio tie­ne que ver con cues­tio­nes más del fin del amor... ya no ve­mos al otro co­mo per­so­na sino co­mo ob­je­to, en­ton­ces al ver­lo co­mo ob­je­to, to­do es con­su­mo, lo uso y lo ti­ro, por eso las re­la­cio­nes son ca­da vez más frá­gi­les”, di­jo.

Sin em­bar­go, ex­pli­có que las re­des so­cia­les per­mi­ten, por ejem­plo, un ano­ni­ma­to que fa­ci­li­ta a las per­so­nas la in­fi­de­li­dad. Sin em­bar­go, las per­so­nas creen

Las nue­vas tec­no­lo­gías fun­cio­nan pa­ra que las per­so­nas en­cuen­tren una pa­re­ja

te­ner con­trol de la in­for­ma­ción que uti­li­zan en in­ter­net y fa­ci­li­tan que se les des­cu­bra. “La gen­te con­si­de­ra más fá­cil en­ga­ñar, pe­ro la reali­dad es que en la red de­jas mu­chos res­tos de in­for­ma­ción, que po­dría pa­ra un experto ser muy fá­cil sa­ber si es­tá sien­do in­fiel o si eres un adúl­te­ro”, ex­pli­có.

Con­si­de­ró que an­tes de las re­des so­cia­les exis­tían re­la­cio­nes más ho­nes­tas, pues aho­ra se ba­san más en uti­li­zar a la pa­re­ja, aun­que es­ta si­tua­ción no la atri­bu­yó a las re­des so­cia­les, si no a un ex­ce­si­vo nar­ci­sis­mo.

Por úl­ti­mo, re­sal­tó el he­cho de que las re­des so­cia­les tam­bién fun­cio­nan po­si­ti­va­men­te pa­ra que las per­so­nas en­cuen­tren una pa­re­ja es­ta­ble. “Te la pue­do vol­tear, gra­cias a la tec­no­lo­gía mu­chas per­so­nas aho­ra más fá­cil­men­te en­cuen­tran una re­la­ción real, por in­ter­net, yo co­noz­co gen­te que ha co­no­ci­do a su es­po­so, tie­ne tres hi­jos... in­sis­to, las tec­no­lo­gías son fac­tor pe­ro no son de­ter­mi­nan­tes en un in­cre­men­to de di­vor­cios”, di­jo.

ARCHIVO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.